viernes 27 de enero 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Personajes sanjuaninos

Gachy Bianconi, la solidaridad sanjuanina hecha persona

La vida la golpeó muy duro, pero subida en una admirable resiliencia transformó ese dolor en energía para ayudar a los demás. Para dibujar sonrisas en los niños, su debilidad. La historia de una mujer, hija, esposa, madre y amiga que se llena el alma de alegría repartiendo felicidad

Por Jorge Balmaceda Bucci

Abraza con su voz y no hace falta sumar ni un minuto de charla para reconocer que es un ser de luz o la mismísima solidaridad hecha persona. Todos estos calificativos –y todos los que se puedan ocurrir en esa dirección- le sientan a la perfección a Graciela Bianconi (53), la gran Gachy Bianconi.

Es la creadora, responsable y principal entusiasta del grupo solidario ‘Unidos X Un Sueño, un proyecto que se encarga de aliviar un poco el camino de chicos y familias a los que la vida les convidó un plato de carencias, sazonado con necesidad y otras precariedades.

25 DE MAYO.jpg

El comienzo de la historia de este altruista proyecto hay que situarlo unos 5 años atrás, en el momento más doloroso de la vida de Gachy: le tocó afrontar el fallecimiento de seres muy queridos cuestión de meses.

El mazazo fue duro, pero apoyada en una envidiable resiliencia y en el amor y la complicidad de sus hijos Cristian (28) y Carlos (24) se propuso reengancharse a la vida a través de la felicidad que se puede generar ayudando a los demás: “Perdí a mi marido, mi mamá y mi hermano en muy poco tiempo; y sinceramente no sabía para dónde tomar. Sentía que me faltaban muchísimas cosas, pero un día me levanté y les dije a mis hijos que quería hacer un grupo solidario para ayudar a la gente y así nació todo”.

WhatsApp Image 2023-01-11 at 22.31.31.jpeg

“Gracias a Dios y la ayuda de la gente –por suerte en mi hermosa provincia hay mucha solidaridad- hemos podido hacer muchísimas cosas”, agregó esta vecina del Barrio Círculo Policial (Chimbas), primera sede de ‘Unidos X Un Sueño’ antes de trasladarse al Barrio Costanera V: “Ahí tenemos más lugar para reunirnos y almacenar lo que nos dona la gente para después repartir por distintos lugares de la Provincia”.

Lo mejor que tengo son mis hijos porque me siguen a todos lados. Somos tres terriblemente terribles. Somos re-unidos Lo mejor que tengo son mis hijos porque me siguen a todos lados. Somos tres terriblemente terribles. Somos re-unidos

La diminuta localidad caucetera de Las Talas fue la primera misión –así llaman a sus visitas solidarias- concretada con éxito. Después le siguieron cientos de expediciones reconfortantes en las que buscan cubrir, en la mayor medida posible, la necesidad de sus anfitriones.

Durante este viaje de ya más de un lustro, Gachy y sus cerca de 30 voluntarios habituales han visitado más de la mitad de los departamentos de San Juan, entregando –dependiendo de cada caso- mercadería, ropa, pañales, elementos de construcción, golosinas y hasta juguetes.

sdafas.jpg

“A nosotros no nos paró la pandemia. Por suerte ni a mis hijos, ni a nadie del grupo ni a mí nos dio Covid y por eso seguimos ayudando a la gente de la forma que se podía. Y para el terremoto hicimos una movida muy grande y contamos con la colaboración de mucha gente. Anduvimos por muchas partes donando muebles, mercaderías, ropa y hasta 200 panes caseros para las familias que peor lo pasaron”, recordó el ser de luz que se gana el sustento diario como empleada doméstica, sumando a ese ingreso lo que reúne del alquiler de unos castillitos y metegoles que tienen con sus hijos.

