Exclusivo

El Gobierno Provincial evalúa seguir dando módulos alimentarios de emergencia tras la pandemia

Son alrededor de 31.000 familias que se benefician con esta asistencia de urgencia. Ya hay una segunda entrega en boxes y una idea de prolongar el plan.
viernes, 10 de abril de 2020 · 12:52

El plan es inédito en el país. San Juan entrega a los que no cobran ningún beneficio, que son cuentapropistas, un módulo alimentario, acompañado por un kit de limpieza y lo reparte casa por casa, para que la gente no rompa el aislamiento y para ayudar al sector de taxis y remises que sufren el parate por la cuarentena. Esta novedosa estructura se armó rápidamente en medio de la pandemia, para asistir a una de las franjas más vulnerables de la sociedad sanjuanina y tuvo éxito. La pregunta es qué pasará con esta importante asistencia después de que pase la emergencia por el COVID-19.

La respuesta genera gran expectativa entre los más de 31.000 beneficiarios que entraron en la primera entrega. Y la novedad es que ya preparan una segunda y analizan conservar el plan en el tiempo, después de que pase la pandemia. Así lo confirmó el ministro de Desarrollo Humano local, Fabián Aballay a Tiempo de San Juan.

“Es probable que el programa continúe”, adelantó el funcionario. Según Aballay, este programa se venía preparando desde antes de que explotara la pandemia, “para ayudar a los que no tienen nada” y cuando se desató la emergencia por la pandemia se vieron obligados a articularlo rápidamente.

Así las cosas, abrieron una fugaz inscripción on line en la que se anotaron 50.000 personas, de las cuales, tras depurarse, quedó un padrón de 31.101 validados, que empezaron a recibir la mercadería en sus hogares el lunes 6 de abril por departamento, a lo largo de toda la provincia. En el Gran San Juan se ajustó un mecanismo único en el país, usando 800 remises para acelerar las entregas y darle trabajo a los transportistas. Así se completó el primer operativo con éxito.

Cómo sigue

Aballay dijo que se está preparando una segunda entrega para concretar en la semana previa al 1 de mayo. Para eso, relanzarán las inscripciones porque tienen pensado que hay gente a la que todavía no han llegado. Por ejemplo, en departamentos alejados los municipios relevaron a los beneficiarios en zonas donde no tienen teléfono y desde allí completaron el formulario para que pudieran recibir el módulo. También quieren revisar si en el primer padrón, dado el apuro con el que se armó la asistencia, entró alguien que no le correspondía. De todas maneras, el ministro evaluó que no prevén muchas bajas y que quizá incluso crezca la nómina de beneficiarios.

Para la asistencia en una sola entrega, el ministro calculó que el Estado debió invertir unos 45 millones de pesos. Todo se hizo con fondos provinciales, ya que el gobernador Uñac instrumentó una reasignación de partidas presupuestarias para Salud y Desarrollo Humano especial para cubrir este tipo de acciones, en el contexto del COVID-19.  

Sobre la continuidad del plan, debe analizarse bien por motivos no sólo presupuestarios, pero la idea es seguir asistiendo a estos sectores que no tienen más ayuda y que quizá esta vez fue la primera vez que los alcanzó un beneficio estatal. Se trata de sanjuaninos que no perciben asignaciones universales, ni jubilaciones, ni pensiones, ni salarios registrados. Es decir, que el programa está destinado para trabajadores de la economía informal, monotributistas de categorías bajas o monotributo social.

En el Ministerio de Desarrollo Humano califican como “oro en polvo” a la base de datos lograda con este sector. Por primera vez tienen una nómina actualizada con detalles sobre los que menos favorecidos están por el sistema en la provincia, un sector extremadamente vulnerable que es difícil de abordar. Esto permitirá redireccionar políticas públicas dijo el ministro.

La idea de asistir a esta franja de desprotegidos ya estaba en planes para este año y ahora incluso piensan en que se puede ampliar la cobertura, es decir, no sólo brindarles asistencia alimentaria sino también sanitaria y educativa, entre otras. Todo, usando la base de datos actual. Aún no se hacen los estudios que podrían lanzar un “perfil” del sanjuanino que integra este grupo, pero sí se sabe que Rawson lidera el ranking de beneficiarios con 6.000, seguido por Chimbas con 5.000 y luego Rivadavia, Pocito y Santa Lucía con 3.000 cada uno. En el caso de los departamentos alejados, donde más beneficiarios hay es en 25 de Mayo, según la información oficial.

Aballay dijo que también deben estudiar una forma de entregar los módulos superadora, ya que de estos operativos queda una enseñanza, dejar de obligar a la gente a hacer colas, por ejemplo. Como el "delivery estatal" obligado en cuarentena es caro, en momentos de no aislamiento social podrán echarle mano a otras estrategias como citar por DNI o entregar por departamento. Todo está en análisis.

Comentarios