INCONDUCTA VIAL

Cruzar a pie la Circunvalación, una práctica diaria y mortal

Tras el shock social por la muerte del adolescente Julián Linares (16), un relevamiento fotográfico muestra el descontrol en la autopista que rodea la ciudad. Por Gustavo Martínez Puga.
lunes, 07 de septiembre de 2015 · 07:17
Por Gustavo Martínez Puga

"Es un problema cultural, no de educación. Es como que no les gusta que le digan lo que tiene que hacer. La gente sabe que está prohibida la tracción a sangre por la Circunvalación, y de igual forma cruzan. Lo mismo pasa en las calles de la Ciudad, cuando cruzan a mitad de cuadra, lo que pasa es que la ruta potencia ese peligro”. La definición es de Rubén Lomas, director de Vialidad Nacional en San Juan, y marca cuál es la postura oficial sobre la peligrosa práctica de cruzar a pie la avenida de Circunvalación y los accesos al anillo vial. ¿Falta de puentes? Tal vez, lo concreto es que a diario decenas de sanjuaninos arriesgan su vida con esa práctica mortal.

Así se pudo comprobar con un sencillo relevamiento fotográfico hecho por Tiempo de San Juan, cuando la muerte del adolescente Julián Linares conmovió a la comunidad sanjuanina.

El chico de 16 años, estudiante de la Escuela de Música, murió en la noche del jueves 27 de agosto último, al intentar cruzar a pie el anillo interno de la Circunvalación, casi en el ingreso al derivador que desemboca en la avenida Ignacio de la Rosa. Era de noche y al conductor del Ford Ka que lo embistió le resultó imposible divisar al peatón en medio de la oscuridad en un lugar donde sólo está habilitado el tránsito vehicular.

Esa muerte caló hondo en los sanjuaninos. Sin embargo, es una práctica totalmente cotidiana: basta con darse una vuelta por la autopista (particularmente en horario de entrada y salida a las escuelas).

La colocación de barandas metálicas en el anillo interno de la Circunvalación, además de los laterales, fue para desalentar esa práctica de peatones, ciclistas y hasta motociclistas, según precisó Rubén Lomas.

También se tuvo en cuenta esa práctica y se la intentó combatir cuando el Gobierno de la Provincia planeó la parquización. Por ejemplo, en el Acceso Sur (en el tramo que va de General Acha hasta Circunvalación) se colocó un cerco verde compuesto por alambrado y plantas. Sin embargo, a la altura del supermercado mayorista Makro, la gente rompió el alambrado para poder cruzar la ruta con facilidad de Este a Oeste. Allí se ve que mucha gente cruza de los barrios Natania y Edilco a ese supermercado y también a la escuela Cecilio Ávila, ubicada detrás de la UVT.

"La Circunvalación tiene sus cruces peatonales con veredas en los puentes por los que se puede pasar caminando. En Santa Lucía hay puentes para peatones, pero la gente prefiere caminar menos y arriesgarse a atravesar la ruta”, precisó Lomas.

En la zona de Santa Lucía es donde están los puentes únicamente peatonales que originalmente se construyeron con la Circunvalación. Pero es frecuente ver que la gente opta por cruzar la autopista a pie para no subir las pronunciadas escaleras que elevan el puente peatonal por sobre la ruta.

La Circunvalación fue proyectada en los años ´70 y se terminó de construir en los ´90, con una Ciudad que ya le había pasado por encima a aquel anillo periférico que se pensó hace 40 años.

El director del noveno distrito de Vialidad Nacional también reconoció que "muchas veces falta una planificación. Hay lugares que se han hecho escuelas de un lado de la ruta y la mayor parte de la gente vive al otro extremo y no se planificó cómo harán los alumnos y sus padres para pasar de un lado a otro”.

 Por ejemplo, en Concepción, es normal ver en horas del mediodía cómo los niños, y muchos de ellos acompañados por sus padres, cruzan la Circunvalación para ir a la escuela Florentino Ameghino, ubicada en Saturnino Salas y Bernardo de Monteagudo.

Licitación para puentes, frenada

Rubén Lomas informó que hay una licitación prevista para construir dos nuevos puentes y mejorar los que están en la zona de Santa Lucía: "La licitación está postergada. Se publicó el año pasado y se suspendió, creo que debe ser por una cuestión presupuestaria. Era una licitación para hacer obras viales de seguridad. Y en ella estaba prevista la construcción de dos puentes nuevos. Uno de ellos a la altura de la calle Necochea”.

Galería de fotos

Comentarios