al borde de una tragedia

Tras encarnar un episodio de película: ¿de qué imputarán al sujeto que se atrincheró con su hijo?

Felix Olmos quedó detenido luego secuestrar a un nene de 5 años, amenazó con matarlo y, tras negociar, lo entregó a la Policía sano y salvo.
jueves, 5 de diciembre de 2019 · 15:38

El domingo último, Felix Olmos discutió con su pareja y se atrincheró en su vivienda de Rawson con su hijo a quien amenazaba con quitarle la vida, ya que se encontraba armado y fuera de sí. Fue entonces cuando intervinieron la Policía y grupos especiales de la fuerza que negociaron con él y lograron la liberación del nene de 5 años secuestrado. Seguidamente, el protagonista del violento episodio de película fue detenido y quedó a disposición de la Justicia, después de revolucionar el mediodía de la jornada dominical. 

Si bien por el momento el juez del Tercer Juzgado de Instrucción que instruye la causa, Guillermo Adárvez, aún no ordena la declaración indagatoria para que de explicaciones sobre lo sucedido, fuentes judiciales indicaron que la imputación de delitos que le cabría sería la de coacción y de incumplimiento de una orden judicial. Es que en un principio se especulaba con una calificación menor como la de amenazas y que el caso fuera investigado por el juzgado correccional de turno. 

Sin embargo, desde la justicia penal resolvieron investigarlo por el delito tipificado en el Artículo 149 bis del Código Penal, que prevé una pena de uno a tres años de prisión si se emplearen armas para el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas. 

Como en el lugar de los hechos se encontraba el juez de turno, que le exigió a Olmos que se entregara y finalizara con la situación, la segunda calificación que pesaría sobre sus hombros sería de la desobedecer una orden judicial, un delito contra la administración pública y de resistencia contra la autoridad. En su Artículo 239 sostiene que será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal.

Mientras tanto, Olmos permanece tras las rejas en los calabozos de la Comisaría 25º, a la espera de una resolución judicial. 

El episodio de película que encarnó

Según la versión oficial, hubo una pelea entre Olmos y su mujer que pasó de gritos hasta un empujón. Ante esto, y al ver a su pareja "sacada", la damnificada salió de su casa y llamó a la Policía para pedir ayuda. Fue ahí cuando el sujeto se quedó en el interior de la vivienda se encerró junto con su hijo de 5 años. 

Al llegar la Policía, supieron por la madre del pequeño que en el interior sólo estaban el padre, con un ataque de nervios, y el chiquito. Cuando lograron ver por una ventana que Olmos tenía un cuchillo de gran tamaño en la mano, se activó un protocolo de negociación para poder sacar al menor de edad en buen estado. 

Si bien en un principio la versión difundida sostenía que el hombre amenazó con agredir a su hijo, fuentes policiales aseguraron a Tiempo de San Juan que el niño pasó todo el tiempo en su habitación y que las intenciones del hombre no eran agredirlo. Es que al parecer, cuando llegó la Policía Olmos se encerró con su hijo argumentando que si se entregaba o dejaba salir al chico "no lo iba a poder ver nunca más". 

En este punto intervinieron como negociadores el comisario Iván Frías y la Cabo primero Castro, quienes hablaron por más de dos horas con el sujeto para que deponga su actitud. Minutos antes de las 14, estos esfuerzos dieron resultados y primero ingresó la mujer policía, de civil, quien entró hasta la habitación, lo despertó y se lo llevó de la vivienda. El niño no sufrió ningún daño y se encontraba tranquilo. 

Tras esto, Olmos se entregó y fue trasladado esposado a una dependencia policial.

 

 

 

 

Comentarios