análisis

Cómo titularon los medios la quita de subsidios

Como ante cada hecho impactante que genera el gobierno nacional, los medios titularon profundizando la línea editorial que se endurece según avanza, en tiempo y poder, el gobierno kirchnerista.
jueves, 03 de noviembre de 2011 · 09:27
Por Guido Berrini

gberrini@tiempodesanjuan.com

Lo que parece un hecho negativo es, en realidad, una nota positiva. Una medida trascendente, aunque sea desde lo enunciativo, deja cada vez más claro el lugar desde dónde habla cada medio. “Lugar” es, en este caso, una alegoría de “intereses”.

El concepto de periodismo independiente, cada vez más discutido, es negado en la práctica por quienes más lo sostienen en el discurso. Pero del otro “bando” también hay excesos.

Clarín, que pidió a los gritos durante mucho tiempo la quita de subsidios al “empresariado K”, alerta ahora que, aquella medida reclamada abre la puerta a la suba de tarifas. Si abre esa puerta ahora, la abría antes. ¿Pedía entonces una medida que propicie la suba de tarifas desde sus tapas y editoriales anteriores?

La Razón, hermana muy menor de Clarín, pero cuya tapa es leída en un medio que transporta 1.5 millón de personas por día (se reparte gratis en los subtes porteños) es más directa: “Abren la puerta a la suba en servicios”.

La Nación ni menciona en el título la reducción de los subsidios. Sólo alude al aumento de las tarifas para bancos y empresas, por lo que la medida, insuficiente pero justa,  pasa de intento tibio de redistribución del gasto a ataque frontal contra el sector empresario e industrial.

En la antípoda, Página 12 se esfuerza por darle un tono épico a la decisión que, ciertamente, no se observa. “Los grandes primero”, dice, sin aclarar debidamente que la reducción del aporte estatal a estas empresas a las que se les aseguró una rentabilidad extraordinaria durante mucho tiempo, es del 1% del total.

Otro dato curioso: los medios más cercanos al gobierno no se privaron de usar la palabra “financieras” en títulos y bajadas. Los medios opositores, sólo remiten a bancos y empresas. Es que la palabra “financiera”, claramente relacionada con la usura, aparece en el inconsciente colectivo como línea divisora entre el bien y el mal.

Comentarios