Para cerrar el 2022 hicimos más de 800 pancitos de Navidad para repartir en distintos puntos de la ciudad Para cerrar el 2022 hicimos más de 800 pancitos de Navidad para repartir en distintos puntos de la ciudad

Gachy sale todos los días a las 7:00 de la mañana y pega la vuelta doce horas después. Desde ahí y hasta que se cierran sus ojos deposita sus energías en orquestar nuevas misiones en función de las necesidades que les ha ido transmitiendo la gente a través de su cuenta en Facebook o su contacto de WhatsApp (2644 41-5307).

WhatsApp Image 2023-01-11 at 22.30.04.jpeg

“Me gusta pintar y caminar, pero mucho más me gusta dedicar el tiempo fuera de mi trabajo para ayudar a la gente, para echarle una mano al que la necesita a través del grupo. Mi debilidad son los niños, me encanta verlos reírse, disfrutar de un juguete, de una golosina, de lo que sea”, explicó este gran motor de buenas energías, quien aprovechó la charla para invitar a todas las personas a donar lo que puedan para su misión más inmediata: el martes o miércoles de la semana que viene (17 o 18 de enero) quieren concretar la visita de los Reyes Magos al Hospital Rawson, la cual fue postergada por sugerencia del personal del nosocomio.

No tengo grandes sueños. Se puede decir que mi sueño es la próxima misión No tengo grandes sueños. Se puede decir que mi sueño es la próxima misión

Hurgando en momentos de mayor cariño cosechados con el grupo, Gachy compartió uno que al repasarlo volvió a llenarle la voz de emoción: “Una vez una maestra de Rivadavia nos regaló un canasto lleno de ‘chinelitas’ y ‘ojotitas y se las llevamos a unos chicos que siempre andaban descalzos. A más de uno le quedaba grande o pequeña de más, pero estaban felices de tener que ponerse. Y en un momento se acercó una nena y me dijo ‘Te voy a querer toda la vida Graciela’. Ese tipo de demostraciones en lo que me llena el alma. Hay niños que te abrazan y te corretean para darte las gracias hasta que te pegás la vuelta. Ese amor es lo que me das todos los días las ganas de seguir”.

WhatsApp Image 2023-01-11 at 22.31.22.jpeg

“Cuando me voy a hacer una misión me gusta irme a la tarde y volver a última hora. Y muchas veces no me dan ganas de venirme con tanto cariño y amor que nos dan. Hay chicos que están pasando mucha necesidad, les falta una mejor alimentación. Una vez preparamos arroz con pollo a una zona de muy bajo recursos y no había llegado a servir el cuarto plato que ya venía el del primero para pedir más. Duele mucho ver como algunos chicos mordían hasta los huesos del pollo”, añadió la bondadosa Bianconi.

Aún no tengo nietos, pero es lo que más quiero Aún no tengo nietos, pero es lo que más quiero

POCITO.jpg

Entrando en recuerdos de su pasado –y tal vez en una clara explicación de cómo se generó su enorme corazón-, Gachy reconoció que tuvo “una infancia muy hermosa. Yo quería ser camionera como mi papá, que lamentablemente se me fue el año pasado. Siempre fui muy regalona de mi papá y también de mis tías Marita y Pirucha. Fui muy feliz y quiero que todos los niños tengan mi infancia”.

Y antes de despedirse una meta personal más que importante y con aroma a enésimo ejemplo: “Este año quiero terminar la secundaria. Me gustaría poder hacerme un tiempo para hacerlo. Antes no pude por muchas circunstancias. Pero siempre les inculqué el estudio a mis hijos y los dos la terminaron. A los ponchazos, pero la terminaron y me dieron esa alegría”.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
la lucha de un matrimonio sanjuanino al que le quieren quitar tres hijos adoptivos por no tener trabajo

Las Más Leídas

Un Tang en casa sale más barato, la respuesta de un empleado del parador de Ullum
Cinco departamentos sanjuaninos en alerta amarilla por tormentas.
Encañonaron y golpearon a dos madres y sus hijos: los 20 minutos del horror
A la izquierda los ladrones que le robaron a una joven en Capital. A la recha captura del momento que la chica es arrastrada por los delincuentes.
YPF

Te Puede Interesar