jueves 19 de enero 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Informe especial

A 20 años del 2001: la memoria sanjuanina del estallido social que dinamitó la política

Por primera vez, todos los protagonistas recordaron cómo vivieron la mayor crisis de representación desde el regreso de la democracia. En la provincia, el punto más alto del conflicto se registró el 19 y el 20 de diciembre. En dos días hubo saqueos, 35 detenidos, policías golpeados y 11 heridos con balas de gomas y gases lacrimógenos.

Por Natalia Caballero

En diciembre del 2001 el pueblo argentino dijo basta. El sostenimiento del neoliberalismo, del famoso “un peso, un dólar”, condujo al gobierno del ex presidente Fernando de la Rúa a la mayor crisis económica y social desde que regresó la democracia. El estallido del 2001 no se gestó de un día para el otro, fue el resultado de políticas públicas que arrancaron en la década del ’90 y que fueron imposibles de sostener. La bomba detonó en diciembre con más desocupados que nunca, con los ahorros de los trabajadores intervenidos por el Estado y con un hastío generalizado que llevó a la gente a las calles con un solo pedido: “que se vayan todos”. En San Juan, el 19 y el 20 de diciembre se produjo una importante rebelión popular. A 20 años, por primera vez los protagonistas que vivieron desde adentro la mayor crisis de representación política argentina, compartieron sus memorias.

En Capital Federal el estallido arrancó el 18 diciembre con miles de personas unidas en un gran cacerolazo espontáneo, que nació del basta al ajuste y al corralito. En las calles ya venían manifestándose sindicatos, organizaciones sociales lideradas por movimientos piqueteros y militantes de los Derechos Humanos. Los días de furia se extendieron hasta el 20 de diciembre con un saldo más que dramático: 39 personas muertas. Ese 20, a las 19.37 el ex presidente de la Rúa renunció a su cargo dejando inmortalizada en la memoria colectiva nacional la imagen de la máxima figura del gobierno yéndose en helicóptero dejando un país en llamas.

En San Juan, hubo saqueos, 35 detenidos, policías golpeados y 11 heridos con balas de goma y gases lacrimógenos. En la sucursal de Rawson del supermercado Átomo y en el Hiper Libertad se vivieron momentos de máxima tensión. En el Átomo, los manifestantes lograron ingresar y arrasaron con todo a su paso mientras que en el Hiper hubo un gran despliegue policial que comandó el ex ministro de Gobierno, Rodolfo Colombo.

La gestación del caos

La crisis del 2001 fue el resultado de un combo económico explosivo: ajuste salarial, 16% de desocupación, 28% de la población trabajando al margen de la legislación laboral, una deuda en escalada con el FMI, escasísima circulación de dinero e intentos desesperados por mantener la convertibilidad. En San Juan, a la situación económica del país se le sumó el no pago de los sueldos a los empleados estatales, a quienes se les llegó a deber cuatro meses de salarios.

Alfredo Avelín asumió la gobernación de la provincia en diciembre de 1999. Fue el primer triunfo de la Alianza en el país, un frente político nacional impulsado por una necesidad popular de romper con el menemismo, que venía desgastado por la recesión económica y por varios hechos de corrupción.

El 27 de agosto del 2001 el ex ministro de Economía, Enrique Conti, renunció a su cargo. Fueron dos los hechos que le pusieron punto final a la relación Conti-Avelín. El 9 de julio el primer mandatario protagonizó una recordada pelea con el ex ministro de Economía de la Nación, Domingo Cavallo. En aquel encuentro con todos los gobernadores del país, Avelín le dijo a Cavallo que era un “cachafaz”, que era el “jefe de la mafia”. La discusión se dio luego de que el ex Ministro anunciara una serie de medidas de ajuste para hacerle frente a la crisis económica que atravesaba el país. Ese 9 de julio la relación de San Juan con la Nación se rompió y los fondos, como era de esperarse, dejaron de llegar.

