lunes 20 de mayo 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
A 30 años

Quiénes fueron los convencionales constituyentes elegidos en San Juan para reformar la Constitución y sus recuerdos

Los electores debían elegir ocho representantes, que terminaron resultando cuatro peronistas, tres de la Cruzada Renovadora y un bloquista. En el lote de elegidos, hay varios nombres que continúan relacionados con la política.

Por Natalia Caballero

El 10 de abril de 1994 todas las provincias del país eligieron convencionales constituyentes, representantes que tuvieron la responsabilidad de votar la última reforma constitucional del país. San Juan tuvo 8 convencionales, cuatro peronistas, tres de la Cruzada Renovadora y un bloquista. El recuerdo de aquellos agitados días, en los que una foto resumió el acuerdo que le dio el sí final a los cambios más importantes impulsados por el ex presidente Carlos Menem, que contaron con la bendición de Raúl Alfonsín.

Al igual que a nivel nacional, en San Juan el peronismo cosechó una importante victoria, impulsada por los años de estabilidad económica del menemismo. En la provincia, el justicialismo fue dividido a las urnas. Es que quedó fragmentado tras el juicio político que terminó eyectando a Jorge Escobar de la gobernación el 17 de noviembre de 1992.

Por un lado, el Frente de la Esperanza, alianza filo peronista encabezada por el ex primer mandatario, y por el otro; el PJ orgánico, con el gobernador Juan Carlos Rojas como conductor. Con una importante ventaja, se impuso en las urnas Jorge Escobar. También entró Guillermo De Sanctis, hoy cortista y por aquellos años un alfil escobarista y, por último, Jorge Alejandro Del Bono.

Escobar analizó su triunfo en la elección de convencionales desde dos aristas. "Primero fue la expectativa, porque era una época difícil personalmente, porque estaba en el exilio, destituido. El pueblo nos dio un espaldarazo enorme, tuvimos mayoría de convencionales. Nos puso fuertes en la consideración. Y después, lo que había que hacer era cumplir con ese mandato. Era un equipo heterogéneo el nuestro: un empresario, un hombre de leyes y yo. Intentamos rodearnos de gente con conocimientos sobre el tema, lo fuimos logrando. Fue un permanente peregrinaje, lo llevé a Caballero Vidal como asesor mío. Se encaró la experiencia con más solvencia jurídica, más la política que iba adquiriendo. Fue fantástica la experiencia, estaban reunidos en materia política y en materia de leyes por las mejores mentes . Fue un placer verlo a Eduardo Menem manejar una Convención tan dura, tan difícil. El radicalismo llevó sus mejores espadas, el justicialismo llevó sus mejores espadas, el Frente Grande llevó sus mejores espadas. A los 25 años, nos juntamos todos a la vez, se conmemoró en el mismo lugar donde juramos la Constitución y hasta tenemos un recuerdo de ese tiempo”, detalló.

Por el peronismo resultó elegido Tulio Del Bono, quien fuera rector de la Universidad Nacional de San Juan y Secretario de Ciencia y Técnica de José Luis Gioja y de Sergio Uñac. Los pocos votos que cosechó el PJ en este enfrentamiento electoral fue la antesala de la elección a gobernador de 1995, en la que Escobar con el Frente de la Esperanza obtuvo un triunfo apabullante.

Por la Cruzada Renovadora, fue elegida Nancy Avelín, Antonio Achem y Luis Segundo Varese. La Cruzada fue el único partido sanjuanino que se manifestó abiertamente en contra de la reforma constitucional, a la que empezó a oponerse el por entonces senador Alfredo Avelín, lo que le valió el reconocimiento del ex presidente desarrollista Arturo Frondizi.

frondizi.jpg

Nancy Avelín fue la única representante mujer de San Juan. En 1994 tenía dos hijos y viajaba a Santa Fe todas las semanas para participar de las agitadas jornadas de debate por la reforma de la Carta Magna. Los encuentros de los convencionales empezaron el 25 de mayo de 1994 y concluyeron el 25 de agosto del mismo año. “Fuimos el único partido político de San Juan que se opuso a la reforma constitucional. El slogan de campaña era “Así no”, principalmente por las formas. El por entonces senador Alfredo Avelín se opuso a la reforma y no votó a favor de la ley que la habilitaba lo que le valió que el ex presidente Arturo Frondizi le mandara una carta felicitándolo por su posición. La campaña fue corta pero intensa. Conseguimos el ingreso de tres convencionales, los que teníamos argumentos muy claros sobre por qué no. El núcleo de la reforma era habilitar la reelección de Menem, que estaba terminando su mandato de seis años. No queríamos por las formas porque implicaron un voto cerrado a un paquete de modificaciones de artículos. Queríamos incluir otro tipo de modificaciones, con un artículo que defendiera la vida desde la concepción, fuimos pioneros”, relató.

