PASO 2019

La perlita tecno de las elecciones: la app que primereó los resultados

Anotar a mano y mandar los resultados de cada escuela por medios analógicos pasó a la historia: los partidos ahora hacen su recuento desde los teléfonos de los fiscales.
lunes, 01 de abril de 2019 · 12:45

Cada militante, fiscal y candidato, al menos de los dos frentes más importantes de la provincia, siguieron el recuento de votos minuto a minuto en sus teléfonos, incluso antes de que el Correo comenzara a dar los primeros números. La clave fue una aplicación, desarrollada específicamente para las elecciones en la que llevaban un conteo bastante exacto de los votos. 

La primera mención de la existencia de esta herramienta la dio Orrego, cuando habló sobre la diferencia importante que tenían sus números con los que dio el IOPPS en el primer boca de urna. El candidato a Gobernador sacó a relucir que ellos tenían una medición diferente a la que publicó Antonio Di Tomasso y hasta se animó a adelantar que habían conseguido más de 30 puntos y una diferencia con Sergio Uñac menor al 25%. Al momento de dar esos datos, el recuento del Correo marcaba números diferentes, con un resultado apenas menor al 30% para el frente Con Vos, pero con las horas el escrutinio le dio la razón al santaluceño y no al encuestador del IOPPS. 

Pero, ¿ de dónde salían estos números y por qué Orrego se mostró tan seguro? La clave fue la aplicación, utilizada por primera vez en la provincia y a la que sólo tenían acceso los fiscales de cada fuerza política, en la que todos recibían datos de forma inmediata de las escuelas. 

La herramienta digital permitía que cada responsable del partido en cada escuela cargara los datos que obtenían sus fiscales del primer recuento de votos. No es un método muy diferente al que siempre han utilizado los partidos, que transmitían la información de los certificados primero en papel, luego a través de mensajes, pero la tecnología permitía tener mayor precisión a la hora de cargar datos y mayor velocidad para transmitirlos. 

Los fiscales informaban lo obtenido en cada urna y, al poder comparar con el padrón electoral, los responsables de escuelas podían detectar incluso algunos errores de carga. Una vez ingresada la información, la aplicación cargaba todo en un servidor común, que se actualizaba de forma inmediata en los teléfonos de los militantes del partido y, por supuesto, en el del mismo candidato. Así, las fuerzas políticas tenían los datos de cada mesa de la provincia de inmediato, apenas terminaba el primer recuento, y a eso de las 22, Orrego dio datos bastante exactos, incluso que el IOPPS y el Tribunal Electoral.  

Según confirmaron desde Con Vos, el orreguismo no fue el único en usar esta herramienta, sino que al menos en Todos usaron el mismo sistema digital. Cada partido tenía una versión propia del software y claves privadas para sus responsables de escuela, pero el mecanismo en casi todos los casos fue muy similar. 

Comentarios