Néstor y San Juan

Cuando las promesas quedan cortas

Tiempo de San Juan realizó un informe especial sobre la relación del ex presidente Néstor Kirchner y San Juan, reflejada en la inversión en la obra pública.
martes, 01 de noviembre de 2011 · 19:55

Fue un miércoles bien entrada la noche, el escenario estaba cortando la Avenida Central a la altura de Tucumán mirando a la plaza y la cantidad de gente que había estaba lejos de ser la que acompaña a un presidente inminente. Nadie de los que estaban allí –incluído quien suscribe- tenía la sensación de que ese iba a ser un día histórico. Hizo falta que pasaran los días, los años, para descubrirlo.

Néstor Kirchner había llegado de refilón en el último envión por mantenerse en pelea para las elecciones presidenciales que serían cuatro días más tarde. Ese día había recorrido otras tres provincias junto a su compañero de fórmula, Daniel Scioli, y por eso su avión aterrizó como a las 11 de la noche. Acá lo estaban esperando con un gesto inédito: estampar la firma en un papel y en condición de candidato no lo había hecho nadie hasta el momento en San Juan y era como una imagen fuerte. Un compromiso del que jamás podría deshacerse. Una promesa, y escrita.

No eran tiempos de promesas fáciles: ajuste, goteo, falta de fondos, crisis, eran las palabras más conjugadas. Tampoco de pocas cosas para pedir: los años anteriores habían visto cómo todo se desmoronaba, y con eso también los nombres de los grandes emprendimientos se iban transformado en frustraciones.

Y había más dificultades. El valor de las promesas electorales andaba por el piso, la palabra política se había estrellado y nadie creía nada de nadie. Cómo dar crédito a este gobernador impetuoso que desde arriba del escenario intentaba atravesar esa muralla con una arenga cargada de cansancio y un desafío inverosímil: diez de los grandes temas de San Juan puestos así, uno debajo de otro, y prometerles solución de puño y letra.

Una de dos: o pura irresponsabilidad o pura confianza. Allí estaba casi todo lo que le interesaba a los sanjuaninos en esos años en materia de obras de infraestructuras y urgencias financieras; más allá de lo que le interesaba a todos los argentinos de aquellos tiempos: empleo, salario, ayuda social, seguridad.

Tal vez por pudor no pusieron el emblema de la más grande frustración en materia de obras. Cómo un candidato podía aparecer creíble si contaba que quería terminar el Centro Cívico, si para eso hacía falta una montaña de dólares inexistentes y además había que solucionar los problemas más urgentes.

No lo pusieron, entonces. Pero sí colocaron el camino a Calingasta, un departamento que quedaba aislado cada vez que una tormenta tiraba una piedra a la ruta. O las cloacas de Rawson, el departamento más populoso de San Juan en emergencia sanitaria. Los diques, que habían quedado en un laberinto de juicios cruzados y falta de fondos. La deuda pública que jaqueaba las finanzas de la provincia porque producían un descuento automático de la coparticipación, el Hospital Rawson en estado lamentable, o el inalcanzable túnel por Agua Negra.

Demasiado. Una promesa gigantesca de realizaciones en un plazo de tiempo relativamente corto. Había sido un gesto impactante, pero francamente difícil de creer.

El primero que habló fue Polo Bravo, por el bloquismo inclinado hacia Kirchner. Después lo hizo Gioja. Lo siguió Scioli y cerró el presidencial Néstor. Al final de los discursos, la fórmula puso la firma y se comprometió a financiar con fondos nacionales cada uno de los puntos que figuraban en aquel compromiso escrito. Iba camino a una gran realización, o a un gran papelón.

A los pocos días, ganó Kirchner. Y un par de meses después, ganó Gioja. Comenzaba la historia.

Y hace pocas semanas, la presidenta envió al Parlamento el presupuesto con 800 millones de dólares para Agua Negra, la disposición final de fondos para cumplir el último punto que quedaba.

Fuera de planes, el Centro Cívico ya se usa y estadio grita goles. Aquella incendiaria promesa de Kirchner con San Juan se había quedado chica.

Acta acuerdo del 23 de abril de 2003

1- Refinanciación de la deuda pública de la provincia
-Concretado. Hoy San Juan salió del default y su deuda es con la Nación

2- Construcción del nuevo hospital Rawson.
- Concretado. Dos naves terminadas y la tercera en trámite.

3- Construcción de las cloacas de Rawson.
-Terminadas. Inauguradas en octubre del 2009.

4- Construcción de túnel de Agua Negra
-Este año entró al presupuesto la garantía de casi toda la obra, U$S 800 millones.

5- Construcción de los diques Caracoles y Punta Negra
-El primero terminado y entregado y el segundo en construcción.

6- Construcción de viviendas y escuelas.
- En 8 años se construyeron más de 16.000 viviendas y 40 escuelas, más otras 16 en camino.

7- Construcción de Corredor Andino
-En obra la ruta entre Barreal y Uspallata.

8- Construcción de Corredor Bioceánico
-La ruta 150, la más moderna y cara del país, a punto de ser inaugurada.

9- Construcción del camino a Calingasta.
-Nueva ruta por Quebrada de las Burras entregada.

10- Reasignar cupos de promoción industrial.
-Se volvieron a adjudicar (benefició a Dilexis, ex Sasetru y su famosa galletita), y ahora nuevamente está la firma otro cupo.

No figuraban y se hicieron:
-Centro Cívico
- Estadio del Bicentenario

Comentarios