ELECCIONES 2021

Con mucha rosca, los entretelones de la reciente unidad bloquista en Iglesia

El presidente del partido de la estrella visitó este viernes el departamento. Selló un acuerdo de trabajo conjunto. Espejo y Marinero se vieron las caras.
viernes, 1 de octubre de 2021 · 23:58

En las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del 12 de septiembre, se encendieron las alarmas del oficialismo por un incipiente mal resultado en Iglesia. La lista de candidatos a diputados nacionales del Frente de Todos obtuvo 222 votos menos que Juntos por el Cambio y quedó relegado al segundo lugar, aún cuando la conducción departamental es bloquista y, por ende, afín al gobernador Sergio Uñac. Si bien la respuesta a la diferencia en los comicios es multicausal, en el Gobierno coincidieron en que la interna que tiene el partido de la estrella en el departamento del Norte jugó fuerte. 

Este viernes, el presidente del bloquismo provincial y candidato en tercer término en la lista del uñaquismo, Luis Rueda, visitó Iglesia para tener un careo con los referentes de los sectores que disputan algo más que una rencilla. Rueda convocó al intendente Jorge Espejo y a Mauro Marinero -entre otros dirigentes- a una reunión que empezó por la tarde y se extendió hasta las 23. El saldo: auspicioso. Las partes se comprometieron a trabajar en conjunto. La unidad, aún con las notorias diferencias que manifestaron el ex jefe comunal y el actual, se selló. "Estamos todos", resumió Rueda a la salida, en un breve contacto con la prensa. "Ya no hay motivo para diferencias o internas", declaró. 

Pero no fue un camino fácil. La noche de las primarias hubo reproches de todos lados. El dardo más fuerte lo tiró Mauro Marinero: "La relación con Espejo quedó rota cuando él decidió irse y armar otro partido", dijo a Diario de Cuyo. Del lado de Espejo, fuentes cercanas apuntaron al poder residual de los hermanos Marinero que, en conjunto, acumulan 21 años al frente del distrito y ahora ponen palos en las rueda. La rivalidad Espejo-Marinero tiene un antecedente de conflicto electoral. La división, en 2019, provocó que ingrese a la Cámara de Diputados de la provincia, Enrique Montaño, por la lista opositora San Juan Primero.

A todo esto tuvo que enfrentarse Luis Rueda. El líder del bloquismo asumió la responsabilidad por la situación interna en Iglesia desde el minuto uno. Y empezó a arder el teléfono, porque primero estuvieron las llamadas a los dirigentes. Según supo este diario, el también subsecretario de Unidad de Gobernación, llamó a uno por uno. Pidió explicaciones. Luego organizó reuniones, también uno a uno. A veces, hasta con el gobernador incluido. Además de los cabecillas, entre los anotados estuvieron: Deguer, del comité iglesiano; Mario Salinas, presidente de la Junta Departamental justicialista; y la diputada nacional Graciela Caselles. Ésta última, cercana a los Marinero, cumplió con su parte y habló con ellos para llegar a un acuerdo. 

El mensaje de Rueda en la tarde/noche: "Esto no es el 2023. Hay que apoyar al gobernador y a sus candidatos". Es que varios actores quieren jugar para hacerse con el municipio y así lo manifestaron. El caso más conocido es el de Mauro Marinero. Pero, según dicen, hay otros con las mismas intenciones. "Hay muchos con aspiraciones y son legítimas, se verá después quién tiene que ser candidato", dijo Rueda. 

 

 

Comentarios