Investigación judicial

Otra vez Julián Gil: un preso denunció que fue golpeado y amenazado por orden del ex intendente

Es el hombre acusado de abusar de su propia hija y obligarla a prostituirse, y que puede comprometer al ex intendente caucetero en la misma causa. Gil y otros dos personajes de ese departamento fueron citados a indagatorias por ese caso.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 23:24

Otra vez suena el nombre de Julián Gil. El preso que puede comprometerlo en la causa por presuntos abusos contra una joven, denunció que fue golpeado por un guardiacárcel y después amenazado por otro hombre dentro del penal de Chimbas por orden del ex intendente de Caucete. Supuestamente fue un mensaje mafioso para que no hable más de él ni lo denuncie.

Ya existe una denuncia penal en la fiscalía a cargo de la doctora Claudia Salica, quien dio intervención a la jueza Gema Guerrero del Primer Juzgado de Instrucción. La presentación la hizo el abogado Nicolás Fiorentino, el pasado 10 de este mes, en nombre de ese interno del pabellón 10 del Sector II del Servicio Penitenciario Provincial, actualmente procesado por los delitos de abuso sexual agravado, corrupción de menores y promoción de la prostitución.

Ese preso es el comerciante y ex funcionario municipal de Caucete acusado de someter sexualmente a su hija, desde que ésta tenía 13 años. Hoy, ella es mayor de edad. El hombre está preso desde noviembre pasado. La misma chica declaró también que su padre la entregaba a otros hombres de Caucete a cambio a favor políticos o negocios. A raíz de esto último se amplió la investigación y saltaron los nombres del ex intendente Julián Gil, el puntero político Silvio Ibáñez y de Emilio Mendoza Mereles, el hijo de otro viejo dirigente y ex intendente caucetero.

Las sospechas es que estos hombres estuvieron con la joven cuando ésta era menor y eso constituiría un delito. Fue por eso que el fiscal Renato Roca solicitó que indaguen a Gil, Ibáñez y Mendoza Mereles como posibles involucrados en el caso. Todavía se está definiendo qué juzgado intervendrá.

La denuncia

Lo cierto es que el principal acusado, el padre de esa chica, seguramente tiene mucho que contar. El problema es que, ahora, el preso dice que teme por su vida. Eso explica la denuncia que presentó su abogado. En la misma señala que en noviembre del año pasado, un penitenciario de apellido Lucero atacó a patadas al preso y lo amenazó diciéndole que lo hacía de parte de Julián Gil, de acuerdo a la denuncia.

Fiorentino afirmó que, a fines de febrero y principio de marzo de este año, el reo recibió una extraña visita en el penal y lo amenazaron de muerte. Según su versión, un hombre se hizo pasar como su tío y entró a verlo en el horario de visitas. Que ese sujeto, que es un caucetero de apellido Chavero y trabajaría en una radio, le aseguró que venía en nombre de Julián Gil para advertirle que no hicieron ninguna declaración o denuncia en su contra y que si lo hacía lo iban a matar, según señala la denuncia presentada por el abogado. El letrado aseguró que, además, en abril último lo quemaron con un cigarrillo dentro del penal.

Si es verdad o no, lo cierto es que hay una denuncia penal. El abogado solicitó que se pidan las grabaciones de las cámaras de seguridad del penal y del registro de visitas para constatar la veracidad de los dichos del reo.

Comentarios