en calle xiii y vidart

Ladrones desvalijaron un conocido establo de Pocito y se llevan un botín valuado en más de $500.000

El lugar queda ubicado por Calle XIII y Vidart. El robo fue en la madrugada de este martes. Desde monturas seleccionadas hasta elementos electrónicos fueron las cosas que se llevaron. Los atacantes tuvieron hasta el atrevimiento de tomar el champagne y las cervezas que se habían robado.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 17:58

El establo ‘Haras Tonadita’ ubicado por Calle XIII y Vidart en Pocito sufrió un gravísimo ataque por parte de ladrones. Un grupo de 6 delincuentes -según averiguaciones que la policía ha recabado- entraron al lugar en la madrugada del martes y se llevaron gran cantidad de objetos de valor valuadas en más de 500.000 pesos.

Lugar Haras Tonadita

Este lugar está dedicado para realizarse actividades ecuestres y para pasar un día de tranquilidad en el campo. Además, el lugar tenía proyecciones para convertirse en un hostel, pero con este ataque y la cuarentena todos los proyectos quedarán pospuestos.

Según miembros de este lugar, no se dicen sus nombres para proteger a las víctimas, los ladrones entraron primero a un lugar donde están llaves. Al tener las llaves, los ladrones tuvieron la facilidad para entrar a todas las habitaciones y así poder hacerse con elementos de trabajo de jardinería (bordeadoras, máquinas de cortar pasto, para arrastrar hojas, compresor, herramientas), tres televisores, un equipo de música, perfumes importados, entre otros.

Uno de los mayores golpes fue el daño que hicieron al monturero, lugar donde se guardan todas las monturas de los caballos. “Eligieron los mejores”, dijo la damnificada al denunciar que le sacaron cinco equipos completos (todos los elementos que tiene una montura) de monturas inglesas. Equipos valuados en unos 80.000 pesos la unidad, es decir, $400.000 en total.

Lo más increíble, es que estas personas se hicieron también con bebidas alcohólicas. Las cuales las tomaron antes de irse del lugar. “Al frente del lugar hay como una casucha, ahí se encontraron botellas de champagne y cerveza. Los policías creen que las tomaron mientras esperaban a un transporte para que se llevaran todas las cosas”.

El lugar no cuenta con seguridad privada y es la primera vez que ocurre en más de 10 años. El lugar, que se dedicó un tiempo en criadero de caballo pura sangre, tampoco tiene alarma, ni sereno. Por esta razón, tuvieron todo el tiempo necesario para realizar esta sustracción. Los dueños recién cuando llegaron a primera hora de la mañana del martes se toparon con el robo.

Comentarios