Tremendo

"De tal palo, tal astilla": madre e hija ladronas, una relación unida por el "arte de robar"

Se trata de Noelia Jofré, de 63 años, y su hija, Alejandra Zarate, de 41. Ambas fueron escrachadas por robar en negocios y atrapadas por la Policía.
martes, 11 de febrero de 2020 · 21:57

"De tal palo, tal astilla". Un conocido refrán que hace referencia a aquellas personas que imitan o adquieren ciertas características de sus padres y las emplean como propia. En este caso, la hija adquirió una de las peores cualidades -y que está prohibida por la ley argentina- de su madre: específicamente, la de robar.

Durante la mañana de este martes, personal policial de la Brigada de Investigaciones Sur, a cargo del oficial principal Ditieri, logró atrapar a una mujer, identificada como Alejandra Zarate, de 41 años, que estaba sindicada como la que había robado ciertas prendas de vestir en algunas tiendas del Centro Comercial de Rawson. Los efectivos allanaron su vivienda, ubicada en el barrio Huarpe, en Pocito, detuvieron a Zarate y le encontraron varias de las prendas robadas. Entre ellas, una blusa, un par de calzados y una cartera.

A raíz de ese hecho, desde la Fuerza afirmaron que la mujer atrapada por "mecherismo" en Pocito es la hija de una anciana que también fue atrapada, el pasado 6 de noviembre, por robar en un comercio rawsino. La madre fue identificada como Noelia Jofré, de 63 años, y quedó grabada en las cámaras del negocio, llamado "Mac-Can", cuando se robaba el celular de la hija del propietario.

La anciana "mechera" simuló una compra, se robó un celular y dinero, y escapó en una moto, color roja. Las filmaciones muestran con claridad el momento en que la mujer se guardaba el teléfono móvil y se iba del lugar. Aprovechó un momento en que los propietarios no la atendieron para proceder a llevarse los elementos.

A los cuatro días del hecho, personal de la Brigada Sur, tras una serie de investigaciones, pudieron identificar a la abuela ladrona y también dónde vivía. Ese día, los pesquisas realizaron un allanamiento en su casa, en el barrio Conjunto VII de Rawson, y encontraron el celular y la ropa con la que estuvo en el comercio.

Al igual que su hija ahora, Jofré quedó detenida en los calabozos de la Comisaría Sexta, a disposición del juzgado correccional de turno de ese momento. Según contaron fuentes policiales, la anciana fue liberada por la Justicia. Aún no supieron si volvió a delinquir. Lo cierto es que, este martes, fue el turno de su hija, Alejandra Zarate, quien deberá someterse a un proceso penal por "mecherismo".

Comentarios