viernes 19 de abril 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La Rosca

El bloquismo, en llamas: Rueda sin unidad, la pelea de los Bravo y qué pasa con el Artículo 8

El partido centenario irá a elecciones el 17 de marzo. Hay dos listas en pugna. Versiones, rumores y hechos antes de la contienda de la segunda fuerza con más afiliados de San Juan.

Por Fernando Ortiz

Las derrotas electorales desatan las internas más reñidas. La conducción oficial intenta sostenerse, mientras los opositores sacar a relucir los errores -involuntarios o no- que se cometieron durante los comicios provinciales. Es el panorama clásico.

El Partido Bloquista sufre este proceso luego de perder los puestos relevantes que consiguió en la gestión provincial desde el pacto de unidad con el Partido Justicialista en el 2007. Caídas ambas fuerzas ante la terminal de Juntos por el Cambio, liderada por el actual gobernador Marcelo Orrego, arrancó el periodo de discusión puertas adentro. El cantonismo tiene fecha de elecciones y dos listas confirmadas.

Parece una perogrullada, pero el bloquismo es -o supo ser, depende bajo qué óptica se mire- una de las fuerzas políticas más importantes de San Juan. La provincia es un reflejo de las decisiones de sus principales dirigentes: los caudillos -hermanos- Federico y Aldo Cantoni, y Don Leopoldo Bravo. Tres figuras de gran relevancia para la vida política local. Además, actualmente tiene 32.806 afiliados, según los datos obtenidos durante el segundo semestre del 2023 por la Cámara Nacional Electoral.

Los correligionarios irán a internas el 17 de marzo. Dos listas están en carrera. Una la conduce el actual presidente, el diputado provincial Luis Rueda, que busca revalidar sus credenciales. La otra está liderada por uno de los hijos de Don Leopoldo, el exprecandidato a senador nacional bajo el ala de Patricia Bullrich, Juan Domingo Bravo.

También hay una abstención voluntaria: el titular del Bloquismo Auténtico, Pedro Medina, que no apoyará a ninguno y se autoexcluyó de la compulsa. Es más, fuentes confiables dijeron que el lunes dará a conocer un documento en el que reclamará la anulación de las elecciones por irregularidades. Otro dirigente que aún no define a quién apoyar es el pocitano Ernesto Andrade.

En ese sentido, la correlación de fuerzas -al menos por estas horas- favorece al sector de Rueda. No sólo es el oficialismo, sino que tiene en su haber a otros dos diputados provinciales -Gustavo Deguer y Miguel Atampiz- y dos intendentes -Jorge Espejo y Juan José Atampiz- además de la colaboración de la exdiputada nacional Graciela Caselles.

Del otro lado, el mayor de los Bravo trabaja contrarreloj para conseguir el respaldo de los apellidos ilustres del bloquismo. Tiene el apoyo de los correligionarios que fueron -son- refractarios a cualquier acuerdo con el peronismo. De hecho, el punto de quiebre -fractura- en el partido de la estrella estuvo en el apoyo explicito de ese sector al libertario Javier Milei en la previa al balotaje.

El primero en hacer pública su intención de votar al economista fue el entonces presidente de la Juventud Bloquista, Julián Gómez. El ajedrecista de Concepción acompañará a Bravo y moverá fuerte contra su rival en el territorio, la excandidata a diputada nacional de Unión por la Patria, Melisa Naveda.

imagepngwebp.webp
Julián Gómez, expresidente de la Juventud Bloquista, junto a Luis Rueda.

Julián Gómez, expresidente de la Juventud Bloquista, junto a Luis Rueda.

En su momento, Gómez tuvo polémicas definiciones: "Yo quiero que se termine el reino del peronismo. El bloquista no es de izquierda como algunos pintan y sepan que somos muchos los que piensan como yo". Días después, renunció la vicepresidenta del partido, Laura Adámoli. La viuda de Leopoldo Bravo (h) pegó el portazo por la falta de sintonía ideológica. También apoyó al libertario en las presidenciales.

Sin embargo, es un voto complicado. Adámoli habló con Tiempo y dejó el interrogante abierto sobre a quién apoyará. "La única lista que puede tener mi apoyo es la que piense realmente en fortalecer el partido, pero sinceramente, convocando a todos los comités, a los correligionarios, a no dejar afuera a nadie, a convocar a aquellos que fueron expulsados injustamente, a sumar y dejar el resentimiento de lado. Mientras prime el interés personal, no se logrará la unión y la fuerza que caracterizó tiempo atrás al Partido Bloquista. Puedo acompañar, puedo encabezar o puedo solamente ir a votar", dijo.

