LEGISLATIVAS 2021

Sin acuerdo opositor, ya suenan nombres en la tercera fuerza

La convocatoria hacia Orrego no tuvo eco hasta ahora. Crece la expectativa por alguna deserción en Juntos por el Cambio.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 10:19

Por Daniel Tejada

Canal 13 San Juan

En pleno tiempo de descuento para la inscripción de frentes electorales, más allá del aplazo de las primarias y las generales, no prospera el gran acuerdo opositor. El ‘Consenso Ischigualasto’ hizo el llamado y el orreguismo respondió con más objeciones que entusiasmo. Aunque queda un tiempo todavía por delante y la comunicación está abierta, la tercera fuerza ya ensaya nombres para competir por su lado. Y aguarda agazapada por una eventual deserción en el Frente Juntos por el Cambio, para darle cobijo.

En ‘Consenso Ischigualasto’ podría aparecer nuevamente Martín Turcumán (ADN) como candidato, como cabeza de una de las listas. A continuación deberá ir una mujer, por la paridad de género. Aunque algunos se entusiasmen con la posibilidad de que sea Nancy  Avelín (Cruzada Renovadora), saben que la exsenadora no aceptaría quedar relegada a un segundo plano. En ese sitio entonces podría figurar otra dirigente cruzadista que ya debutó como candidata en 2019, la abogada santaluceña Adriana Aguirre. Hace dos años fue tercera en la nómina que lideró la hija de Don Alfredo. Dejó una buena imagen en los socios de ADN.

Turcumán primero, Aguirre segunda y tercero Marcelo Arancibia (GEN). Sería una lista íntegramente conformada por abogados. El último fue presidente del Foro y militó en las marchas de los autoconvocados. Tiene un fuerte temperamento opositor sin discriminar lo nacional de lo provincial. Su postura es irreconciliable con el modelo minero vigente.

El titular del Enacom en San Juan, José Peluc, como miembro fundador de ADN es interlocutor para el resto de las fuerzas integrantes de este sector. Él apuesta a una interna antes que a una sola lista de unidad. Pero es un asunto todavía abierto y tiene que pasar mucha agua debajo del puente. En 2019 pudieron ofrecerle al electorado dos listas. Nancy ganó la primaria frente a Conrado Suárez Jofré, en una disputa que tuvo como rasgo distintivo el debate por el aborto legal. La cruzadista con el pañuelo celeste y el socialista con el pañuelo verde.

Si el gran acuerdo opositor del que hablan en esta oportunidad no camina, puertas adentro de ‘Consenso Ischigualasto’ estiman que le restarán más al orreguismo que al uñaquismo, por tener más puntos de cercanía con  Juntos por el Cambio que con el Frente de Todos. En 2019, este espacio obtuvo casi 7 puntos. Fue el caudal que cosechó Nancy, en aquel momento compartiendo boleta con Roberto Lavagna para presidente de la Nación. Ese es el capital que ofrecen para engrosar los guarismos de la oposición unificada.

Tanto Cruzada Renovadora como ADN rompieron definitivamente con el lavagnismo luego de que el exministro de Economía terminara colaborando con el gobierno de Alberto Fernández. ‘Demostró ser una mala persona’, dijo Alfredo Avelín Nolléns (Cruzada Renovadora) en Canal 13 el 21 de abril.

Párrafo aparte merece el PRO disidente, que encabeza Hugo Ramírez con otros referentes como Fernando Patinella, disconformes ambos con la conducción de Enzo Cornejo. El partido orgánico está encolumnado con Marcelo Orrego y la relación goza de buena salud. Pero Ramírez y Patinella, que también tienen llegada a Buenos Aires, a Patricia Bullrich y al propio Mauricio Macri, no sintonizan con los modos del partido amarillo en San Juan. Se sentaron a la mesa de ‘Consenso Ischigualasto’ aunque no está claro si van a continuar allí y si, llegada la hora de presentar listas, alguno estaría dispuesto a representar al macrismo también por afuera del Frente Con Vos/Juntos por el Cambio.

Por la ruptura

Mientras tanto, hay cierta expectativa en esta tercera fuerza opositora por el eventual desgranamiento que pudiera suceder en la mesa que lidera Orrego, a raíz de la disputa por las candidaturas. A coro los dirigentes de Producción y Trabajo reclamaron encabezar una lista propia, más allá de las pretensiones que tengan los demás socios del espacio. Por ejemplo, Rodolfo Colombo (ACTUAR).

