insólito

Desde supuestas 'brujerías' a denuncias por amenazas: el entramado conflicto entre una tarotista y un empresario sanjuanino

Una de las partes se quejó por el aumento de los servicios de un inmueble y dice que es "porque no quise aceptar un trabajo de magia negra". Del otro lado, hay una denuncia por amenazas contra la tarotista y argumentan que son pretextos para no asumir sus compromisos como inquilina.
lunes, 17 de mayo de 2021 · 13:14

El conflicto entre una tarotista sanjuanina y una familia de empresarios tomó carácter público por las serias acusaciones que se dieron desde ambos lados. Por un lado, Florencia Ibañez, que trabaja en la lectura de cartas españolas y de tarot, se quejó por los supuestos aumentos en los servicios del inmueble donde alquila junto a su familia y acusa a los dueños del consorcio, de apellido Betrillot, de cortarle la luz y el agua por no llegar a un acuerdo. Además apunta a un insólito motivo que fue objeto de reproducción en redes sociales y algunos medios de comunicación. Y es que según Ibañez, "todo el problema surge porque me negué a realizar un trabajo de magia negra que me encargaron", en palabras de la mujer. En tanto que del otro lado existe una denuncia por amenazas radicada en sede policial contra Ibañez y dicen que todo es un pretexto de la mujer para no asumir sus compromisos como inquilina.

Según contó la mujer que hace lectura de cartas, "el 5 de mayo tenía que pagar $28.200 pesos por el alquiler y los servicios y a los cinco días me llamó Melina Betrillot para decirme que me aumentaba 2500 pesos más de gas, porque los servicios aumentaban en invierno. Yo me negué y me dijo que si no me gusta que me fuera y yo le dije que la iba a denunciar", afirmó.

Al parecer en esa conversación se dio un fuerte cruce, porque al día siguiente Betrillot denunció a la tarotista por amenaza de muerte, así lo atestigua la notificación que le llegó a Ibañez que decidió contratar un abogado para asesorarse sobre el tema. Pero el asunto no terminó ahí. "El 12 de mayo me cortó el agua y ahí no me dio explicaciones. Al otro día me cortó la luz y yo la empecé a grabar en vivo. También ese día ella llamó a la policía porque yo no la dejaba salir con su camioneta", sostuvo.

Después se habrían dado otras situaciones de amenazas y cortes de servicios que para la tarotista se dieron cuando se negó a realizar un "trabajo". La misma Ibañez dijo que "en febrero el señor Betrillot me golpeó la puerta y me preguntó si yo hacía magia negra. Yo le dije que podía hacer tirada de cartas y que si necesitaba otra cosa distinta que buscara a otra bruja. Ahí la cosa quedó tirante y con su hija yo comencé a tener problemas cuando me subió los impuestos porque antes de eso yo le tiraba las cartas", dijo. 

En tanto que para la familia Betrillot, que son propietarios de algunos inmuebles y hoteles de alojamiento transitorio en la provincia, la historia es otra. Según la carta notarial del día 13 del corriente que firma Arturo Betrillot, la tarotista lleva 3 meses sin cumplir lo exigido en el contrato. Además dice que "en este último tiempo solo he recibido amenazas de realizar daños a mi propiedad y de realizar escraches a mi hija en los medios sociales con falacias de su parte, todo ello con el fin de no responsabilizarse de sus deudas", dice el documento que intima a la desocupación del inmueble que debía realizarse hace dos días atrás.  

Como contrapartida Ibañez contrató al abogado Jorge Guillen, quien presentó un pedido de eximición de prisión ante la denuncia por supuestas amenazas.
De momento la tarotista y sus hijos siguen viviendo en el domicilio sin varios servicios esenciales y desde la familia dueña del consorcio no quisieron dar mayores precisiones del camino que tomarán.

Comentarios