Fallo en la Sala III

Mató a su bebé ahogándolo y le dan ocho años de prisión

Se trata de Sabrina Zafra, quien fue sentenciada a ocho años de prisión, menos condena que la pedida por el fiscal de la causa. La mujer mató a su hijo ahogándolo y fue hallado en la mochila del inodoro.
martes, 22 de septiembre de 2015 · 09:21
La Sala III de la Cámara Penal condenó a ocho años de prisión a Sabrina Zafra por el crimen de su octavo hijo recién nacido en el año 2013. 
 
La joven de 30 años fue encontrada culpable por la muerte del pequeño, pero en lugar de ser condenada a cadena perpetua por homicidio agravado por el vínculo el Tribunal conformado por los jueces Eugenio Barbera, Eduardo Gil y el subrogante Matías Parrón le dieron 8 años, menos que lo que había pedido el fiscal José Eduardo Mallea, quien consideró 10 años.
 
Se redujo la condena por las "circunstancias extraordinarias de atenuación" que giraban alrededor del crimen. La mujer vivía en la extrema pobreza, vivía con su pareja y los siete hijos con quienes dormía en un pequeño dormitorio y aparentemente la soledad en la que estaba inmersa la condenada, entre otros puntos. 

 

El 16 de abril de 2014 había sido procesada por homicidio agravado. Mirá la publicación de Tiempo de San Juan de ese día: 

RESOLUCIÓN

Bebé ahogado en el inodoro: la madre procesada por homicidio agravado y el padre sobreseído

Tras siete meses del homicidio del bebé, la justicia liberó al papá y procesó a Sabrina Zafra, la madre, por homicidio agravado por el vínculo.

Bebé ahogado en el inodoro: la madre procesada por homicidio agravado y el padre sobreseído

A la izquierda Sabrina Zafra y a la derecha Miguel Sosa. Ambos en el palacio de Tribunales.

El pasado 21 de septiembre se conoció el crimen del bebe recién nacido de trinidad. En aquella oportunidad el pequeño apareció muerto en la mochila del baño de la casa de Trinidad. Ahora la justicia definió el procesamiento de la madre y el sobreseimiento del padre.

La mujer, Sabrina Zafra, fue detenida porque habría tirado a su octavo hijo en el baño de su casa, tras ahogarlo en la mochila del inodoro. Fue su propio marido, el padre del bebé, quien fue hasta la Seccional Tercera a avisar lo que ocurría, pero aún asi quedó detenido y vinculado al crimen.

La jueza María Inés Rosellot les imputó a ambos el delito de homicidio agravado por el vínculo, delito que tiene una pena máxima de reclusión perpetua. Finalmente el pasado martes salió la resolución por parte del doctor Adarvez, quien subroga a  la jueza Rosellot que está de licencia, sobre la situación de ambos detenidos.

El juez determinó sobreseer a Sosa, que ya fue puesto en libertad en esa misma tarde. En cuanto a Zafra, Adarvez determinó el procesamiento por homicidio agravado por el vínculo, según confirmaron fuentes judiciales a Tiempo de San Juan. 

Sosa había manifestado ante los medios en una de sus citaciones a Tribunales que "Yo quería tener al bebé”, y finalmente no encontraron pruebas que lo vincularan al homicidio, según dijo su abogado defensor Guillermo Cano. A su vez, habrían presentado pruebas clave que apoyarían la versión del hombre sobre que quería tener a ese hijo. 

Las pruebas que apoyaron la versión del hombre habrían estado basadas los estudios médicos realizados a Zafra durante la internación, posterior al parto y asesinato del bebé. En segundo término, existe una llamada telefónica realizada desde el celular de Sosa hacia el de su hermana para que esta pidiese una ambulancia. Según explicó Cano,”Sosa le hizo sonar el celular a su hermana para que ella le llame, ya que él no tenía crédito, solicitándole que pida una ambulancia porque su mujer iba a tener familia”. Esa llamada será la segunda prueba presentada con la que se querría demostrar la intención de Sosa de tener ese bebé.

Por último, la declaración de un camillero de SIFEME sería presentada como prueba ante Rosellot, para justificar la falta de mérito de Sosa en el homicidio.

 

Comentarios