A la pelea pública de Avelín con Cavallo se le sumó la negativa del ex gobernador de aceptar un paquete de recortes salariales propuesto por Conti, quien dejó su cargo el 27 de agosto. Fue Ricardo Ortiz el único dirigente que aceptó tomar las riendas del Ministerio de Economía Provincial. Según contó Ortiz, el puesto se les ofreció a siete sanjuaninos miembros del bloquismo y de la UCR, pero ninguno aceptó. “Cuando dije sí, a las 17 horas del 27 de agosto lo primero que hice fue llamarle al tesorero provincial para saber con qué dinero contaba. Se debía 110 millones de dólares y en la caja había 10.000 dólares. A los estatales no se les había pagado junio, julio y el medio aguinaldo”, recordó. Dos días después hubo una reunión entre Ortiz y los sindicatos, pero no hubo acuerdo.

En San Juan no había circulación de dinero en efectivo.

La relación entre los gremios y el Gobierno era muy tensa, venía arrastrando conflictos desde la década del '90. La profundización de la recesión económica en los 2000 no hizo más que avivar el fuego y germinar el estallido de fines de diciembre. Ana María López de Herrera estaba al frente de UDAP. “Nos mataron la esperanza. Los docentes levantamos la Carpa Blanca cuando asumió de la Rúa porque prometió que nos iba a mejorar la situación, que la educación iba a recibir el 6% del PBI, pero no cumplió ninguna promesa. En San Juan nos debían meses de sueldo, parábamos porque además de mostrar la retención laboral como una señal de protesta, los maestros no tenían ni para ir a la escuela. Los alumnos se desmayaban de hambre y también los docentes se desmayaban de hambre en las aulas de las escuelas”, contó la dirigente.

La relación con los gremios no era buena.

“San Juan enfrentaba un problema muy grave en aquel momento. Antes de asumir Avelín, el ex gobernador Escobar nos informó que dejaba 70 millones de dólares para hacerle frente al pago de salarios. Lo que después nos enteramos fue que ese dinero provenía de un préstamo, que era descontado mes a mes de la coparticipación. Del total de la copa, a nosotros nos llegaba mensualmente el 25%. Después vino la pelea con Cavallo y ya no llegaba ni eso. Nos quedamos sin chances de ATN y se le dio de baja a un convenio que teníamos con el CFI”, detalló el ex Ministro.

El ex gobernador, Alfredo Avelín

Era tan grave la situación económica de San Juan que se buscó emitir una cuasi moneda para pagarle a los estatales. El bono Huarpe iba a servir para canjear la deuda provincial con Nación y para regularizar -no totalmente- la situación con los trabajadores estatales, a quienes en noviembre del 2001 se les llegó a deber cuatro meses de sueldo. La Cámara de Diputados aprobó la ley para imprimir 30 millones en bonos Huarpe pero cuando la Casa de la Moneda informó que había que pagar 3,3 millones de pesos por la impresión, se dio marcha atrás con la medida.

El anuncio del Corralito en la tapa de Diario de Cuyo.

Con la Provincia prácticamente parada, sin dinero para pagar sueldos ni asistencia social para la gran masa de desocupados, llegó una buena noticia. Se autorizó la emisión de bonos Lecop (Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales), otra cuasi moneda que se sumaba a los tickets canasta. A Ortiz lo bautizaron “Señor Lecop” porque fue el funcionario que trajo los primeros “billetes” a la provincia. Pero la buena nueva duró poco. Dos días después, el 1º de diciembre del 2001, Cavallo anunció el famoso “corralito”, que limitó a $250 semanales el retiro de fondos de los bancos por parte de los ahorristas.

Los supermercados recibían Lecop. Posteriormente, se aceptaban la cuasi moneda para pagar servicios.

A la indignación por la medida nacional, se le sumó una decisión del Ejecutivo que no hizo más que tensionar aún más la cuerda. En San Juan el ex gobernador Avelín anunció el descuento de los días de paro a los trabajadores estatales: “La decisión de descontar los días a quienes no trabajaron sigue firme. Parte de un principio de justicia: día trabajado, día pagado”, apuntó según publicó Diario de Cuyo.

"Los alumnos se desmayaban de hambre y también los docentes se desmayaban de hambre en las aulas de las escuelas", Ana María López de Herrera.

