PASO 2019

Celina Ramella, candidata a diputada en Capital: un apellido histórico en San Juan

Dice que será una gran responsabilidad llegar a la Legislatura sanjuanina, pero también un orgullo enorme. Caminó la Capital junto a Emilio Baistrocchi.
miércoles, 27 de marzo de 2019 · 16:41

Celina Ramella tiene un apellido de mucho peso histórico en San Juan, su abuelo, Pablo Ramella, fue abogado constitucionalista, jurista, juez, docente, escritor, un hombre de activa militancia católica y peronista. También fue senador nacional, convencional constituyente en 1949, ministro de Gobierno de la provincia, ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

Celina, abogada de 43 años, conocida jugadora de vóley sanjuanina, está casada con Carlos Ortiz y tiene 3 hijas: de Victoria, Josefina y Constanza, de 16, 14, y 11 años. Y le llegó el momento de seguir haciendo historia: es candidata a diputada por la Capital del frente Todos. Dijo que sin dudas es la influencia de su abuelo la que la llevó por este camino. 

“Yo vivía con mi abuelo y lo veía trabajar y como él vivía políticamente. Los libros que me dio para leer también me fueron formando. Viví en el exterior unos años y cuando volví empecé a trabajar con Margarita Ferrá de Bartol y ahí fue cuando empecé a full con la política, aunque estaba afiliada desde chica al partido Justicialista. Cuando Margarita falleció me dediqué más a mi profesión, hasta que hace casi dos años comenzamos a trabajar desde la agrupación de Abogados Justicialistas”, contó Calina.

Estaba trabajando en Fiscalía de Estado cuando el gobernador, Sergio Uñac, la llamó para ofrecerle la candidatura. “Nunca me lo esperé, fue una sorpresa importante porque si bien nosotros estamos para apoyar al partido como soporte técnico, aportar ideas y modificar leyes, como abogada es un orgullo”, dijo. 

Aseguró que esta candidatura es un gran desafío. “Es un sueño pero no como anhelo de vida sino como lo que significa llegar a la Cámara de Diputados que es el órgano por excelencia del Estado, de la democracia, donde se hacen las leyes y se define cuál será la política de Estado en la provincia. Es algo supremo”, contó.

Dijo que su apellido más que un peso es un gran compromiso y una presión, “porque la gente espera que sea como mi abuelo, tengo algo en los genes y eso es bueno e importante, pero también es una gran responsabilidad”.
Gran parte de esta campaña electoral, Celina la caminó junto al precandidato a intendente de la Capital, Emilio Baistrocchi a quien conoce desde hace años a través del ejercicio de la abogacía: Emilio trabajaba en un estudio con una amiga de Celina.

“A Emilio lo conozco desde hace muchos años, después lo vi siempre colaborar cuando estaba en la secretaría legislativa y cuando armamos la agrupación de Abogados Justicialistas, con Gastón Noguera, empezamos a trabajar juntos. Emilio es una persona que nunca se cansa y siempre tiene tiempo para atenderte, aun ahora que anda como loco te escucha cualquier consulta. Creo que somos muy parecidos”, contó Celina.

Señaló que lo que más admira en Baistrocchi es la gran capacidad de planificación y gestión que tiene. “No le asustan los desafíos por más locos que parezcan. Si dice que tiene un plan para mejorar las veredas de la Ciudad, por ejemplo, no se va a quedar con 5 veredas, Emilio no va a parar hasta que no termine. No descansa cuando tiene que cumplir una meta y siempre es así, lo he comprobado”, aseguró.

Y agregó que Baistrocchi, “es muy divertido, es excelente persona y sobre todo muy sincero y frontal. Para mí lo más importante y una gran virtud es que las cosas se digan como son y de frente”.

 

Comentarios