ACORDADAS RESERVADAS

La Corte ascendió a nueve de sus familiares directos

Representan el 9.1 % de los ascendidos. Hay casos que los hicieron subir dos categorías, lo que significa $ 6.000 de incremento a cobrar en el sueldo de enero. Hubo malestar en Tribunales. Por Gustavo Martínez Puga.
lunes, 11 de enero de 2016 · 10:56
Por Gustavo Martínez Puga

Fue mediante las acordadas generales 59 y 60, las cuales no fueron informadas públicamente ante la requisitoria periodística ni publicadas en la página web del Poder Judicial de San Juan. Sin embargo, esos documentos trascendieron de fuentes judiciales y allí está detallado cómo los cinco ministros de la Corte de Justicia, con la firma del Fiscal General, beneficiaron a nueve de sus familiares directos con los ascensos que decidieron en los últimos días de diciembre, antes de iniciar el mes de vacaciones que la Justicia se toma durante enero.

Ya es un clásico que la Corte de Justicia tome ese tipo de decisiones polémicas en los últimos días hábiles del año, sabiendo que luego la actividad en Tribunales se paraliza hasta el mes de febrero.

El gremio Unión Judicial San Juan reclama desde hace años un sistema de evaluación con puntaje para evitar que los ascensos sean a dedo, tal como ocurre hoy en día. Los actuales ascensos arbitrarios perjudican tanto al que no ascendió como al que sí lo hizo, ya que tal vez los familiares beneficiados se merezcan ascender, pero el polémico sistema empaña el premio.

Esta última decisión de la Corte de Justicia (es el órgano que tiene el poder de superintendencia y decide sobre los trabajadores) benefició a un total de 98 ascendidos y generó un profundo malestar entre los judiciales.

Lo hicieron notar públicamente en los pasillos de tribunales el miércoles 30 de diciembre. Era el último día hábil de trabajo y fue cuando los empleados empezaron a conocer cómo habían sido los ascensos, siempre de boca en boca porque hasta ese momento las dos acordadas parecían estar guardadas bajo siete llaves.

"Tengo más de 20 años de trabajo en Tribunales. Me esfuerzo todos los días en hacer lo mejor posible mi trabajo. Ni los abogados ni mis superiores tienen una sola crítica de mi trabajo y, sin embargo, nunca me tienen en cuenta. Cómo puede ser que los parientes de los cortistas que llevan sólo algunos años los ascienda así como así. Es muy decepcionante”, comentó un trabajador a cargo de la Mesa de Entradas de un juzgado de instrucción, en medio de una reunión con otros empleados del Poder Judicial, indignados por los últimos ascensos.

Sin lugar a dudas lo que más bronca generó entre los trabajadores fueron los tres casos de los familiares directos de los cortistas que ascendieron dos categorías de una sola vez.

Eso significa que en febrero próximo, cuando cobren el sueldo de enero, recibieron un aumento de 6.000 pesos en su salario.

Ellos son María Marta Soria, María Guadalupe Balaguer y Cristóbal Caballero Vidal. Los tres ascendieron de Escribiente Mayor a Oficial Mayor. Son familiares directos del presidente de la Corte, José Soria Vega; Carlos Eduardo Balaguer, quien asumirá la presidencia en marzo; y Juan Carlos Caballero Vidal.

En esos tres casos se trata de trabajadores que llevan entre cinco y ocho años en el Poder Judicial.

El salto doble que les dieron los ubica en una posición privilegiada, ya que están a solo un cargo (Jefe de Despacho) del máximo al que puede llegar un trabajador judicial. Los puestos que siguen son para los funcionarios y se necesita como requisito ser abogado.

El cuarto nombre que resonó en los pasillos de Tribunales por los ascensos es el de Carolina Inés Medina Guardia (familiar del cortista Ángel Medina Palá), a quien ascendieron a Oficial Mayor. En el sueldo significa un aumento de 2.000 pesos.

Pero en ese caso hay una particularidad con el quinto familiar directo beneficiado: también ascendieron a su marido, Guillermo José Sansone Basso, quien era Escribiente Mayor y saltó a Oficial Principal. También representa 2.000 pesos de aumento en el sueldo.

Otra nuera del cortista Medina Palá es el sexto familiar beneficiado y también fue ascendida a Oficial Mayor. Se trata de María Carla Correa Tobares.

Ese mismo ascenso de una categoría obtuvo el séptimo familiar beneficiado: Carlos Oscar Balaguer, hijo del ministro Carlos Balaguer.

Los otros dos ascensos polémicos que completan los nueve fueron en cargos de funcionarios judiciales, donde los salarios son más elevados.

Los ascensos fueron al cargo de Secretario de Justicia de Paz Letrado y los beneficiados son María Verónica Recio Correa (pareja de Cristóbal Caballero Vidal –también ascendido- y nuera del ministro Caballero Vidal) y Federico Javier Landa Ozollo (casado con Guadalupe Balaguer –ascendida dos categorías-).

De esa manera, tres familiares del ministro Carlos Balaguer se vieron beneficiados (su hijo, su hija y su yerno); tres familiares de Medina Palá (su hija, el marido de ésta y otra nuera); dos familiares de Caballero Vidal (su hijo y su nuera) y una hija de Soria Vega.

Nuevo director, sin concurso

En los últimos días de diciembre la Corte de Justicia creó y nombró a un nuevo Director que responderá directamente a la Corte de Justicia. El cargo fue cubierto sin un concurso y en la Corte se amparan en que, legalmente, la ley los protege para nombrar directamente a los empleados más cercanos a ese órgano.

El cargo es el de Dirección de Informática y fue nombrado un especialista de apellido Godoy que se habría venido desempeñando en la Dirección de Rentas del Gobierno de San Juan.

Hasta ahora la máxima autoridad en Informática en el Poder Judicial venía siendo Fernando Alé, quien sigue en el cargo de Jefe de Departamento.

Comentarios