HABLA BRISA

“Nunca me voy a olvidar la imagen de mi mano quemada en el rodillo”

Un mes después, en primera persona la historia de la chica de 17 años que perdió la mano izquierda en el planchador de un hotel para parejas. Por Gustavo Martínez Puga.
martes, 22 de septiembre de 2015 · 06:58
Por Gustavo Martínez Puga

Cabellos castaños, ojos verdes, piel dorada. Brisa tiene una belleza muy particular. Y coqueta, muy coqueta, como toda chica de 17 años. Por eso no quiere aparecer de frente en la foto. Pero a un mes del accidente laboral que le mutiló la mano izquierda en un hotel para parejas, no tiene problema en contar con lujo de detalles cómo fue el accidente y cómo está ella anímicamente en este momento para afrontar el momento clave: tener que ver su mano amputada.

"Es horrible. Nunca me voy a olvidar la imagen de mi mano quemada en el rodillo”, cuenta Brisa, con lágrima en los ojos. Son lágrimas de impotencia, no de tristeza.

No es para menos: ella vio cómo los cilindros del planchador a vapor le chupaba los dedos, luego la mano y no podía hacer nada para retroceder ese espantoso instante.

"Yo metía la sábana bien extendidas con las dos manos, porque había que ir acompañando las puntas en el rodillo para que las planchara bien. En eso sentí que me agarra las uñas, después los dedos… y me seguía chupando la mano y yo no podía hacer nada… tiraba para atrás y los rodillos me la seguían chupando. En ese momento se trabó la máquina. Mientras el vapor me seguía pegando en la mano. Yo estaba sola, porque la otra chica estaba afuera de ese lugar, colgando las sábanas”, relata Brisa.

Eso ocurrió un día sábado. Era su primer día de trabajo. Y su primer trabajo. Se lo encontró su padre, quien está separado de su madre, para que tuviera una changa para que se hiciera de un dinero para sus gastos.

Brisa confirmó que "estuve como una hora con la mano atascada. La otra chica llamó al dueño del hotel, el señor Carlos Gómez, y él vino y desarmó la máquina. Así pude sacar el brazo. Yo vi la mano quemada, era como cuando se quema la grasa. Me llevaron al Cymin. Pero allí me dieron una atención rápida y me derivaron al Marcial Quiroga”.

Esa fue la última vez que Brisa vio su mano. Luego en el Hospital Marcial Quiroga le hicieron una reconstrucción generativa de células que consiste en abrirle un tajo en el abdomen y meterle la mano amputada en ese lugar. Dice que a diario siente fuertes dolores musculares en su mano amputada.

Ya de alta en su casa, esperando a una cirugía reconstructiva de la piel que le harán el 28 de septiembre, Brisa cuenta cómo se prepara mentalmente para el momento que le abran la panza para sacarle su mano.

"Lo he hablado mucho con la psicóloga. Pero no sé, estoy muy nerviosa. Creo que cuando me vea la mano me voy a volver loca”, concluye. 

Positivo: la ayuda
Tras la publicación en Canal 13 San Juan y en Tiempo de San Juan, el candidato a intendente en la Capital por el FpV, Franco Aranda, le llevó a la familia una cama para Brisa y mercadería para la familia. La Salita Roja del nivel inicial de la Escuela Provincia de Santa Fe ayudó a la familia con mercadería. Una señora llamada Graciela se aceró por el Hospital Marcial Quiroga y le llevó un poco de dinero en efectivo. Para ayudar: Sebastián del Cano 1333 Sur, Villa del Carril, Capital.

Negativo: sin trabajo
Alicia Beatriz Pereyra (38) informó que se quedó sin trabajo en la agencia de seguridad Cassius, tras hacerse público el caso del accidente laboral de su hija menor. "No es que me echaron, pero no me asignan objetivos. En la práctica, es lo mismo que no darme trabajo. Pero ni me echan ni nada. Antes mi objetivo era un comercio de la peatonal. Cuando pasó lo de Brisa, me presenté a trabajar y le habían dado ese objetivo a otra persona. Así es que estoy sin cobrar nada”.

Galería de fotos

Comentarios