El padre del secretario general de la Gobernación Emilio Achem, el médico Antonio Achem, fue elegido también convencional. El funcionario de Marcelo Orrego compartió con Tiempo de San Juan lo que significó ese momento en su vida. “Cuando vuelve a la democracia, él empieza a volver a la política, a trabajar activamente en política. Había trabajado antes en comisiones directivas, había sido presidente de la sociedad de socorro mutuo del Club Sirio-libanés, había sido dirigente también en varias instituciones intermedias. Tenía ese espíritu de participar y en política empieza a trabajar, fue candidato a diputado de Pocito y después siguió siempre su carrera. Fue convencional constituyente en la reforma del ’94, tengo la suerte de tener la Constitución que a él le entregan como convencionales, una edición limitada y que fue internacional también”, detalló.

Cerrando la lista de convencionales constituyentes estuvo Leopoldo Bravo, como representante del partido bloquista.

Lo que pasó en Nación

*Fuente Infobae

Por necesidades diferentes, los dos partidos mayoritarios de la Argentina, peronistas y radicales, estaban de acuerdo en realizar la reforma, lo que le daría un carácter histórico. Para llegar a eso, habían recorrido un largo camino, con un hito plantado por el presidente Carlos Menem -que quería a toda costa una constitución que le permitiera ser reelecto- y el ex presidente Raúl Alfonsín, que, ante la imposibilidad de frenar la movida reformista, buscaba ponerle límites al poder presidencial. A ese hito -producto de negociaciones secretas- los argentinos ya lo conocían por el nombre con que lo había bautizado la prensa: el Pacto de Olivos.

La primera reunión entre Menem y Alfonsín tuvo lugar el 4 de noviembre de 1993, en la casa del ex canciller radical Dante Caputo, el Olivos. El dueño de casa estaba ausente, porque había viajado a Chipre en una misión de las Naciones Unidas. La encargada de recibir a los invitados fue su mujer, Anne Morel.

Alfonsín no llegó solo. Lo acompañaba Mario Losada, por entonces presidente de la Convención Nacional de la UCR, que le traspasaría ese cargo al propio Alfonsín apenas un mes después. También estaba con él una figura clave no sólo del partido sino de los armados políticos en la Argentina: Enrique “Coti” Nosiglia, la principal espada política de Alfonsín en situaciones de crisis.

Poco después llegó Menem, acompañado por el mendocino Eduardo Bauzá -secretario general de la Presidencia-, un Eduardo Duhalde que había sido avisado a último momento (era por entonces gobernador bonaerense) y otra figura clave para lo que se iba a cocinar allí: Luis Barrionuevo, líder de los Gastronómicos, de fluido trato y acuerdos con Nosiglia.

Alfonsín fue esa mañana de jueves a lo de Caputo a sabiendas de que sellaría un pacto beneficioso para Menem. Una década después, en el libro de su autoría Memoria Política (y ratificado en una entrevista con Pepe Eliaschev) el líder radical sostuvo que cambió de posición con un verdadero volantazo: había hecho campaña contra la reelección de Menem y, sin embargo, al consultar con el jefe del bloque radical de Diputados, Raúl Baglini, quien le dijo que no daban los números, debió modificar su postura.

El domingo 14 de noviembre, el rumor se transformó en noticia confirmada: un acuerdo entre los dos partidos mayoritarios en la Argentina para modificar la Constitución. La imagen que ilustraba la noticia mostraba a Carlos Menem y a Raúl Alfonsín, los dos de espaldas al fotógrafo, caminando por los jardines de la Quinta Presidencial de Olivos.

La elección de convencionales constituyentes fue convocada para el domingo 10 de abril de 1994. Cada provincia y la Capital Federal elegirían un número de representantes igual al total de legisladores que tenían en el Congreso de la Nación, lo que sumaba un total de 305.

El menemismo logró una holgada victoria, aunque sin lograr una mayoría propia en la Convención. Después del escrutinio definitivo, Partido Justicialista obtuvo 137 representantes, la Unión Cívica Radical 74, el Frente Grande 31, el Movimiento por la Dignidad y la Independencia (liderado por el carapintada Aldo Rico) 21, la Unión del Centro Democrático 4, la Unidad Socialista 3, Fuerza Republicana 7, el Partido Demócrata Progresista 3 y la suma de los partidos provinciales 28.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
un poderoso intendente fue procesado por abuso sexual

Las Más Leídas

Revuelo en la puerta de la casa del fiscal general: el custodio atrapó a un ladrón
El Gobierno de San Juan lanza una gigantesca suma en créditos: cuáles son los tres sectores beneficiarios
El horóscopo de este lunes aconseja hacer un buen uso de las energías, aunque tres tendrán una ayudita de los astros.
Lucía Rubiño: un video, chats y nombres propios, las pruebas que harían caer una acusación contra el hijo del juez federal
Video: el oeste de San Juan, cubierto de nieve

Te Puede Interesar