Ana María recordó esa primera semana de diciembre en San Juan: “Nos mandaron a la Policía para que controlara si los docentes asistían a clase, hasta convocaron a docentes jubilados y suplentes, pero nadie fue. Parábamos en las escuelas con la comunidad educativa incluida, los papás entendían la realidad, nos acompañábamos, sabíamos que si íbamos a trabajar no podíamos volver”.

En el sector productivo, se anunció que no iba a levantarse la cosecha por falta de rentabilidad. Empezaron los primeros intentos de saqueos en supermercados y se cumplieron tres meses sin entregas de asistencia alimentaria a los grupos sociales más vulnerables.

"No podremos levantar la cosecha", adelantaba Rodolfo Mo, de la Federación de Viñateros.

El lunes 17 de diciembre el periodista Daniel Tejada publicó un informe en Diario de Cuyo informando la compleja situación. “Cuando llegan las 12, hay clima de fiesta en la villa San Cayetano, de Rawson. Es que a esa hora todos comen algo, tal vez lo único durante todo el día. Algunos chicos tienen suerte y pueden ir a un comedor infantil para probar fideos o arroz que no hay en su casa desde hace meses”. Así arrancaba la crónica en la que Elsa Agüero dijo: “Mis hijos ya ni se acuerdan de la leche”. Nudo en la garganta.

“Mis hijos ya ni se acuerdan de la leche”, dijo Elsa Agüero a Diario de Cuyo.

La furia final

Cavallo no pudo arreglar con el FMI y las medidas que anunció para evitar el déficit no fueron aceptadas. Renunció.

El 17 de diciembre el ex ministro Cavallo anunció un paquete de 15 medidas, entre las cuales se incluyeron jubilaciones anticipadas a estatales, la eliminación del pago de un plus salarial a los jubilados y pensionados y recortes a Educación y Salud. A esto se le sumó el fracaso de la negociación con el FMI, que pidió que Argentina se declare en default. Acorralado, Cavallo renunció a su cargo y ante la escalada de violencia en las calles el presidente de la Rúa declaró el Estado de Sitio por 30 días.

El conflicto estalló el 18 de diciembre.

El clima era de máxima tensión. En Capital Federal el 18 de diciembre la gente hizo sonar sus cacerolas y se unió al gran reclamo de los movimientos sociales y sindicales. “Que se vayan todos”, gritaban los manifestantes en las plazas y parques de todo el país. Hubo saqueos y la furia fue creciendo.

Pablo Dojorti. "Fui a la Plaza de Mayo, la imagen de las Madres siendo reprimidas por las fuerzas policiales se me quedó grabada por siempre”, recordó.

Pablo Dojorti es sanjuanino y estuvo en Buenos Aires durante los tres días de explosión. “Estaba en Palermo, en un departamento y la gente en forma espontánea empezó a hacer sonar sus cacerolas. De repente era un sonido colectivo, todos bajábamos de los departamentos, nos uníamos porque los argentinos la estábamos pasando muy mal. Al otro día fui a la Plaza de Mayo, la imagen de las Madres siendo reprimidas por las fuerzas policiales se me quedó grabada por siempre”, recordó. Pablo participó en las revueltas, vivió la represión de cerca y calificó esos días del 2001 como los generadores de la mayor crisis de representatividad argentina.

El 19 de diciembre el país estalló. En la provincia, el panorama nacional se replicó. Diario de Cuyo describió el 19 como la jornada más violenta que se recordara desde el “sanjuaninazo”. Hubo 10 heridos de gravedad y 35 detenidos.

Todo comenzó en la puerta del Hiper Libertad, donde hasta el hombre que interpretaba a Papá Noel se tuvo que retirar del local porque la crispación social era tan grande que le gritaban barbaridades cuando lo veían recorriendo el supermercado.

A las 14 horas del 19 de diciembre representantes de las villas sanjuaninas cruzaron palabras con el gerente del Hiper y con el ex ministro Colombo. Se anunció entrega de mercadería a las 19 para evitar el ingreso de los manifestantes al local. La demora hizo detonar la bomba y la gente rompió el portón de ingreso al Hiper. "Queremos comer", gritaban. Hubo enfrentamiento con armas. La Policía disparó balas de goma y tiró gases lacrimógenos.

