por miedo a que pueda fugarse

Mandan a detener al abogado sanjuanino acusado de estafa

La medida la tomó el juez Maximiliano Blejman, después de que Marcelo Germán Mora lo recusara para evitar el juicio. Esta mañana debía presentarse en Tribunales y no lo hizo.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 13:15

Ordenaron las detención del abogado sanjuanino que está acusado de estafa, que este miércoles debía presentarse en Tribunales para afrontar el juicio en su contra y no lo hizo. La decisión fue del juez Maximiliano Blejman que preside el Tribunal de la Sala III, a quien Marcelo Germán Mora recusó para interrumpir el proceso judicial que se lleva adelante. 

La causa que podría mandar preso al letrado acusado de estafa, si es encontrado culpable, prescribe el próximo 3 de diciembre -es decir en seis días- y por ello desde la Justicia trabajan a contrarreloj. Después de considerar improcedente el pedido de revisión del caso en Casación que había presentado Mora, la Sala que lo tendría sentado en el banquillo había fijado el inicio del debate para esta mañana. Sin embargo, el imputado no apareció. 

Quien sí se apersonó fue su abogado Miguel Dávla Saffe, que además presentó un pedido de jury contra Blejman argumentando que tiene cierta animosidad contra su cliente. Según está estipulado, una recusación puede interrumpir el proceso cuando una de las partes no está en acuerdo, pero el magistrado implicado explicó que esa solicitud de enjuiciamiento no se puede realizar el mismo día del plenario.   

En los últimos días, Mora presentó un recurso de casación ante la Corte de Justicia de San Juan para que el acuerdo económico -de 175 mil pesos como resarcimiento económico- que logró con la parte querellante fuera aceptado y así se anulara la acción penal en su contra, el mismo había sido rechazado por los jueces de Sala y el fiscal de Cámara, asegurando que se trataba de una artimaña para zafar de una posible condena.     

Por qué fue procesado

Mora fue denunciado en 2007 por Saleme y Ferreyra. Ambos eran conocidos de Mora. Y aprovechando esa confianza,  el abogado vendió a Saleme un departamento del barrio capitalino de San Martín a 11.640 pesos en una transacción concretada en marzo de 2007. Semanas más tarde, Mora le vendió a Saleme otra casa, pero en el barrio Cerro Azul en Santa Lucía, al precio de 20.369 pesos, según el expediente. En abril hizo lo mismo con Carlos Ferreyra, a quien le vendió un galpón situado en Lateral de Circunvalación, en Capital, al precio de 26.287 pesos, según fuentes judiciales. En todo los casos, el abogado entregó recibos en concepto de “honorarios extra judiciales” con la promesa que luego les daría los recibos originales y les haría los papeles para la entrega de las propiedades. Esto nunca se concretó y los compradores jamás pudieron tomar posesión de los inmuebles, dado que las propiedades eran de otras personas y no estaban a la venta.

Comentarios