De campaña

Tarde de camaradería con masitas, café, chistes y foto grupal

En el debate entre los candidatos más que rivalidad política primó el buen trato y hasta bromas.
lunes, 28 de septiembre de 2015 · 23:59
Cerca de las 19.30 el primero en llegar al Rectorado fue justamente el ex rector devenido en candidato a gobernador por el Frente Progresista, Benjamín Kuchen. Contó que va seguido porque  allí va una vez por semana a bailar tango, aprendiendo con Federico Heredia. En las manos traía un borrador, "por las dudas que haga falta” un "ayudamemoria” en el debate de postulantes a gobernador que organizó el Centro de Estudiantes del Central Universitario. Más tarde se dio una ronda interesante en la previa a sentarse en el escenario, cuando a Kuchen se le sumaron el macrista Martin Turcumán y el cruzadista Carlos Navas.  Todos se preguntaban cómo sería la modalidad de la exposición y de paso compartieron un par de impresiones sobre lo bueno que es poder debatir. 
El oficialista Pablo García Nieto también fue de los primeros en arribar, llegó junto al secretario administrativo de la Cámara de Diputados Roberto Gattoni. Otros prefierieron la compañía familiar, como Kuchen que llegó con su hijo  homónimo, también militante del PS, y nietito. Turcumán llevó a su esposa Natalia y a su hermano Juan Manuel. También se vio entre los asistentes a conocidos de la política como Marcelo Arancibia y Diego Seguí o Alberto Agüero que perdió la interna con Mary Garrido pero fue a acompañarla. Algunos como el socialista andaban preocupados por poder llegar a tiempo a la marcha por Tellechea que se hacía a pocas cuadras.
La tarde fue de buenas migas. Al empezar las exposiciones hasta se dio espacio a bromas como cuando a Kuchen casi se le cayó la copa con agua arriba de la mesa y Turcumán dijo al micrófono "yo no hice eso”. A Navas por ahí le costaba escuchar las preguntas y García Nieto, sentado a su lado, se las dictaba en voz alta. Después del coffee break se llevaron las facturas al estrado y pasaron la parte de las preguntas relajados y clausuraron la jornada con  besos, abrazos y una foto de grupo con los chicos que estaban chochos por haber organizada una juntada política sin precedentes. 

Comentarios