Entonces emergen varios nombres y entre ellos el de la rivadaviense Nancy Picón, con el respaldo explícito de Fabián Martín. Su ascenso al Congreso Nacional dejaría liberada su banca en la Legislatura provincial para que recupere representación el radicalismo, a través de Eduardo Castro, quien sigue en la nómina de proporcionales. Por lo tanto es un movimiento bastante calculado, aunque hay otros borradores dando vueltas.

La pregunta todavía sin respuesta es si Orrego apoyará a su ‘lista pura’ de Producción y Trabajo, enfrentando personalmente a Colombo en la primaria. O si logrará mantenerse por encima de la contienda, para evitar heridas difíciles de sanar. El diputado actuarista Gustavo Usín ha dicho reiteradamente que la primera opción debería ser la lista de consenso. Saben que la competencia siempre puede salirse de los carriles. Esta es apenas una parada de mitad de mandato. La expectativa real está puesta en 2023. Todo es un gran capítulo en blanco.

Difícilmente haya un resquebrajamiento de la relación de Orrego y Martín con Colombo. Pero desde afuera dejan abierta la puerta frente a la menor chance de que el líder de ACTUAR se sienta desplazado. Es una figura competitiva, con alto nivel de instalación luego de varias décadas de candidaturas a diferentes cargos. ‘Si lo dejan afuera, hay que llamarlo’, confesó un operador de ADN. Por ahora es una especulación y nada más que una especulación.

Intento fallido

El trío integrado por Carlos Quevedo Mendoza (UCR), Narciso Ocampo (PRO) y Arancibia, fue recibido por el intendente de Rivadavia días atrás. Fue una reunión llena de cortesía y floja de definiciones. El jefe comunal, uno de los referentes de peso dentro del Frente Con Vos, ha sido uno de los más reacios a conformar una alianza tan amplia. Básicamente, porque hay contradicciones que no logran superar. Por ejemplo, la postura frente a la minería. Los herederos de Roberto Basualdo son enfáticos defensores de la actividad.

Martín se cuadró con el propio Orrego. El santaluceño, como líder del espacio, ha planteado categóricamente que no le interesa sumar partidos si no logran primero compatibilizar posiciones. El diálogo está verde todavía. La rosca política además quedó en un segundo plano, por la segunda ola de contagios de Coronavirus.

El rebrote fue determinante para posponer las PASO del 8 de agosto al 12 de septiembre y las generales del 24 de octubre al 14 de noviembre. La decisión previo acuerdo entre oficialistas y opositores a nivel nacional, quedó oficializada el viernes pasado. Compartieron el anuncio el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ De Pedro.

‘Consenso Ischigualasto’ se presentó el 30 de marzo en el Hotel Alkazar y se sentaron a la mesa dirigentes como Turcumán, Avelín Nolléns, Arancibia y Ramírez. Hicieron público el documento con una invitación  dirigida expresamente a Orrego, para evitar la dispersión del voto opositor y darle batalla al Frente de Todos de manera más pareja. No parece que vaya a prosperar la iniciativa en esta oportunidad.

Igualmente, hasta el día que cierren los frentes electorales estará abierta la chance. En paralelo y sottovoce, en la tercera fuerza están empezando a despuntar algunos nombres para competir con una o dos listas propias, abriendo el paraguas antes de que fracase el acuerdo con el orreguismo. La primera decisión es competir, aunque a sabiendas de que el escenario agrietado podría jugarles en contra otra vez.

Turcumán reconoció el 7 de abril en Canal 13 que luego de haber competido en las urnas desde el 2015 en adelante, el mensaje de la ciudadanía ha sido inequívoco: no hay lugar para terceros en discordia. Es uno u otro extremo de la grieta. Por eso puso en manos de Orrego hacer una convocatoria generosa. ‘Debe ser gobernador en 2023’, dijo sin rodeos. Pero la declaración cayó al vacío.

Orrego es consciente de su posición. Les dijo a los suyos que nuevamente el país y la provincia se encaminan a una disputa muy polarizada, sin margen para terceras alternativas. Esa fue una de las razones de su alineamiento férreo con el macrismo en el Congreso. Su apuesta es preservar el liderazgo opositor, parado en los 38 puntos que obtuvo en 2019 cuando ganó la banca por la minoría. Desde entonces él y su tropa han sostenido un discurso muy crítico hacia Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. En contraste, cultivan la moderación frente al gobierno de Sergio Uñac.

En ese rompecabezas pudo entrar nuevamente Dignidad Ciudadana. Pero el resto dela oposición no parece encajar en el diseño orreguista. No es secreto para nadie, por lo tanto los operadores de la tercera fuerza tienen su propio borrador. Aquí se reveló por primera vez.

Comentarios