Lesa Humanidad

Fiscalía pidió perpetua para los represores Olivera, Martel y Nieto

El megajuicio por delitos ocurridos durante la dictadura en San Juan cerró hoy con los alegatos de la Fiscalía, que pidió penas máximas para los imputados. A Olivera, Martel y Nieto los acusaron por homicidio, entre otros "delitos gravísimos".
martes, 28 de mayo de 2013 · 18:45

El megajuicio por casos de lesa humanidad en San Juan tuvo hoy un hito importante con la finalización de los alegatos de la Fiscalía y el pedido de severas penas para los militares acusados. El fiscal Mateo Bermejo solicitó ante el Tribunal para Jorge Olivera, Osvaldo Martel, Horacio Nieto la pena de prisión perpetua e inhabilitación absoluta perpetua, además de pago de las costas del juicio; para Gustavo De Marchi la pena de 25 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua; para Juan Francisco Del Torchio y Rolando Gómez la pena de 25 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua; y para Alejandro Lazo la pena de 15 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua. Además, Fiscalía pidió la baja por exoneración de todos los militares sentados en el banquillo de los acusados.

El fiscal Dante Vega ocupó gran parte del tiempo de la culminación de los alegatos de la Fiscalía, que llevó varias audiencias del megajuicio, iniciado en noviembre de 2011 y que se espera que culmine el mes próximo.  Vega remarcó que en San Juan se han cometido todas las torturas, todas las formas de privación ilegítima de la libertad, todas las modalidades de secuestro, abuso deshonesto y violencia sexual, desapariciones y asesinatos. “No sólo los uniformados van a pagar el pato de la boda”, dijo en referencia a la responsabilidad de civiles en los delitos de lesa humanidad perpetrados en los ’70, que pidió que se investigue a fondo, apuntando en particular contra los funcionarios de la Justicia Federal de la época.  “Acá se puso de manifiesto la cuestión más vil de la cosificación y degradación de las mujeres. Los secuestradores aplicaron a las mujeres una triple penalidad: por pensar, por militar y por ser mujer”, espetó Vega.

Ante la lectura de los alegatos de Fiscalía, a sala llena con  los familiares de las víctimas, se escucharon aplausos como así también gritos de De Marchi, quien se paró de su lugar exaltado al escuchar el análisis de Bermejo sobre su accionar en los ’70.

Para Jorge Olivera, la Fiscalía pidió la mencionada pena por violación de domicilio en perjuicio de diferentes víctimas como Edgardo Fábregas, Marie Anne Erize, Rogelio Roldán, entre otros; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza a Juan Luis Neffa, María Cristina Anglada, César Gioja, José Luis Gioja, Juan Carlos Rodrigo, Elías Alvarez, Daniel Illanes, José Abel Soria Vega, Margarita Camus y Víctor Carbajal, entre otros;  tormentos agravados a Hugo Bustos, María Cristina Anglada, Juan Luis Neffa, César Gioja, José Luis Gioja; Elías Alvarez, Daniel Illanes, Margarita Camus, Jorge Moroy, Víctor Carbajal,  entre otros; violación agravada por el uso de fuerza o intimidación por el concurso de dos o más personas en perjuicio de María Cristina Anglada e Hilda Díaz; abuso deshonesto en perjuicio de Silvia Guilbert, Margarita Camus y Lidia Paparelli, entre otras; y homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y de forma premeditada en concurso de dos o más personas en perjuicio de Ángel José Alberto Carvajal, Marie Anne Erize, Rodolfo Daniel Russo y Juan Carlos Cámpora. El fiscal acusó a Olivera de cometer estos ilícitos siendo parte de una asociación ilícita agravada.

A Gustavo De Marchi se le imputó violación de domicilio; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza; en su carácter de funcionario público tormentos agravados; abuso deshonesto y miembro de asociación ilícita agravada.
A Juan Francisco Del Torchio se le imputó violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza en 18 hechos, entre ellos en perjuicio de José Luis Gioja; en su carácter de funcionario público tormentos agravados en 32 hechos entre ellos José Luis Gioja, Daniel Illanes, José Abel Soria Vega y Elías Alvarez; abuso deshonesto y miembro de asociación ilícita agravada.

A Rolando Daniel Gómez se le imputó violación de domicilio en 5 hechos; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza en 26 hechos entre ellos en perjucio José Luis Gioja; en su carácter de funcionario público tormentos agravados en 30 hechos; abuso deshonesto y miembro de asociación ilícita agravada.

A Osvaldo Benito Martel se le imputó violación de domicilio en 7 hechos; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza por la duración de más de un mes de detención en 39 hechos; en su carácter de funcionario público tormentos agravados en 49 hechos; violación agravada por uso de fuerza o intimidación en concurso de dos o  más personas en perjuicio de Hilda Díaz;  abuso deshonesto en perjuicio de Silvia Guilbert, Margarita Camus y Ana María García; homicidio doblemente agravado en perjuicio de Ángel José Alberto Carvajal; y miembro de asociación ilícita agravada.

A Alejandro Víctor Manuel Lazo lo acusaron por violación de domicilio; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza; en su carácter de funcionario público tormentos agravados; abuso deshonesto y miembro de asociación ilícita agravada; todo en perjuicio de Margarita Camus.

A Horacio Julio Nieto le imputaron violación de domicilio en 3 hechos, entre ellos en perjuicio de Marie Anne Erize; privación ilegítima de la libertad abusiva agravada por el uso de violencia o amenaza en perjuicio de Daniel Russo; en su carácter de funcionario público tormentos agravados en perjuicio de Daniel Russo; homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía con el concurso premeditado de dos o más personas en perjuicio de Erize, Russo y Juan Carlos Cámpora; y miembro de asociación ilícita agravada.

El megajuicio continuará el martes 11 de junio a las 9.30 en la sede del Rectorado de la UNSJ con la lectura de los alegatos por parte de la defensa de los militares.