Exclusivo

La defensa del padre acusado de matar y abusar de su hijo contraataca: "A él no se le cayó"

A través de su abogada, el sospechado de lo peor negó haber lastimado al chiquito que el jueves último por la madrugada falleció, tras agonizar más de un mes en Terapia Intensiva.
viernes, 24 de enero de 2020 · 14:17

Lamentablemente, el jueves último por la madrugada, el nene internado en el Hospital Rawson en estado vegetativo y con signos de abuso sexual falleció, luego de permanecer más de un mes agonizando en Terapia Intensiva con daño cerebral. Tras el triste desenlace, el único detenido y sospechado de haber provocado el cuadro del pequeño Ezequiel Cuello, el padre, se defendió de la grave acusación que pesa sobre sus hombros y, a través de su abogada, aseguró ser inocente. 

En exclusiva para Tiempo de San Juan, la defensora Ivana Salas sostuvo que hay una prueba crucial que respalda la inocencia de su cliente identificado como Exequiel Contreras: la pericia bioquímica que resultó negativa de las vestimentas del niño y del presunto agresor. "Con ese informe descartamos el abuso y por eso ahora vamos a apelar al historial clínico para saber qué fue lo que le causó la fisura en sus partes íntimas, que hicieron sospechar que podría tratarse de una violación", indicó la defensora. 

Si bien aseguró que manejan una hipótesis sobre lo sucedido, aunque que por el momento esperarán para darla a conocer dado que todavía resta la producción de varias pruebas que se han solicitado, se limitó a decir que: "a él no se le cayó, ni lo zamarreó". Además, expresó: "Con el poco tiempo que lo traté, me di cuenta que es incapaz de hacer daño. Su misma pareja dice que no es una persona violenta".    

Específicamente sobre las sospechas que hay contra el progenitor, que permanece detenido en el Penal de Chimbas desde el 11 de diciembre pasado, Salas indicó que parte de la investigación se circunscribió en sólo tres horas, tiempo en el que el pequeño de 4 años permaneció bajo el cuidado del adulto ante la ausencia de su madre.

"Lo que se plantea como defensa es que el nene se pudo golpear la cabeza un día antes cuando se bañaba en la pileta, ya que estuvo con vómitos la noche anterior y que, además, presentaba una salud de cuidado", destacó al mismo tiempo que contó que cuando el chiquito tenía recién 11 meses fue operado de un quiste en su cabeza. "El niño no se podía golpear", agregó.

La abogada que adelantó que solicitará una ampliación indagatoria para su defendido, quien no declaró frente al juez Guillermo Adárvez, explicó el silencio de su parte: "Si antes no hablamos fue por respeto a la salud del menor. Se dijeron muchas cosas que no son y por ello es oportuno aclararlas, en especial con el grado de presunción que manejamos".

Luego de advertir que hay una condena social sobre Contreras, planteó el interrogante: "¿Y si los traumas que presentó ocurrieron antes de que lo cuidara?". La letrada que confesó que fue ella quien le dio la noticia del deceso del nene señaló que su cliente se encuentra bajo tratamiento psicológico y un estado emocional delicado. Para reforzar la defensa, la abogada anticipó que pedirán la intervención de peritos de parte, especialistas en salud.

Con parte de la causa en sus manos, adelanta que la calificación cambiará. Es que el detenido fue imputado por lesiones graves agravadas por el vínculo, en concurso real con presunto abuso sexual agravadas por estar a cargo de la guarda y ahora, con el trágico final, el magistrado le endilgará la presunta autoría de homicidio agravado por el vínculo (ascendiente) en concurso real con presunto abuso sexual agravado por estar a cargo de la guarda. 

¿Y la madre?

Con respecto a la mujer que salió a hablar por radio y a decir que el padre del niño "lo destrozó", al mismo tiempo que aseguró que era un buen padre, Salas no pasó por alto que E.C declaró tres veces y que en las tres oportunidades ofreció versiones diferentes. Con un manto de sospechas sobre la progenitora, destacó la decisión de la Asesora de Menores de separarla de sus hijos. 

"No podemos dejarnos llevar por supuestos porque hay una persona que está sufriendo igual que ella. A pesar de ser introvertido, no puede ocultar su dolor. Ni despedir a su hijo pudo, a pesar de que tenía derecho a hacerlo. Prefirió evitar el escándalo", añadió.   

 

   

      

 

 

Comentarios