Gremiales

UDAP: Lucero reclama los balances de cuentas del 2018

El secretario general del sindicato docente asegura que aún no tiene el informe final de las cuentas del último año completo de gestión de Graciela López.
lunes, 10 de febrero de 2020 · 12:07

El 10 de junio del 2019 Luis Lucero asumió como el nuevo secretario general de UDAP. Al día siguiente, según afirma el gremialista, uno de los contadores de planta permanente del sindicato se pidió licencia. Quedó una profesional de planta en ejercicio. Lucero reclamó que aún no recibe los balances de cuentas del 2018, números necesarios para determinar qué pasó con los ingresos del gremio y cómo se acumuló la deuda que ahora tiene el sindicato, cercana a los 40 millones de pesos. 

"Al día siguiente que asumí uno de los contadores pidió licencia médica. Los balances de cuentas se presentan hasta el 10 de abril de todos los años, pero no tenemos ni el del 2018, ni el del primer semestre del 2019. Se han realizado presentaciones exigiendo que nos den los balances de cuentas. Cuando asumí no me encontré con plata, me encontré con deudas", dijo Lucero a Tiempo de San Juan. 

El contador Ricardo Silva se pidió licencia el 11 de junio y hasta ahora no se ha recuperado. La otra contadora tampoco está por lo que se contrató a una profesional externa que permita revisar en detalle los movimientos financieros del gremio que comandaron las hermanas López durante 24 años. Lucero informó que además de la revisión de las cuentas en general se está realizando una auditoria de secretaría por secretaría. 

Hasta el 10 de junio, Lucero dijo que la deuda total de UDAP era de 40 millones de pesos. Entre lo adeudado a AFIP, la nueva administración también se encontró con alquileres vencidos de entre tres y cinco meses de los inmuebles en donde funciona el Hogar Docente, el Marina Viltes, la Secretaría del Jubilado y la Biblioteca. Aparte, UDAP tiene la sede central –que es propia- y seis delegaciones departamentales que deben mantenerse. Pero sin dudas, lo que más gasto de mantenimiento genera es el camping sindical.

El otro problema con el que se encontraron fue la emisión de cheques para el pago a proveedores, prestadores de servicios y pago de honorarios; todos emitidos por la gestión de López, según Lucero. Estos cheques fueron bloqueados –algunos eran para cobrar en diciembre- y suman 6 millones de pesos. Los cheques no son formales porque no cuentan con la firma de tres miembros del secretariado, como lo establece el Estatuto, explicó Lucero.

Con respecto a la regularización de las deudas, se están terminando de cerrar los pagos. Para esto se procedió a revisar uno a uno los convenios que tenía el sindicato con los proveedores. Además se suspendieron los préstamos con descuento por planilla. 

Comentarios