Pesadilla en San Martín

Estremecedor relato de una mujer y sus 8 hijos, prisioneros de delincuentes en su propia casa

Mientras las víctimas estaban ocultadas en una habitación, los ladrones discutían  que robar y hasta se sentaron en la mesa para tomar una bebida alcohólica. “Nos quedamos sin nada de plata para comer”, dijo apenada la señora damnificada.
viernes, 19 de junio de 2020 · 14:48

No hay explicación para contar lo que le pasó a esta mujer con sus 8 hijos en su casa del barrio Padre Barbero, en San Martín. Fueron prisioneros de ladrones en su propia casa. Mientras los delincuentes violentaban la puerta para entrar, a la señora de la casa no le quedó otra que ocultarse con sus 8 hijos -que dormían- en una  de las habitaciones y hacer silencio.

Habían pasado varios minutos después de las 7 de la mañana, cuando los maleantes reventaron la puerta y entraron como si fuera su casa -cree que fueron por lo menos cuatro-. Charlaron y discutieron que robarse y que no. Atacaron con tanta tranquilidad que hasta se sentaron en la mesa de entrada, agarraron un vaso y se pusieron a tomar una bebida “Agarraron una botella de tequila que tenía mi esposo y se la tomaron”, explicó la damnificada, Lidia Jofré, a Tiempo de San Juan.

Los minutos escondidos en esa habitación se convirtieron en horas interminables, explicó la señora. “Quisieron entrar a la habitación donde estaba yo y mis hijos, pero grite ‘ayuda’ y al parecer, agarraron lo que tenían y se fueron”, dice con tranquilidad pero a la vez asustada Lidia.

Reja que rompieron para entrar

Ella y su sobrina -que vive con ella- eran las únicas despiertas. No querían salir de la habitación. Lidia llamó a su esposo -que se había ido a trabajar unas horas antes con su vecino- y le dijo que viniera lo más ante posible y cortó. Y también llamó a la Policía: “Llegaron una hora después los policías, ya había llegado mi esposo”, expresó.

La madre y sus ocho hijos (la más pequeña de 4 meses de vida) recién salieron de la habitación cuando llegó su esposo. “Estábamos muy asustadas, cuando llegó mi papá pensábamos que habían vuelto de nuevo”, dijo una de las pequeñas.

Cuando salieron se encontraron todo desordenado y destrozado. Habían revisado todo. “Me llevaron los 6000 pesos que uso para comprar comida y que tenía pensado comprarle unas zapatillas a mi hija. Ahora nos quedamos sin nada” dijo triste Lidia. Y agregó: “Se llevaron también la carpeta de la casa y documentación personal de una de mis hijas. Ahora no sé cómo la voy hacer atender, ya que es asmática y necesita el DNI para ir al hospital”.

Lidia con todos sus hijos. La más pequeña tiene 4 meses de vida.

Lidia explicó que los vecinos no vieron nada y que están sorprendidos por lo que pasó. Ahora ellos se quedaron con pocas cosas y necesitan ayuda: “Alimentos y ropa nos ayudaría muchísimo”, solicitó Lidia. (Cualquier ayuda comunicarse al 2645524864).

La señora, enojada, comentó que los policías que fueron solo vieron lo que pasó y que no tomaron ni huellas. “Me llevaron a la comisaría, me tuvieron como una hora y solo para tomarme la declaración. No sé si por lo menos ha quedado la denuncia radicada”.

Lidia está asustada porque presiente que van a volver a ir a su casa. “Si han dejado las otras cosas amontonadas, es porque van a volver para buscarlas” y terminó diciendo: “Estaré con un hierro o un cuchillo y si entran los atacaré aunque vaya presa. A mis hijos no me los van a tocar”.

 

Comentarios