Entrevista exclusiva

Ex jefe policial absuelto por causa narco: "Si la justicia actuaba a tiempo, mi absolución salía antes"

En exclusiva con Tiempo de San Juan, dialogó Nestor Agüero, el ex jefe de Toxicomanía absuelto por una causa ocurrida en el 2009. Por Gerardo Bustos.
martes, 07 de agosto de 2018 · 10:10

Casi una década tuvo que esperar para cerrar una etapa de su vida de la cual seguro querrá olvidarse rápidamente. Un procedimiento con irregularidades, del cual se lo culpó y hasta tuvo que pasar casi dos años y medio en prisión.

Se trata de Nestor Agüero, acusado de encubrir a una banda narco conformada por Roberto "El Manteca" Agüero y su novia, Vanesa Bueno. Esta acusación fue en septiembre de 2009, año en el que también cayó preso.

Luego de 9 años de juicio, en el cual el Tribunal Oral Federal decidió otorgarle la absolución, y por primera vez de este desligue definitivo de la causa, charló en exclusiva con Tiempo de San Juan y ésto fue lo que dijo:

- ¿Qué sensaciones le quedan luego de recibir definitivamente la libertad?

- Sensaciones de mucha alegría. Te imaginas luego de haber pasado un largo peregrinar. En una primer momento una detención, luego una prisión preventiva, una excarcelación y finalmente un juicio oral que determinó mi absolución.

- ¿Cómo la pasó esos dos años y medio que estuvo en la cárcel?

- Todo ese tiempo que estuvo privado de mi libertad, no es nada grato para ninguna persona. Fue difícil y más aún para los familiares. Fue muy triste, muy duro, realmente una situación bastante difícil. En cuanto al trato, siempre fue cordial, no tuve problemas con nadie. Cada una hacía su vida, pero sin problemas. Al contrario, si podía ayudar, ayudaba.

- ¿Conocía a algunos de los reos que estaban con usted?

- Sí. Casualmente, con algunos que yo provoqué la detención.

- ¿Cómo hizo económicamente todo ese tiempo que no recibió ni un peso de su sueldo?

- Desde la detención (en septiembre de 2009), se me suspendió el sueldo. Después de dos años y medio detenido, se me pasa a retiro obligatorio. Fueron tiempos muy difíciles y muy duros. Tuve la oportunidad y la suerte de que estuvo mi suegra en todo esto. Ella tiene un negocio y en base a eso nos estuvimos manejando. Mis hermanos también tienen sus negocios y nos aportaban para poder subsistir. Y fundamentalmente para ayudar a mis hijos que son los que estaban sufriendo este trámite que yo estaba pasando.

- ¿Le va a realizar una demanda al Estado por todo este tiempo que estuvo sin recibir su sueldo y por echarlo y no dejarlo subir de cargos en las Fuerzas?

- Vamos a plantear, con el dr. Bueno, las distintas situaciones que yo estoy viviendo. En un primer momento se me detuvo, en un segundo momento, la prisión preventiva que me llevó al retiro obligatorio sin goce de haberes, y un tercer momento, que fue el peregrinar hasta llegar al juicio. Y ahora hay un cuarto momento: que es pelear aquello que no pude llegar a vivir. Creo que es mucho.

- ¿Su idea es volver a las Fuerzas?

- Tengo el derecho y ese es otro peregrinar de trámites. No sé si largo proceso o corto. No sé cómo se va a manejar con mis abogados. Hay dos cuestiones. La parte penal que la tiene el dr. Bueno y la parte administrativa que está con otro letrado. Entonces vamos a ver las dos vías que ellos aconsejan para ver cómo llegamos a la solución más inmediata y ver qué reclamos vamos a hacer.

- ¿Cree que se puede concretar su vuelta a las Fuerzas?

- Por sentido común, debería ser. Mi castigo es parte de una acusación en la que terminé absuelto. Por lo tanto debería retrotraerse eso. Así que vamos a ver qué sucede.

