Abuso sexual

Adolescente prostituida: irán por una acusación más grave contra Cassab y Galván

La audiencia se realizará este miércoles y la fiscalía va a pedir el cambio de calificación contra el empresario y el dirigente social. Además, solicitarán que se extienda la prisión preventiva para todos los imputados.
martes, 30 de marzo de 2021 · 21:01

La imputación contra el empresario Carlos Hugo Cassab y el puntero político Roberto “Fido” Galván puede agravarse este miércoles. Fuentes judiciales señalaron que la fiscal que interviene en el escandaloso caso de la adolescente que era prostituida por su propia tía, pedirá al juez de garantías el cambio de calificación para ambos. Solicitará que lo acusen de promoción y facilitación de la prostitución, al igual que a la principal sospechosa.

Hasta el momento, Cassab y Galván son imputados del delito de estupro. Es que se los señaló sólo como ocasionales “clientes” de la tía, que supuestamente entregaba a la jovencita para que tuvieran sexo. Con el nuevo planteo que pretende llevar la fiscal Valentina Bucciarelli, y los profesionales del UFI del ANIVI, el delito que apuntan achacarles es el de promoción y facilitación de la prostitución. La misma imputación que a la tía, la supuesta “madama”. Y ese delito, fijado en el artículo 126 del Código Penal y se castiga con penas de 10 y 15 años de prisión, es mucho más grave que el estupro.

A eso se suma que la fiscalía pedirá que se extienda la prisión preventiva. Esto promete un panorama complicado para la tía, señalada de “madama”, y para el empresario Cassab y el dirigente social Galván.

La misma víctima declaró que, por medio de su tía, tuvo tres encuentros sexuales con Galván y en una ocasión estuvo con Cassab. Que en todas las ocasiones le dieron dinero a su tía y a ella. Es que lo que consideraban servicios sexuales, explicó una fuente del caso. La jovencita en ese momento tenía 14 años, dado que todo ocurrió después de julio del año pasado.

Para la fiscalía existen pruebas que la tía contactó a estos hombres y entregó a su sobrina como una mercancía. En base a las nuevas pruebas recolectadas, también tienen sospechas que ellos fomentaban esa situación, de ahí la nueva imputación. Porque no fue una sola vez, explicaron. La sospecha es que ellos incitaban a esos encuentros con las promesas de regalos y dinero a la adolescente, en ese contexto la tomaban como un objeto sexual y fomentaban la prostitución infantil. Por eso creen que hubo un concurso de voluntades y sus acciones pueden equipararse con las de la tía.

Comentarios