CUARTO JUZGADO DE INSTRUCCIÓN

Estafa D`Viaje: un dueño preso, con fianza millonaria y el otro, con pedido de captura internacional

El juez condicionó la libertad de Eric Koller al pago de una caución real de 3 millones de pesos, mientras sus socio permanece prófugo.
sábado, 23 de marzo de 2019 · 11:28

A más de un mes de permanecer detenido por la causa de estafa millonaria, el empresario Eric Koller deberá pagar una fianza de 3 millones de pesos si quiere recuperar la libertad, según determinó el juez que investiga las denuncias por defraudación de D'Viaje Destinos, Martín Heredia Zaldo. Mientras tanto, su socio Federico Vargas continúa prófugo de la Justicia y ya se libró el pedido de captura internacional. 

Su firma, dedicada a la venta de paquetes turísticos, fue denunciada por 37 personas quienes pagaron cerca de 90 mil dólares por un viaje a Panamá que nunca se concretó. En su relato, Koller sostuvo la versión que la parte querellante -que radicó 9 denuncias en total- ya había anunciado a Tiempo de San Juan: que no hay delito, no hay defraudación, ni planificación, ni vaciamiento; sino más bien un incumplimiento de contrato. Si bien reconoció que no se cumplió con lo acordado, aseguró que no tuvo intención alguna de quedarse con el dinero ajeno. 

El magistrado del Cuarto Juzgado de Instrucción, que instruye en la causa, fijó la caución real por una suma millonaria con el objetivo de obligarlo a comparecer ante la Justicia ya que precisamente quedó tras las rejas por no hacerlo en un principio. Es que tanto Koller como Vargas presentaron un domicilio falso (no real) como dirección para ser notificados y cada uno de los llamados de la Justicia fueron ignorados pues llegaban a la empresa, situada en Ignacio de la Roza, que desde el allanamiento en diciembre último está abandonada. 

Tras no dar señales de colaborar con la investigación, el juez libró el pedido de captura para ambos: Koller se entregó mientras que a Vargas se lo tragó la tierra. 

Para los denunciantes, el relato del acusado es falso pues señalan una acción premeditada en la que los dueños vaciaron D'Viaje para mostrarse insolventes e incumplir el contrato que, hoy con la suba del dólar, supera los 4 millones de pesos. 

Tal y como lo explicó el abogado que representa a una parte de los denunciantes, Alejandro Berestein, los acusados trasladaron sus acciones a otra firma, a Rojo Turismo, la que -según indicó- les pertenece desde el 2017. "Este manejo deja en evidencia que el incumplimiento del contrato estaba planificado", aseguró y agregó: "Hoy esa empresa funciona normalmente, mientras la que vendió los viajes a Panamá y no cumplió está cerrada". 

  

Comentarios