Pese a esa declaración, es lícito decir que acompañará a Bravo. No sólo por una cuestión de familiaridad, sino porque es el que puede convocar a los expulsados. Rueda lo intentó, pero sin suerte. Incluso hubo una operación mediática para instalar la idea de una unidad entre el oficialismo y el sector del Bloquismo Disidente, corriente que está dentro de Juntos por el Cambio y que responde al exintendente de la Capital Enrique Conti.

sin-titulojpg.webp
Luis Rueda con la exvicepresidenta, Laura Adámoli.

Luis Rueda con la exvicepresidenta, Laura Adámoli.

Hay que poner la lupa en el juego de los disidentes que están expulsados. Actualmente, están insertos en el Gobierno de Marcelo Orrego. Mientras Conti fue ratificado como vocal del Tribunal de Cuentas, César Aguilar es secretario de Gobierno de Susana Laciar, en Capital, y Franco Marchese es el subscretario de Trabajo en la Provincia. Es claro que no están con el oficialismo. "Nunca apoyaría una lista donde este Rueda como presidente porque eso va en contra de nuestros ideales", aclaró Marchese a Tiempo.

No obstante, tampoco es claro su respaldo al mayor de los Bravo. De hecho, no participaron en las reuniones -ni públicas ni privadas- de la nueva lista. Decidieron mantenerse al margen por ahora. También es una manera de enviar un mensaje: "Marcelo Orrego no está en la interna". Es cierto que trascendió la posibilidad de un apoyo externo del orreguismo a Juan Domingo Bravo. Pero es una alternativa con chances nulas.

El Gobernador sostiene una relación correcta con Bravo, aunque lejana. No olvidó que el empresario del pistacho saltó las negociaciones locales por las candidaturas y habló directamente con Patricia Bullrich. Omitió el liderazgo. El propio Bravo lo admitió en el último encuentro con sus correligionarios, el viernes pasado. Dijo textual: "No somos amigos con Orrego, pero tenemos una buena relación" y agregó que "soy amigo de Bullrich, la mano derecha del presidente".

Así como Rueda no puede anexar más sectores. Es decir, vuelve a jugar con las mismas cartas que en épocas pasadas. Bravo tiene un frente abierto en su propio armado. Está enemistado con su hermano, Alejandro. Desde el primer momento, el ahora candidato le dijo a su familiar: "No cuentes conmigo". El hermano mayor le echó en cara las conversaciones con Rueda. Desde su entorno manifestaron que "Alejandro siempre busca arreglar, capaz que le pida la presidencia de la Convención a Rueda".

Por eso hay incertidumbre sobre su nuevo compromiso. Todo indica que está en la lista que lleva su apellido, que competirá por el comité de Capital centro contra el ruedista Alfredo Nardi. Pero propios y ajenos tienen sus reservas. "Si bien es opositor, no se sabe qué va a hacer", expresaron las fuentes.

Con todo, hay dos elementos cruciales para el desarrollo de las elecciones internas. Ambas listas deben completar fórmulas para, al menos, doce de los veinticuatro comités departamentales. Naturalmente, desde ambas listas afirmaron que tienen los candidatos y que están confiados. El otro punto, aún más importante, es la interpretación del Artículo 8 de la Carta Orgánica, que legisla la participación activa en el partido según a qué frente electoral se apoye.

En rigor, el inciso A del Artículo 8 especifica: "Será automática la suspensión de la afiliación y la baja en los padrones electorales para aquellos afiliados que: participen como precandidatos o candidatos por partidos políticos, agrupaciones políticas, alianzas electorales y/o listas no habilitadas orgánicamente por las Autoridades superiores del Partido".

En ese caso, Bravo está a tiro de la impugnación porque participó en las primarias del 2023 como referente de los halcones de Juntos por el Cambio en conjunto a la dirigente del Pro María Eugenia Raverta. La decisión estará en manos de la Junta Electoral, que preside el ruedista Pedro Rizo. En tanto, la puja judicial también está vigente. Bravo apareció en los padrones luego de una movida del abogado bloquista César Porto Maradona. Un amparo frenó la expulsión que dictó Rueda en el 2021. La impugnación interna puede dar paso a nuevos capítulos judiciales.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
El funcionario Enrique Manni pasó de Vialidad Provincial a jefe de Vialidad Nacional San Juan y por eso deberá responder a un reclamo de fondos que él mismo había iniciado semanas atrás. 

Las Más Leídas

De izquierda a derecha. Roberto Villalba, Sebastián Sosa, Mauricio Funes, Juan González y Oscar Arrascaeta, los cinco procesados con prisión preventiva.
Buscan implementar una nueva función para la acreditación del saldo de la tarjeta SUBE en el interior de cada colectivo de la Red Tulum.
Luciano Agustín Gómez alias el “Chano”, el homicida que estaba prófugo y que fue atrapado en Concepción.
La impactante confesión del estudiante de abogacía que cayó preso por pornografía infantil
Una camioneta embistió a una niña de 12 años en Rivadavia.

Te Puede Interesar