Entre los fierrors y la bodega

El rey del champagne

Con solo 26 años, Facundo Della Motta es piloto de automovilismo y empresario vitivinícola. Quien conquistó hace dos semanas el TC 2000 en el autódromo El Zonda es economista y, además, fabricante de champagne. Por Carla Acosta.
lunes, 04 de junio de 2012 · 21:17

No es un viñatero cualquiera. Es nada más y nada menos que Facundo Della Motta. El pibe que con sus 26 años de edad corrió y ganó la 4ta. fecha del TC2000 en el autódromo El Zonda-Eduardo Copello y quien actualmente corre en el Top Race Juniors y está tercero en el campeonato. Es el chico que supo esperar el mínimo error de Girolami para luego acelerar a fondo, llegar primero a la recta principal y, después de diez años, dejar a San Juan en lo más alto del podio en el TC2000. Toda una fiesta, no sólo para el automovilismo local sino para él y su familia. Ganó, lloró y festejó ¿con qué? Sí, con su exclusiva marca de champagne bajo el nombre “Della Motta”, elaborado en San Juan y distribuido en la provincia, Santa Fe y Córdoba. Un empresario de pura cepa.

Le va bien no sólo en el deporte sino también en su trabajo. Comenzó con los fierros a los 5 años de edad y de la mano del karting. Luego, a los 14 años, dejó la actividad tuerquera y se dedicó al rugby: jugó en San Juan Rugby Club e integró la Selección Sanjuanina de Rugby.  Mientras tanto conservaba su perfil de pibe humilde y estudioso que nació y se crió en Rivadavia.

Terminó la Secundaria y se instaló en Mendoza para estudiar Licenciatura en Economía, en la Universidad de Congreso. Al mismo tiempo se animó a jugar en un equipo mendocino, Los Tordos Rugby Club. Sin embargo, Facundo nunca dejó de extrañar el automovilismo, deporte que le interesó de la mano de su papá Fernando. 

Volvió a su viejo amor y al mismo tiempo estudiaba. Se consagró campeón de la Copa Megane en el 2008, marcando el principio de un camino soñado con los fierros. También, dos años después, se recibió de licenciado en Economía en Mendoza.

En el 2010 decidió volver a la provincia y radicarse definitivamente para disfrutar de su título universitario y hacerlo valer. Después de una charla con su familia, la cual también pertenecía al círculo de viñateros, el piloto le ofreció un proyecto: la creación de un espumante sanjuanino. “Cuando llegué a la provincia no sabía qué hacer, así que se me ocurrió crear un espumante, ya que mi familia tiene fincas y está relacionada a la actividad”, dijo Facundo.  Y así fue, el champagne  “Della Motta” salió a la calle y cubrió todas las expectativas.

El  piloto cuenta que ellos proporcionan la uva y otros sitios se encargan de su fabricación. Ricardo Valdez y Pablo Maturano son los enólogos de su espumante. Ese fue su comienzo  como empresario, ya que ahora el champagne tiene gran presencia en la provincia como así también en el resto del país.

Y va por más. Hace tres meses adquirió una finca: “Bodegas y viñedos Santa Eleonora”, ubicada en Santa Lucía. Dice que será una bodega boutique abierta al público, donde tendrá un salón de eventos y los vinos serán finos. Un empresario joven y exitoso. Además, deportista y ganador.

 El champagne está instalado en su vida no sólo por la actividad empresarial sino también porque cada vez que sube al podio festeja con él. Las dos veces que lo hizo con el Top Race Juniors este año festejó a lo grande. En primer lugar, en su victoria en el Autódromo de Oberá, por la tercera fecha, donde se consagró primero en la carrera; y luego en el Autódromo “Ciudad de Paraná”, donde se quedó con el segundo puesto.  Actualmente está tercero en la categoría con 51 puntos y se espera mucho más. En tanto que la primera plana de su vida como automovilista la dio hace dos semanas en el Autódromo el Zonda junto al TC2000. En la categoría telonera del Súper TC2000, Facundo dejó a todos boca abierta con su gran carrera. Consagrándose campeón de la cuarta fecha y dejando en claro que él da para más.
Si bien el automovilismo es costoso, con sus mañas como empresario y piloto es un pibe que seguro corre en la Fórmula 1.

Por Facebook lo idolatran
-Gonzalo Gutiérrez: “Felicitaciones Facu por lo hecho en Paraná. Ya sos abonado al podio”.
-Silvio Migani: “Felicitaciones, qué racha querido, no nos bajemos del podio este año, felicitaciones, Facu, que sigan los éxitos”.
-Daniel Cajas: “Bien Facu, humildad por sobre todas las cosas. Te felicito”.
-Julio Visca: “Ya tenemos nuestro ídolo con mayúsculas,  era de esperar. Tienes todas las condiciones, sencillez, tranquilidad y lo más importante: inteligencia te recontra felicito y disfrútalo mucho”.

La Vinotinto, fan del espumante
Durante la inauguración del Estadio del Bicentenario, el seleccionado de Venezuela llegó a San Juan para enfrentar al combinado argentino. Durante la estadía del equipo Vinotinto, su director técnico, César Farías, se quedó encantado con los champagnes Della Motta. Tan así, que volvió a Venezuela con tres cajas.

Comentarios