- Los testimonios de estos policías de Drogas Ilegales, que usted tuvo a cargo, quienes testificaron en su contra diciendo que hubo ciertas irregularidades en los procedimientos que tenían que dar con estas dos personas que quedaron como que usted las había encubierto, ¿por qué cree salieron a hablar en su contra?

- No sé qué los habrá motivado. Yo llegué en el 2008 a Toxicomanía, que después se transformó en el Departamento de Drogas Ilegales. Yo como investigador tenía otra forma de trabajar y los resultados estaban dados. Se puso la atención en el “Manteca” (por el narco Roberto Agüero) y se secuestra bastante droga. Y yo creo que ahí estuvo el problema, porque si se investigaba había elementos que podían dar con ellos (por sus jefes), no conmigo. Entonces ¿qué pasó? Ellos declararon que yo demoré en el allanamiento. Quedó demostrado que quien daba las órdenes era mi jefe y quien ordenó el allanamiento a las 6 de la mañana fue el juez (por Leopoldo Rago Gallo). Entonces mal por estos funcionarios en decir que yo demoré en estos procedimientos.

- ¿A qué jefes se refiere?

- El primero era Heredia, el segundo era Riveros y tercero estaba yo.

- ¿Entonces el culpable de la demora de estos allanamientos fue Heredia?

- Heredia era el que disponía. Yo le informaba y el decía “esto sí”, “esto no”, por una o por otra causa. Él sabrá por qué.

- ¿Hubo irregularidades por parte de Heredia y no de usted?

- Y Heredia tiene que dar explicaciones en tribunales. Y estos dos policías que manifiestan que yo demoré en este procedimiento, no tiene ningún sustento porque quien disponía era Heredia y quien daba la orden era Rago Gallo.

- ¿Va a ir contra esos dos policías también?

- Sí. Eso estamos analizando con el doctor Bueno porque ellos me perjudicaron desde un primer momento.

- En una entrevista con este medio, usted dijo que lo vincularon con esta causa “por celos”, ¿de parte de quién y por qué dijo eso?

- Y celos por mi forma de trabajar. Soy una persona que hace las cosas bien, muestra que está trabajando y da resultados a la sociedad. Esta gente durante seis años nunca hizo un procedimiento tan importante. Cambiar la forma de trabajar y mostrar que los resultados se estaban dando daba celos.

- Cuando dice “esta gente”, ¿se refiere a Heredia?

- Principalmente de él, pero en sí de todos los funcionarios.

- ¿Tuvo algún tipo de rivalidad previamente con sus jefes para que le hicieran esto?

- No, para nada. Ninguna.

- También dijo a este diario que en San Juan hay mucha droga, ¿sigue considerando que hay mucha o cada vez hay más?

- Yo estuve alejado mucho tiempo de todo esto por la detención, el procesamiento y el juicio. Pero creo que no hace falta hablar mucho con todos los procesamientos que estaba la Policía Federal Argentina.

- ¿Entonces puede decir que sí?

- Y los resultados están ahí. Será que cada vez se están dando más investigaciones. Creo que la sociedad está creciendo y quizás, este tipo de delitos también está creciendo.

- ¿Qué conclusiones hace después de casi una década de juicio?

- Los tiempos de la justicia se alargaron demasiado. Si hubiesen actuado de acuerdo a la norma, me parece que esta situación (por su absolución), hubiese salido mucho antes. El daño no hubiese sido tan largo y las cosas se hubiesen aclarado mucho mejor. No es lo mismo trabajar sobre los hechos recientes que trabajar a los 10 años. Varía un poco el tema.

Yo desde un primer momento sostuve mi inocencia. A un medio, mandé un escrito desde adentro del Penal. Mantuve siempre mi inocencia. Después de salir en libertad manifesté mi inocencia. Como reflexión: siempre trabajar, tener fe e ir con la verdad.

- ¿Siempre tuvo la convicción de que fue inocente?

- Siempre. Desde que me senté a la primera indagatoria, mantuve mi inocencia. No tuve ninguna responsabilidad y a lo largo del juicio se demostró mi inocencia, lo que fue motivo de mi absolución.