El Gobierno propone a dos jueces para la Corte

El gobierno nacional retiró el pliego de Roberto Carlés, que había sido resistido por la oposición, y envió los del penalista Eugenio Sarrabayrouse y Domingo Sesín.
jueves, 29 de octubre de 2015 · 07:35
El gobierno nacional retiró el pliego del jurista Roberto Manuel Carlés para integrar la Corte Suprema de Justicia de la Nación y lo reemplazó por el de otros dos postulantes, con vistas a las dos vacantes que tendrá el tribunal a partir del 11 de diciembre próximo. Se trata del juez de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, Eugenio Sarrabayrouse y del titular del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Córdoba, Domingo Juan Sesín.

La candidatura del coordinador de la comisión especial para la reforma del Código Penal no había cosechado apoyos en el Senado para que se tratara en el recinto la convalidación del cargo para quien había sido propuesto por el Poder Ejecutivo luego de la renuncia de Eugenio Zaffaroni. Con la nueva composición de la Cámara Alta, a partir del recambio legislativo, el Frente para la Victoria podría alcanzar los dos tercios para aprobar el trámite, sin contratiempos, adelantó Tiempo Argentino.

Carlés, pese a su trabajo en la coordinación de la comisión multipartidaria que redactó el anteproyecto de Código Penal había sido resistido por su edad, y presunta inexperiencia para el cargo. Su pliego fue presentado el 28 de enero e ingresó el 6 de marzo al Senado pero no logró los consensos para ser tratado en el recinto ante un eventual rechazo de los bloques de la oposición.

Sorpresivamente, el gobierno retiró ayer su postulación y presentó otros dos candidatos de perfiles disímiles. El 11 de diciembre será la fecha efectiva del retiro de Carlos Fayt que presentó su renuncia anticipada el pasado 15 de septiembre. El máximo tribunal habrá así funcionado un año con menos de los cinco miembros que impone la Constitución, luego de la muerte de Enrique Petracchi y la posterior renuncia de Zaffaroni por haber alcanzado el límite de los 75 años.

Con 51 años, Sarrabayrouse es juez de Cámara de la flamante Casación Nacional, que recién se puso en funcionamiento en diciembre último. Antes de ese cargo era uno de los integrantes del Tribunal de Juicio en lo Criminal Distrito Judicial Norte de Río Grande, en Tierra del Fuego. Con una importante trayectoria académica, posee un doctorado en la Facultad de Derecho de la UBA, y también estudió en Alemania. Con posgrados en Salamanca y varias publicaciones en su haber relacionadas con salud pública, medio ambiente y derecho penal, dictó clases en universidades privadas.

Antes de asumir su cargo actual, Sarrabayrouse ya había quedado ternado en el concurso para la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que se encarga de investigar el accionar de funcionarios públicos. Su perfil de penalista subsanaría una de las carencias de la actual Corte, que desde la renuncia de Zaffaroni y la muerte de Carmen Argibay no posee entre sus integrantes a alguien que tenga esa especialidad. Su candidatura podría además tener algún grado de consenso con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti que esta semana sondeó sus conocimientos acerca de derecho medioambiental, una de las obsesiones de Lorenzetti y un tema en el que el candidato también es especialista.

Sesín integra la corte cordobesa desde 1995. Antes de ese cargo, fue vocal en la Cámara en lo Contencioso y Administrativo. Abogado y notario, es egresado de la Universidad Nacional de Córdoba, de la que egresó a los 20 años. Especialista en Derecho Administrativo en la Universidad de Roma es también doctor en Derecho y Ciencias Sociales con máximas calificaciones. Sesín fue presidente de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Ju.Fe.Jus) por el período 2006-2008. Profesor de la Universidad Nacional de Córdoba y de la Austral, es director académico de la Academia Judicial Internacional, con sede en Estados Unidos.

Las vacantes que serán efectivas con el recambio de autoridades también coincidirán con la nueva composición del Senado, que tendrá preeminencia del Frente para la Victoria con 42 escaños. Son solo seis menos de los necesarios para dar aprobación a esos pliegos, que podrían además tener apoyos de sectores del PJ no kirchnerista.  

 

Fuente: Infonews

Comentarios