Movimientos en el Centro Cívico

En Producción, pasó el terremoto pero siguen los sacudones

Atrás quedaron los violentos cruces internos entre Benítez y Coll. Pero el crecimiento de la figura de Leonardo Gioja ya provocó una barrida de funcionarios más grande de la que se pensaba. Por Sebastián Saharrea.
domingo, 22 de abril de 2012 · 17:52

Por Sebastián Saharrea

Si cabían dudas respecto de la confianza que tendría Leonardo Gioja en la nueva gestión de su tío José Luis después de que su padre César provocara un cisma entre los hermanos el año pasado durante la interna, el tiempo se encargó de dar la respuesta. Ni enviado al rincón, ni mandado a pagar por las acciones de su padre, sino más bien todo lo contrario: Leo –como le dicen todos- ganó más espacio aún y esta semana generó un recambio de funcionarios que sorprendió por su dimensión y porque significó el retiro de varios directores que venían de 9 años de gestión.

Lo ayudó a posicionarse el terremoto interno del ministerio, el más conflictivo para el gobernador Gioja en los últimos tiempos y que obligó al mandatario a descabezar por completo la conducción, incluyendo a los dos bandos beligerantes. El entonces ministro Raúl Benítez y el secretario de Política Económica Daniel Coll mantenían fuertes cruces cotidianos que llegaron hasta un ultimátum sobre el final de la gestión: o él o yo. Y fue los dos afuera: primero el secretario, un hombre de larga militancia junto a Gioja y luego el ministro, asesor en los tiempos en que el gobernador estaba en Senado.

Ante el nuevo tablero, el ungido al frente del ministerio fue Marcelo Alós, quien había tenido una larga experiencia bajo la conducción de Benítez y que esperó con paciencia su turno hasta que le tocó. Hay que decir que consiguió bajar el tono a las convulsiones que se escuchaban en el cuarto piso del Centro Cívico. Pero tuvo que aprender a convivir con la que es la figura en irrupción dentro de Producción, Leonardo Gioja, quien legalmente no puede ocupar la titularidad de ningún ministerio por sus lazos sanguíneos con el gobernador.

Es todo un exceso sostener que el hombre fuerte en Producción no es el ministro sino el secretario. O que las riendas en las soluciones de los temas más importantes las maneja Leo Gioja. No es así. Pero sí hay un crecimiento notorio en la gravitación de Leo en el ministerio. Incluso, desde el principio: conservó la Agencia de Desarrollo e Inversiones, desde donde maneja las inversiones en la provincia, y sumó la secretaría que antes tenía a su cargo Daniel Coll.

Esta semana adoptó la medida de mayor repercusión desde que ocupa su asiento jerarquizado. Designó a Leopoldo Barg al frente de la dirección de Comercio Exterior, un cargo que ocupaba Élida Hidalgo desde hace 9 años. Hidalgo es empleada de planta, pero pasaría a ocupar una asesoría directa del ministro Alós. También se quedó afuera Carolina Mercado, otra funcionaria desde los comienzos de la gestión de Gioja que además es ahijada del gobernador: por ella ingresó Juan Martín Garcés. Y con la misma antigüedad estaba Renzo Caputo, director de Desarrollo Agrícola, que dejó su lugar a Juan Balderramo.

Si bien no hubo enojos públicos por los desplazamientos, la condición de los funcionarios reemplazados marca la dimensión de la movida: todos ellos habían atravesado la gestión de Benítez y también la del primer ministro de Gioja, Antonio Giménez. El caso más resonante fue el de Hidalgo, quien tenía un alto perfil. Pero la funcionaria aceptó el movimiento y no hizo ningún planteo.

¿Y Alós? El ministro fue quien se encargó de anunciar la movida esta semana, aunque ya circulaba por los pasillos desde hacía tiempo. Y explicó que se trató de un recambio inspirado en la necesidad de dar “dinamismo” al área. En realidad, no es que le falta dinamismo ni que los nuevos directores serán más dinámicos. Lo que son es de mayor confianza de Leonardo Gioja, el hombre que decidió todo el movimiento porque son todos de su área.

Entre los nuevos se destaca Leopoldo Barg, el nuevo director de Comercio Exterior. Tiene una larga relación con Leo Gioja y desembarcó como su mano derecha. Es, además, el hermano del ministro de Agroindustria de Mendoza, recientemente asumido en la gestión de Paco Pérez. Habrá en consecuencia una línea directa entre ambas carteras en Mendoza y en San Juan, ligadas por dos hermanos ubicados en distintas jerarquías a ambos lados, y los dos orientados al sector productivo.

¿Adonde fueron Benítez y Coll?

Fueron protagonistas de la interna más violenta de los últimos tiempos, y el gobernador Gioja los desplazó a los dos.  A Daniel Coll, durante el recambio de funcionarios con el cambio de gobierno, y para él circuló la versión de un ofrecimiento para hacerse cargo de Radio Nacional San Juan, una versión publicada por Tiempo de San Juan que generó resistencia. Hoy, Coll aún no ha sido reubicado en ningún otro despacho.

Raúl Benítez sobrevivió al recambio de gabinete, pero a los pocos días presentó la renuncia, que le fue aceptada de inmediato. En su caso, se habló de un posible regreso a los equipos técnicos del Banco Mundial, donde ya se había desempeñado. Aún no lo hizo.

La historia en tres pasos

1 – La pelea. El ministro Benítez y el secretario Coll mantuvieron una fuerte disputa en el ministerio y el gobernador Gioja no se decidió por ninguno de los dos. Quedaron ambos afuera.

2 – Las nuevas figuras. Marcelo Alós fue designado como ministro, pero Leonardo Gioja tuvo un muy fuerte crecimiento: absorvió la Agencia y la Secretaría de Política Económica.

3 – El recambio. Leonardo Gioja ubicó en las direcciones a gente de su confianza y desplazó a varios funcionarios que habían comenzado con el inicio de la gestión giojista en 2003.

Comentarios