En la Sala III de tribunales

El abogado Mora no pudo zafar y en agosto va a juicio por tres estafas

Tras el revés de la Corte, que le cerró la posibilidad de acceder a la probation, Marcelo Germán Mora tendrá que someterse al juicio oral y público. Un tribunal ya fijó la fecha.
jueves, 25 de julio de 2019 · 23:31

El abogado acusado de estafador empezará a ser juzgado el próximo mes en la Sala III de la Cámara Penal y Correccional. Después del revés que recibió de la Corte de Justicia, que confirmó el rechazo a otorgarle la probation, Marcelo Germán Mora tendrá que responder por las tres supuestas estafas cometidas en 2007 con la venta de tres propiedades que no eran de él.

El abogado Marcelo Germán Mora fue denunciado ese año después de que supuestamente embaucara al empleado administrativo Oscar Saleme y al constructor Carlos Ferreyra. Ambos eran conocidos del letrado. Y aprovechando esa confianza fue que le ofreció unas propiedades. A Saleme le vendió un departamento del barrio San Martín a 11.640 pesos y le extendió un recibo por “honorarios extra judiciales”, argumentando que luego le entregaría el recibo original. Esa transacción se hizo en marzo de 2007. Semanas más tarde, el mismo abogado volvió a contactar con Saleme y lo convenció de comprarle una casa en el barrio Cerro Azul, en Santa Lucía, por 20.369 pesos. En esa ocasión también le dio un recibo por “honorarios extra judiciales”, con la promesa que más adelante le daría el otro recibo. En abril de ese año hizo una maniobra similar con Carlos Ferreyra, a quien le vendió un galpón situado en Lateral de Circunvalación, en Capital, al precio de 26.287 pesos.

La cuestión es que pasaron semanas y meses y el abogado Mora ni entregó los recibos y menos las tres propiedades. El plazo de entrega era a los 60 días. Saleme y Ferreyra fueron a buscarlo en innumerables ocasiones a su estudio, pero el letrado no los atendía o directamente se ocultaba, según la denuncia. Cuando por fin pudieron encontrarlo cara a cara, éste les respondió que no iba devolverles el dinero y que no le interesaba lo que hicieran, aseguraron.

Fue así que los dos damnificados lo denunciaron. A posteriori el juez Alberto Benito Ortiz procesó a Mora por los delitos de estafa. La causa tuvo muchos vaivenes, pero fue elevada a juicio y el tribunal de la Sala III fijó el debate para noviembre de 2018. Sin embargo, la defensa del abogado pidió la probation; o sea, la suspensión de juicio a prueba. Con eso se buscaba que Mora evitara el juicio. A cambio, el abogado ofreció tareas comunitarias y el pago de una cierta suma de dinero en forma de resarcimiento.

En ese momento, el fiscal de cámara José Eduardo Mallea se opuso y dio muchos argumentos. Entre ellos, la naturaleza y gravedad de los hechos, el perjuicio económico, el abuso de confianza y, sobre todo, la falta a los códigos de ética dado que en su carácter de abogado y auxiliar de la justicia no podía cometer ese tipo de maniobras. El juez Maximiliano Blejman adhirió a la posición del representante del Ministerio Público y le negó la probation. Eso motivo que la defensa de Mora recurriera a la Corte de Justicia.

El máximo tribunal de la provincia consideró que eran válidos los argumentos para rechazar la probation y ratificó la decisión del tribunal de primera instancia. Esto sepultó las chances de Mora de evitar el juicio oral y público, el que finalmente comenzara el próximo 21 de agosto. Así lo decidió el tribunal de la Sala III.

Comentarios