Política

Cómo habría funcionado la línea trucha de faena en el Matadero Municipal de Caucete

Dos rieles: uno delante de la cámara de AFIP y otro por detrás. Aparentemente por allí pasaban animales que no eran registrados oficialmente. Los cobros tampoco quedaron asentados.
viernes, 27 de septiembre de 2019 · 23:25

El 12 de agosto dejó de funcionar el Matadero Municipal de Caucete, todas las faenas de animales se concentraron y ahora se realizan en la planta de Rawson. Cuando se bajaron las persianas, hubo una serie de denuncias que fueron abordadas en el Concejo Deliberante. Por un lado, se denunció el desmantelamiento del lugar y por otro, la existencia de una línea de faena paralela. A un mes y medio del escándalo, que incluyó la renuncia del encargado del Matadero -cuñado del intendente Julián Gil-, se conoció una serie de fotografías que probarían que había dos rieles de faena en el Matadero, uno de estos por detrás de las cámaras de AFIP. 

Antes de que se inaugurara la Planta de Faena de Rawson funcionaban dos mataderos estatales en San Juan: uno en Capital y el otro en Caucete. Allí se faenaba parte de los animales que consumían los sanjuaninos. La AFIP registra cada una de las cabezas de ganado que ingresan a los mataderos. En Caucete había cámaras del organismo nacional. En virtud de la cantidad de animales, se tributa al Estado. 

 

Concejales cauceteros recibieron una nota de Daniel Farías, quien estaba a cargo del Matadero. El exfuncionario denunció que tras el cierre del lugar, lo desmantelaron. Allí había hidrolavadoras, motosierras, cuchillas y martillos de faena, motores y una computadora. Tras hacerse pública la nota de Farías, quien renunció al cargo, el intendente Julián Gil habló con Diario de Cuyo y dijo que él había radicado una denuncia en la Comisaría 9º para que investiguen dónde están los bienes que no aparecen. 

 

Tras la nota de Farías, concejales realizaron una inspección en el Matadero. En las imágenes se puede ver, lo que según dijo el concejal Alejandro Varela sería un riel paralelo de faena. Varela explicó que en el Matadero había dos rieles: uno que pasaba por delante de las cámaras y otro, por detrás que se extendía hasta salir por la puerta trasera. El riel paralelo no estaba oculto, se encontraba a la vista, salo de las cámaras. 

Los ediles definieron la integración de la Comisión Investigadora, dedicada a verificar si existió dicha línea de faena clandestina. En caso de confirmarse, habrá una denuncia en la Justicia para que se conozca dónde fue a parar todo el dinero de las faenas realizadas fuera de ley.
 

 
En el Matadero Municipal de Caucete trabajaban 21 empleados (10 planta permanente y 11 tenían planes de inclusión laboral). Ellos junto a Farías serán piezas claves para desnudar el posible accionar ilegal. La próxima semana habrá una nueva reunión de la Comisión Investigadora, formada por todos los concejales aunque solo tres tienen voz y voto (los tres de distintos bloques).

Comentarios