Causa por delitos sexuales

Exclusivo: Julián Gil y otros dos personajes cauceteros, salpicados por abuso sexual y a indagatoria

Es por la causa penal en la que una joven acusó a su padre de someterla sexualmente y prostituirla. La víctima mencionó sus nombres como los supuestos clientes a los que su padre entregaba a cambio de favores.
miércoles, 5 de agosto de 2020 · 22:42

Se decía que había políticos y dirigentes conocidos de Caucete involucrados en el caso de la chica que denunció a su padre de abusar sexualmente de ella en reiteradas ocasiones y de prostituirla para conseguir favores políticos y económicos. Esas versiones ya no son rumores, son sospechas ciertas. El juez de la causa citó a Julián Gil, a Silvio Ibáñez y Emilio Mendoza (h) como imputados en el escabroso caso por presunto delitos sexuales, confirmaron fuentes judiciales. La misma víctima los señaló como los supuestos “clientes” a los que su padre entregaba.

Julián Gil.

No trascendió qué delito les imputará el juez Guillermo Adárvez - a cargo momentáneamente del Primer Juzgado de Instrucción-  al polémico ex intendente caucetero Julián Gil, el cuestionado dirigente Silvio Ibáñez y al hijo del ex jefe comunal e histórico dirigente del departamento, Emilio Mendoza. El magistrado dispuso la indagatoria de los tres para los próximos días, tal como lo solicitó el fiscal de instrucción Renato Roca.

Esta es una ampliación de la investigación iniciada en noviembre pasado en el Primer Juzgado de Instrucción, en una causa que tiene de principal acusado y detenido a un ex funcionario municipal y comerciante caucetero de 41 años por las supuestas perversiones sexuales que cometía contra su hija. Este sujeto, del que no se da su identidad para preservar a la víctima, fue procesado en marzo último por el juez Matías Parrón –también subrogante en ese juzgado- por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, promoción de la prostitución infantil y promoción a la corrupción de menores, todo esto agravado por el vínculo.

Silvio Ibáñez.

En dicha causa, la chica contó que es hija de una ex pareja de ese comerciante y comenzó a sufrir abusos sexuales por parte de éste desde los 13 años. Fue en ocasión en que se fue a vivir con él por un tiempo. La perversión del sujeto llegó al punto que la filmó o le sacó fotos y después la extorsionó y la obligó a prostituirse con sus conocidos para hacer negocios o conseguir favores políticos y económicos, según la causa judicial. Todo esto cuando aún era adolescente.

Hasta ahí, la causa tenía como único acusado al padre. Además porque la chica, en principio, no quería revelar los nombres de esos supuestos “clientes” a los que su padre la entregaba como objeto sexual. No era un dato menor, dado que dejaba abierta la sospecha que otros adultos sometieron a la chica, con o sin su consentimiento, y esto configuraba un posible delito teniendo en cuenta que era menor edad.

Emilio Mendoza.

A partir de una serie de medidas que pidió la misma defensa del acusado y el fiscal Renato Roca, y principalmente por otra declaración de la víctima, se conocieron las identidades de esas personas. La joven señaló directamente al ex intendente Julián Gil, al puntero político y también ex presidiario Silvio Ibáñez y a Emilio Mendoza Mereles, hijo del viejo dirigente y ex intendente Emilio Mendoza, como tres de las hombres que estuvieron con ella, señalaron fuentes judiciales. También hay otra persona a la que no se la pudo identificar. En su declaración aseguró que su padre la obligó a tener sexo con ellos a cambio recibir favores económicos o hacer negocios, agregaron. No hay que olvidar que el principal acusado tenía una flota de camiones, negocios y un importante crecimiento económico en los últimos años.

Gil ya había sido denunciado a principio de junio, justamente, por otra hija adolescente del detenido y procesado en el caso. La jovencita dijo que el ex intendente la manoseó. El caso fue investigado por el juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción, quien la semana pasada archivó la causa. Fuentes judiciales aseguraron que no hubo pruebas para imputarle algún delito al ex jefe comunal.

En esta ocasión la situación de Julián Gil, como la de Silvio Ibáñez y el hijo de Emilio Mendoza, es más complicada. El juez Guillermo Adárvez, que amplió la investigación iniciada en el Primer Juzgado de Instrucción, da cierto crédito a la versión de la víctima y por eso accedió al pedido fiscal de citarlos a indagatoria como imputados en la causa. El testimonio de la chica tiene coherencia y aparentemente no miente, explicaron. Por eso están bajo sospecha. De hecho, ya hay fecha para que presten declaración. Hasta pueden quedar detenidos.

Tan consistente fueron los nuevos datos que aportó la víctima que, en el mismo juzgado, decidieron profundizar la investigación contra el único procesado. Es que existen sospechas que también abusó de otras dos hijas y de la hermana de una pareja suya.

Comentarios