Búsqueda

Desaparición de Abigail: ¿una historia de burlas y maltrato familiar?

Una compañera, la madre, el padre y los hermanos de la menor contaron lo que vivía la joven antes de que se escapara. Relatos de discriminación, y aparentes golpes.
jueves, 10 de septiembre de 2015 · 15:32

Abigail Noemí Espinosa Mercado, de 13 años, y Brenda Melani Ayelén, de 15, están siendo intensamente buscadas por la Policía de San Juan, y se cree que están juntas. 

Una compañera, su madre, padre y hermanos contaron que Abigail sufría burlas y hablaron de maltratos, y hasta golpes por parte del padre, que podrían haber provocado que la menor escapara. 

Según una compañera la menor "estaba mucho con la computadora, a veces lloraba en un costado porque la discriminaban mucho; le decían de todo los compañeros, ella se ponía mal, le decían bigotuda, andá a bañarte".

En cuánto a la relación con la familia la joven dijo que "con los hermanos y el padre se llevaba bien, con la que se llevaba mal era la madre, decía que no la quería a la madre", finalizó. 

En tanto que su madre manifestó que su hija "psicológicamente sufrió maltrato, sí, por parte del padre, quiero que lo investiguen al padre, como también si me quieren investigar a mi que lo hagan". 

Agregó que "el padre la había golpeado, se vino en bicicleta de Santa Rosa a Caucete, a mi domicilio, con todas sus pertenencias, llegó así a mi casa. Fueron dos veces; la primera vez se escapó estando acá en Caucete porque el padre le pegó en la plaza y la hizo pasar vergüenza". 

Finalmente cuando le preguntaron si la pequeña estaba de acuerdo con la religión de su padre, la mujer explicó que "no estaba conforme, ella no quería ir, estaba muy sometida a lo que el padre decía. Le digo que vuelva, que voy a estar para escucharla, capaz que esto es un escape de ella para llamar la atención; toda la gente que la está buscando la quiere ayudar".

En tanto que el padre dijo que "yo la amo, y que esto es como que no ha pasado nada, no va a haber represión, y que no se vuelva a repetir.  Siempre vivió conmigo, siempre se llevó bien conmigo, yo creo que fue obligada a subir a algún vehículo, ella no es de dejar el bolso así como lo ha dejado".

La hermana también expresó que "es como una hija para mi, estoy desesperada, no se en qué condiciones está", y su hermano comentó que "que no tenga miedo en volver, la estamos esperando, nadie le va a hacer nada, la vamos a recibir con los brazos abiertos". 

Mirá el informe de Telesol:

Galería de fotos

Comentarios