Nuevo gobierno

Los nombres del equipo de Macri, sanjuaninos incluidos

Los que más suenan, los que pueden sumarse. En primeras líneas no hay sanjuaninos, sí mendocinos. La pulseada entre un sanjuanino y un jujeño en minería, de qué depende. Por Sebastián Saharrea
lunes, 23 de noviembre de 2015 · 20:30
A muy poco de haberse consagrado presidente, pero también con poco tiempo por delante hasta su asunción, en el entorno de Mauricio Macri ya comienzan a surgir los nombres más probables para su gabinete. El sanjuanino mejor posicionado sería en minería, pero tampoco es seguro.

El flamante presidente habló en su primera aparición pública sobre cómo será su estructura, pero se privó de pronunciar apellidos. De todos modos, en los medios ya circularon candidatos puestos que ocuparán algunas carteras, falta definir algunas importantes como es el caso de Infraestructura. Un área sensible, en especial para San Juan.

Dijo Macri que tendrá un equipo económico y no un ministerio de Economía. Ese equipo estará integrado por los ministerios de Hacienda, Trabajo, Agricultura y Pesca, Transporte, Energía y Producción. Los tres primeros ya existen, el resto pertenece a otras áreas: Transporte a Interior y Energía a Infraestructura. Deberá entonces modificar la ley de ministerios, pero tendrá que hacerlo el actual Congreso antes del recambio para que asuman el 10 de diciembre, primer desafío para la transición parlamentaria.

Para Hacienda aparecen dos nombres importantes, Alfonso Prat Gay y Carlos Melconián, pero todo indica que el cargo recaerá sobre el primero de ellos. Para Trabajo el nombre puesto es el Jorge Triaca hijo, de padre ministro de Carlos Menem en el mismo rubro. En Transporte, el nombre que aparece fijo es el de Guillermo Dietrich, actual ministro de la ciudad y uno de los de mayor lucimiento porque es el que motorizó el Metrobus. Y para Energía, la carta más firme es la de Juan José Arangueren, ex CEO de Shell y de fuertes encontronazos con CFK por la política energética y las movidas cambiarias.

Fuera del equipo económico quedaría Rogelio Frigerio, hombre fuerte del armado macrista. Ocurre que su nombre es el que más suena para el ministerio del Interior, que mezcla exigencias de economista por las economías regionales, pero también políticas. Frigerio es jefe del grupo Economías & Regiones, nombre que justamente lo perfila para el cargo.

En el  Ministerio de Desarrollo Social, el mismo que durante todo el kirchnerismo llevó adelante la flamante gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner, estará seguramente Carolina Stanley. Es una dirigente por allegada a María Eugenia Vidal, la flamante mandataria bonaerense que hoy lleva el ministerio social porteño. Vidal se muda a La Plata, pero deja a una ministra de su riñón.
En el caso de Justicia, donde el nombre anunciado previamente era el presidente de la UCR Ernesto Sanz, ahora se multiplicaron las versiones. El que más suena es el radical Ricardo Gil Lavedra, un ex diputado y ex ministro de De la Rúa de grandes pergaminos jurídicos, que hace muy poco viajó seguido a San Juan porque su estudio defiende a la minera chilena Pelambres, enjuiciada por su colega Pachón por arrojar un botadero del lado argentino.
Para Salud es casi un hecho el nombramiento de otro radical, el ex candidato tucumano José Cano. Incluso en este ministerio tienen cierta expectativa los militantes radicales sanjuaninos, con la posibilidad de manejar algunos programas nacionales. Y en la Jefatura de Gabinete es un hecho la designación de un hombre que fue clave en el triunfo, reconocido en público por el propio Macri: Marcos Peña.

Para el ministerio de Industria, los medios mendocinos hicieron conocer que suena muy firme un comprovinciano para ellos. Se trata de Francisco Cabrera, quien ocupó cargos en la AFJP Máxima y en los diarios Los Andes y La Voz del Interior. Cabrera es mendocino, pero se desempeña como ministro actualmente en la Capital del flamante presidente.

Para los que aún no se han conocido en público postulantes hay varios asientos importantes: la Cancillería  (donde supo sonar Iván Petrella), Educación, o el ministerio clave de Infraestructura, donde ahora se sienta Julio De Vido y que concentra todo el movimiento de obras públicas con financiamiento nacional como los barrios del IPV o el túnel por Agua Negra. En ese lugar, los sanjuaninos tenían expectativas si ganaba Scioli porque el desinado hubiera sido Diego Bossio, de gran relación política y personal con José Luis Gioja y Sergio Uñac.

En el caso de los sanjuaninos, no aparece por el momento ninguno que suene para los cargos de primera línea. El que sí lo hace es Ricardo Martínez, como ya anticipó este diario, para llegar a la secretaría de Minería de la Nación. Que hoy es parte del Ministerio de Infraestructura, pero que aún no se sabe que piensa Macri sobre esa estructura: si separarla y darle autonomía o mantenerla donde está.

La competencia que le surgió a Martínez, quien de acuerdo a las fuentes macristas aún no está convencido de hacerse cargo si es que se formaliza el ofrecimiento, es de parte de los jujeños. Porque el nuevo gobernador Morales tiene intención de colocar allí a un dirigente de su riñón, y disputa ese espacio con los sanjuaninos. Morales es uno de los cuatro gobernadores de Cambiemos elegidos en este turno –los otros son el mendocino Cornejo, el porteño Rodríguez Larreta y la bonaerense Vidal- y por lo tanto su voz es escuchada por Macri.

No hay otros sanjuaninos que sean nombrados en los lugares más importantes. El resto podrá ir a los cargos en San Juan, donde hoy se conoció una  novedad. El diario Los Andes publicó que el posible vicepresidente del INV resulta el actual ministro de la Producción sanjuanino, Marcelo Alós, en reemplazo de Héctor Voena. Esa posibilidad estaba latente si es que ganaba Scioli, por eso llamó la atención que se mantuviera con el resultado presidencial puesto. Las fuentes macristas consultadas dijeron que no sería extraño que eso suceda, si es que lo solicita el gobierno provincial para mantener el equilibrio desde hace años de que el titular del INV lo designa Mendoza y el vice el gobierno de San Juan.

 


Comentarios