Día Mundial

Consejos para prevenir el cáncer de mama

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, cuyo objetivo es la toma de conciencia de que cuanto más temprano se realiza el diagnóstico más posibilidades habrá de erradicar la enfermedad.
lunes, 19 de octubre de 2015 · 11:53
Existen dos métodos de detección precoz: el diagnóstico precoz o el conocimiento de los primeros signos y síntomas en la población sintomática, que sirven para facilitar el diagnóstico y el tratamiento temprano, y el cribado, es decir, la aplicación sistemática de pruebas de tamizaje en una población aparentemente asintomática. Su objetivo es detectar a las personas que presenten anomalías indicativas de cáncer.

El término "cáncer de mama" hace referencia a un tumor maligno que se ha desarrollado a partir de células mamarias. Generalmente, este tipo de cáncer se origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche, o en los conductos, que son las vías que transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón. Con menos frecuencia, el cáncer de mama puede originarse en los tejidos estromales, que incluyen a los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la mama.

Este tipo de cáncer es frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La incidencia de cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

La Argentina se encuentra dentro del rango de países con incidencia de cáncer media-alta, de acuerdo a las estimas realizadas por la IARC para el año 2012. Esta estimación corresponde a más de 100.000 casos nuevos de cáncer en ambos sexos por año, con porcentajes similares tanto en hombres como en mujeres. Dentro del país, Cuyo es la región que tiene el mayor porcentaje de mortalidad por cáncer de mama con un 24.1 %.

Con 19.386 de casos anuales en el país, el cáncer de mama supera a cualquier otro tipo de cáncer. En segundo lugar se encuentra el cáncer colorrectal con 6.321 de casos anuales, seguido por el cáncer cérvix, de pulmón, ovario y endometrio.

Existen estrategias de prevención que, aunque reducen en cierta medida el riesgo,  no pueden eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama que se dan en los países de ingresos bajos y medios, donde el diagnóstico del problema se hace en fases muy avanzadas. De ese modo, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia de esos casos sigue siendo la piedra angular del control del cáncer de mama.

Existen  dos métodos de detección precoz: el diagnóstico precoz o el conocimiento de los primeros signos y síntomas en la población sintomática, que sirven para facilitar el diagnóstico y el tratamiento temprano, y el cribado, es decir, la aplicación sistemática de pruebas de tamizaje en una población aparentemente asintomática. Su objetivo es detectar a las personas que presenten anomalías indicativas de cáncer.

Las mujeres con cáncer de mama pueden experimentar cambios o síntomas en las mamas, pero muchas mujeres no presentan ninguno de estos signos en el momento del diagnóstico. Los síntomas que se pueden presentar son el bulto o nódulo palpable, cambios en la textura o enrojecimiento de la piel de las mamas, cambios en la textura y forma del pezón y secreción o sangrado por pezón. 

El cáncer de mama es una de las principales enfermedades a erradicar. Por lo tanto, el 19 de octubre, el lazo rosa, símbolo característico de la lucha contra el cáncer de mama, se convertirá en protagonista en todo el mundo. 

Factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama:

·  La edad: la predisposición a enfermar aumenta con la edad, en especial después de los 50 años.

·   Antecedentes personales de cáncer de mama.

·    Antecedentes en la familia de mujeres que hayan tenido cáncer de mama u ovario.

·     Tratamiento con radioterapia dirigida al pecho.

·     Tratamiento con hormonas, como estrógeno y progesterona, luego de la menopausia.

·   Inicio de la menstruación a edad temprana o menopausia a edad tardía (después de los 55 años). 

·     Edad avanzada en el momento del primer parto (después de los 30 años) o nunca haber tenido hijos.

·     Obesidad.

·     Vida sedentaria

·     Tomar alcohol (más de 2 copas de vino por día o equivalente1 )

 

(Fuente: Prensa ministerio de Salud Pública) 

Comentarios