homicidio culposo

Tras quedar detenido, qué dijo el conductor que atropelló, mató y se fugó

Este jueves, Roberto Carlos Pereira se entregó a la Justicia y quedó tras las rejas. Frente a los fiscales de la UFI de Delitos Especiales, declaró su versión de los hechos.
jueves, 10 de junio de 2021 · 16:09

A cuatro días del violento siniestro vial en Rivadavia que le quitó la vida a Rafael Morales, cuyo cuerpo fue abandonado por el conductor del vehículo que lo atropelló, el responsable del incidente se entregó a la Justicia y quedó detenido. En ese procedimiento, Roberto Carlos Pereira declaró frente a los fiscales de la UFI de Delitos Especiales y, aunque reconoció que el vehículo secuestrado es suyo, aseguró no tener registro de haber embestido a alguien.  

Acompañado por su abogada defensora, Filomena Noriega, el conductor sospechado de haber atropellado al changarín de 28 años y luego de haberse escapado de la escena indicó que, si bien pasó por el lugar, nunca vio a ningún peatón ni tampoco escuchó algún golpe con su auto. 

El contexto que describió Pereira, que quedó tras las rejas, fue que el domingo por la noche se dirigía hacia la casa donde vive su hija para llevarle dinero y que en el camino, el Renault 12 que lo llevaba, empezó a hacer un ruido extraño. Al llegar a destino y luego de concretar su trámite, contó que intentó marcharse en el rodado, pero no puedo hacerlo ya que directamente no le arrancó. Fue por eso que lo dejó en ese domicilio y al día siguiente lo fue a buscar. 

"Dijo que el auto hacía mucho ruido, que calentaba mucho y que en ningún momento del trayecto no escuchó ningún impacto", manifestaron fuentes allegadas. Sin embargo, acorde apuntaron las fuentes, admitió que "por la hora y por las condiciones del auto, la marca y el color, dice que puede haber sido él, pero en ningún momento vio al hombre". 

El conductor de 42 años que sería acusado por homicidio culposo fue aprehendido y en los próximos días tendrá su audiencia de formalización con la Justicia. 

En base a las cámaras de seguridad de la zona, los pesquisas pudieron determinar que el auto que protagonizó el fatal accidente fue el Renault 12 que finalmente fue secuestrado, tras un allanamiento en el barrio Foecyt, en Pocito. A pesar de que el rodado no presentaba indicios de haber atropellado a alguien, como un abollón, alguna óptica rota o marcas de sangre, los peritos tiene por delante la tarea de confirmar su acción en el incidente. 

Por los datos que recabaron los investigadores, el joven caminaba por Calle 5 de este a oeste (la calle es doble mano) y el auto que lo embistió circulaba por el mismo sentido. Impacto que habría dado en la espalda del joven. En la escena no quedaron marcas de frenadas, lo que quiere decir que el auto lo chocó y siguió su rumbo a la misma velocidad. Rafael quedó tendido en la calzada y murió en el lugar.

 

 

Comentarios