PASO 2019

La postal de Con Vos: el escenario que no se usó

Lejos de festejos, pantallas y público, en el búnker de Orrego y Colombo el cierre estuvo marcado por la tranquilidad. El gran símbolo del clima que reinaba: la tarima que quedó olvidada.
domingo, 31 de marzo de 2019 · 00:10

Para las PASO 2019, el frente Con Vos, liderado por Marcelo Orrego, cambió de local y buscó un salón amplio sobre calle Ignacio de la Roza. El lugar estaba acondicionado por completo, con un par de televisores, música, un escenario con parlantes y decenas de sillas. Pero cuando llegó la noche del domingo, toda esa estructura quedó olvidada mientras el cierre quedaba marcado por un clima de inesperada tranquilidad.

El búnker estuvo prácticamente vacío la mayor parte del tiempo, mientras los militantes que se acercaban al lugar preferían charlar en la puerta, algunos cigarrillos en mano. Hasta las 21, había más periodistas ansiosos por las primeras palabras del actual candidato a Gobernador que partidarios. A esa hora llegaron la mayor parte de los visitantes, que siguieron el patrón dispersos de los “madrugadores”.  

A las 22 los medios locales tuvieron la noticia que esperaban: Orrego, que se encontraba con su equipo en el lugar desde antes de las 18, iba a dar declaraciones. El intendente de Santa Lucía bajó las escaleras, saludó e inmediatamente comenzó la rueda de prensa. “Queremos agradecer la oportunidad de participar de la elección general”, empezó diciendo, sonriente y de camisa blanca, pero sólo a los medios.

Es que Orrego no subió al escenario a hablarle a los que habían ido al búnker, sino que se limitó a dar las declaraciones a la prensa, luego saludó a algunos de los que se encontraban en el lugar y volvió a las oficinas del primer piso. Su paso por el salón sólo duró unos minutos y ni siquiera alcanzó a esperar la llegada de Rodolfo Colombo, quien también se limitó a hablar con los medios y subir las escaleras.

Si bien hubo algunos aplausos durante el tiempo que Orrego estuvo abajo, el clima de Con Vos era el de una reunión de trabajo más que el de un acto partidario. Aunque algunos hablaban con satisfacción de los números, se habló más de los resultados diferentes que habían dado los fiscales a los primeros números del IOPPS y de lo que había pasado durante el día en las escuelas que de ese primer paso hacia las generales. Tal vez por eso, lejos de brillar el escenario, las luces y los parlantes, la verdadera protagonista fue la oficina del primer piso, de puertas cerradas.