Megajuicio contra represores

Camus reconoció a 31 desaparecidos

En el juicio por crímenes de lesa humanidad, Margarita Camus terminó con su relato al tribunal sobre las torturas que sufrió durante la dictadura. Reconoció a 31 personas en un registro de desaparecidos y desde las 17 ampliará detalles sobre la situación en que los recuerda. También declaró el comunista Luis Neffa y se espera que el profesor Daniel Illanes lo haga esta tarde.
miércoles, 30 de noviembre de 2011 · 16:14

Por primera vez en lo que va del megajuicio por causas de lesa humanidad en San Juan, se usó un registro que contiene más de 60 imágenes de desaparecidos en la provincia durante la dictadura. Fue Margarita Camus, quien dentro de su conmovedor relato que inició ayer sobre las torturas y otros vejámenes que sufrió como presa política, la que señaló conocer a 31 de las personas que aparecen en el registro con su foto y sin nombre.

La actual jueza prevé ampliar desde esta tarde su declaración, sobre en qué situación recuerda a esas personas, tanto en cautiverio como en la militancia. Esos datos servirán para abrir nuevos caminos de investigación en el proceso y reconstruir por primera vez oficialmente cómo fue la represión en San Juan.

Además, hoy el dirigente comunista Juan Neffa declaró sobre su experiencia como preso político en una audiencia donde no se permiten tomar fotos ni filmar para proteger a los testigos y que se desarrolla en el edificio del Rectorado. Para hoy desde las 17, además de la ampliación del testimonio de Camus, se prevé escuchar la declaración del profesor universitario y periodista Daniel "Chango" Illanes.

Fuerte testimonio

Neffa relató que, en lo que calificó como “un centro clandestino de detención, donde funcionaba la Legislatura Provincial, debajo de la tribuna del Estadio del Parque de Mayo”, fue golpeado y obligado a contestar sobre las actividades del Centro de Estudiantes de Ingeniería del cual era vicepresidente.

En ese lugar dijo haber visto detenidos “al actual gobernador José Luís Gioja y a su hermano, el senador César Gioja, además de otros dirigentes justicialistas y ex funcionarios del gobierno democrático derrocado por el golpe militar”.

Neffa dijo que fue llevado al Penal de Chimbas y alojado “en el Pabellón 6 que era donde estaban los presos políticos” y que “después de sufrir interrogatorios, torturas y simulacros de fusilamiento, fuimos blanqueados”, al ser procesado por infracción a la Ley 20.840 de Actividades Subversivas.

El testigo identificó a Jorge Olivera, presente en el lugar, como una de las personas que lo interrogó y golpeó en la Legislatura y en el Penal, que lo reconoció por su voz y que fue el mismo oficial quien se lo llevó del penal en agosto de ése mismo año cuando le otorgaron la libertad.