Investigación judicial

Pornografía infantil: el policía federal sanjuanino se defendió y dijo que es una venganza

El subcomisario Víctor Camargo fue indagado en el Primer Juzgado de Instrucción. Rechazó las acusaciones y pidió que investiguen quién utilizó sus equipos informáticos.
martes, 21 de enero de 2020 · 07:00

Declaró el policía federal sanjuanino acusado de divulgar y distribuir pornografía infantil por redes sociales. El subcomisario Víctor Camargo, el segundo en la línea de mando en la Agencia Regional Cuyo de la Policía Federal, se defendió este lunes ante el juez del Alberto Benito Ortiz y negó todo. Es más, aseguró que como perito trabajó en casos como estos y pidió que investiguen quién ingresó en sus equipos informáticos porque cree que es una venganza en su contra.

El subcomisario Víctor Eduardo Camargo, de 47 años, está detenido desde el 27 de diciembre último. La Policía local lo apresó por orden del juez Martín Heredia Zaldo, del Cuarto Juzgado de Instrucción, en la propia sede de la Federal en calle Rivadavia, en el corazón de la capital provincial.

Camargo cayó preso por una investigación que se inició en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a raíz de una denuncia de la organización mundial National Center for Missing and Exploited Children (Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Víctimas de Explotación Sexual), con asiento en EEUU. Esa entidad, a través de sus especialistas informáticos, detectó el tráfico de material de pornografía infantil desde una computadora en un domicilio de Rawson, de otro equipo en Rivadavia y de una tercera PC en el centro sanjuanino. Identificaron las cuentas de correos electrónicos y los IP (el número de identificación de esos dispositivos), y todo supuestamente llevó al subcomisario Camargo, a su domicilio en Rawson y a su oficina en la Agencia Regional Cuyo de la Federal. El primer juzgado interviniente giró las actuaciones al juez sanjuanino Martín Heredia Zaldo, el que tomó el caso y en base a las sospechas ordenó detener al policía federal.

Este lunes el juez de instrucción Alberto Benito Ortiz –de turno en la feria judicial- citó a indagatoria a Camargo, que aceptó declarar acompañado de sus defensores, los abogados Gustavo de la Fuente y Juan Manuel Vargas. El juez del Primer Juzgado de Instrucción le comunicó que está acusado del delito de facilitar, divulgar o distribuir material de contenido sexual con menores, con el agravante de que las víctimas serían menores de 13 años.

Camargo sostuvo ante el magistrado que no tiene nada que ver con lo que se lo acusa; por el contrario, aseguró que el dió cursos para luchar contra estos delitos informáticos y que, como perito, fue parte de investigaciones en casos de pornografía infantil. Rechazó tener un domicilio Rivadavia o cualquier vinculación con esa casa de donde supuestamente salió una de las comunicaciones. Después reconoció que otro de las viviendas señalas es suya, pero aclaró que allí tiene Wifi abierto y ahora trata de establecer quién utilizó su computadora. Lo mismo sostuvo con respecto a la Pc de su trabajo. No descarta que las sospechas que sembraron contra él sean parte de una venganza y por eso pidió que investiguen si alguien ingresó a sus equipos informáticos. No dejo pasar el hecho de que, por su cargo de subcomisario, es el segundo en la cadena de mando en la Agencia Regional Cuyo de la Federal e insinuó que quieren perjudicarlo.

Por el momento, el subcomisario Camargo continuara detenido en una unidad de la Policía provincial hasta tanto se resuelva su situación procesal. Y eso puede darse en febrero, cuando el juez Martín Heredia Zaldo retome la causa.

Comentarios