Historia de TERROR

Los maniataron y le clavaron un destornillador para robarles

La feroz entradera lo vivieron las victimas de tan solo 22 y 23 años. Fueron atacados por tres delincuentes en una casa de Rivadavia.
lunes, 04 de febrero de 2019 · 22:28

Lo que parecía ser una simple noche de películas y buenos ratos de dos jóvenes terminó siendo una pesadilla que jamás olvidaran. Delincuentes entraron con violencia a la casa a mano armada, los amenazaron con matarlos, los ataron en sillas e hirieron al joven con un destornillador en la cabeza.

El martirio que vivieron los novios fue brutal, los jóvenes solo tienen 22 y 23 años. La pesadilla empezó cerca de la medianoche. Las víctimas estaban tranquilamente en la casa del chico y en un momento tres sujetos bajaron rápidamente de unas escaleras que hay en el fondo de su casa y entraron donde ellos estaban situados.

Los tres delincuentes rápidamente empezaron a amenazarlos con cuchillos y le dijeron que no hicieran nada, los damnificados perplejos y asustados hicieron caso y levantaron las manos para que no sufrieran algún tipo de daño. En ese momento, dos de los delincuentes rápidamente agarraron dos sillas diferentes, los sentaron a los dos y los amarraron.

En ese momento empezó la peor parte de la historia, el dueño de casa comenzó a ser golpeado y con un destornillador le provocaron heridas en su cabeza para que dijera donde tenía las cosas de valor. El chico sin poder defenderse le dijo donde estaban las cosas y los ladrones le llevaron varias alhajas, relojes, entre otras cosas de valor.

Cumplido el objetivo de los delincuentes, salieron de la casa y se fueron por el mismo lugar que entraron.

A las horas después, en el lugar se presentó personal policial encargada de la zona y también personal de Criminalística de la Central de Policía. Ante las heridas que presentó el joven por la bronca del momento no quiso curarse.

Por la gravedad del hecho, las víctimas fueron identificadas por la policía por sus nombres, Enrico (22) y Silvana (23), para preservar la identidad de las victimas ferozmente atacadas.

Comentarios