A las 15.30 empezaron a llover piedras en el Súper Vea de Rawson, simultáneamente el VEA de Trinidad recibió un malón de mujeres y niños que se llevaron mercadería. En el Átomo ubicado en Rawson también se registraron episodios de violencia y éste fue el único supermercado en donde la gente saqueó efectivamente las góndolas.

El anuncio del Estado de Sitio fue la gota que colmó el vaso.

En el país fueron asesinadas 39 personas, entre ellas siete adolescentes de entre 13 y 18 años y siete mujeres. Todos los ministros del Gabinete Nacional presentaron su renuncia, el presidente de la Rúa convocó al PJ a un gobierno de coalición, pero su propuesta no tuvo eco. Renunció a las 19.37. En una pequeña carta, el ex mandatario escribió: “Confío que mi decisión contribuirá a la paz social y a la continuidad institucional de la República”.

La imagen más fuerte, de la Rúa yéndose de la Casa Rosada.

La imagen del ex presidente yéndose de Casa Rosada es una de las fotografías más potentes en términos de simbolismo social. En la noche del 20 de diciembre se hizo cargo del Poder Ejecutivo el presidente de la Cámara de Senadores Ramón Puerta, miembro del Partido Justicialista, quién convocó a la Asamblea Legislativa para elegir un nuevo presidente.

"Me escrachaban en todos lados", dijo Ortiz.

En San Juan, Ortiz fue atacado en la puerta del edificio 9 de Julio. Allí un estatal lo encaró con un arma blanca antes de subirse al auto y lo amenazó de muerte. Desde ese día, tuvo que manejarse con custodia.

Una semana duró la presidencia Adolfo Rodríguez Saá.

El día 23 asumió la presidencia Adolfo Rodríguez Saá, también del Partido Justicialista. Entre sus primeras medidas dispuso la suspensión del pago de la deuda externa, anuncio que fue hecho en el Congreso y acompañado por aplausos por parte de los presentes. Además, prometió que sería reintegrado el dinero sustraído a los ahorristas. El 30 de diciembre Rodríguez Saá renunció alegando falta de apoyo político, lo que desencadenó en una nueva ola de inestabilidad. Ante la imposibilidad de encontrar al senador Puerta, debió hacerse cargo del Poder Ejecutivo el presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Camaño, quien procedió a convocar otra vez a la Asamblea Legislativa para elegir un nuevo presidente.

Eduardo Duhalde asumió la presidencia el 1º de enero del 2002.

El 1 de enero de 2002 asumió la presidencia interina el exgobernador y senador bonaerense Eduardo Duhalde del Partido Justicialista, quien había sido candidato a presidente en las elecciones de 1999, perdiendo ante De la Rúa. En su discurso de asunción, reiteró la promesa realizada por Rodríguez Saá, de devolver el dinero sustraído a la población, en la misma cantidad en que habían sido depositados, con la frase: “El que depositó dólares, recibirá dólares”.

El consultor político Maximiliano Aguiar calificó a la crisis del 2001 como una fecha que marcó un punto de inflexión en la política argentina y en la memoria colectiva. Los argentinos dejaron de planear y la incertidumbre se transformó en una constante. En San Juan faltaba vivir una nueva crisis institucional, la que terminó con el gobierno de Alfredo Avelín solo ocho meses después.

AGRADECIMIENTOS

-Carlos Cerimedo, por las imágenes cedidas de su archivo.

-Archivo Diario de Cuyo

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
con una nutrida agenda, la ministra victoria tolosa paz llego a san juan

Las Más Leídas

El vehículo. Esta es la camioneta que robaron al empresario sanjuanino. Es una de las últimas imágenes de la Ford Captur F-150 a poco del arribo de la familia a La Serena.
El Chaqueño Palavecino volverá a fin de enero a los escenarios de San Juan.
Imagen panorámica del camping de Agua Negra, Jáchal.
El ofensivo grito a un sanjuanino campeón del mundo: Asesino, mataste a tu mujer
Un ladrón fue atrapado este miércoles en Capital por un policía que no estaba en servicio. Imagen ilustrativa

Te Puede Interesar