ZONDA

Día del Amigo salvaje: violencia y pedradas, el preludio de una violación

Los festejos por el Día del Amigo pasaron de claro a oscuro en el Dique Lateral de Zonda. ¿El saldo? 19 menores detenidos por apedrear un colectivo y 60 botellas de alcohol decomisadas. Una violación que se podría haber evitado.
sábado, 25 de julio de 2015 · 13:21

La policía sostiene que controló, pero a pesar de todo hubo alcohol, menores y una adolescente de 15 años terminó violada. El estado de inconsciencia de la chica era tal que ni se enteró de lo que sucedía. Previo al aberrante abuso, 19 menores ya habían sido detenidos por causar destrozos, más precisamente por apedrear un colectivo de la línea 23. Según la policía decomisaron 60 botellas de alcohol pero la fiesta siguió igual. 
Una vez más el Camping Dique Lateral de Zonda quedó envuelto en un escándalo y esta vez por la denuncia de una chica que dice que fue violada cuando festejaba el Día del Amigo en las instalaciones del lugar. 
Fuentes extraoficiales de la policía contaron a Tiempo de San Juan que hay molestias de la policía con la Municipalidad de Zonda por el tema de los controles, pero desde la intendencia sostienen que ellos no pueden hacer requisas. 
El festejo del Día del Amigo, que parecía inocente en un principio terminó de la peor manera y ahora un adolescente de 17 años está siendo investigado por la violación de una joven de 15 años. 
Adentro del complejo no faltó el alcohol, la fiesta y los desmanes. Según los adolescentes que asistieron no hubo requisas en la puerta y este dato fue confirmado por el intendente de Zonda, César Monla. 
El intendente dijo a Tiempo de San Juan que ellos no están autorizados para revisar los bolsos de quienes ingresan y que eso "es trabajo de la policía”. 
"Cumplimos con lo que es el control al ingreso y por supuesto cobrar la entrada pero el camping tiene 8 hectáreas y quien ingresó las bebidas alcohólicas escapó al control. No podemos hacer requisa sobre los bolsos o las pertenencias de cada persona” explicó el funcionario. 
Desde la Comisaría 14, sin embargo, dijeron a este semanario que los controles sí se realizaron y que decomisaron alcohol. Las bebidas secuestradas por la policía fueron en total 60 botellas entre las que había fernet, cerveza y vino, entre otras. 
En medio de los festejos, una adolescente de 15 años desapareció de la vista de sus amigas y, según testigos, cuando la encontraron estaba adentro de la carpa, inconsciente, con un joven subido sobre ella.  Es más, la policía aseguró que recibieron el pedido de auxilio por parte de las amigas de la menor y al llegar al lugar encontraron al presunto violador todo golpeado. "Tenía lesiones porque parece ser que el grupo de la damnificada lo había agredido” explicó un jefe policial. 
La denuncia fue puesta de inmediato y un adolescente de 17 años quedó detenido como único sospechoso de una presunta violación.  
Con respecto al evento que habría sido convocado a través de las redes sociales, Monla dijo que el municipio "no tuvo nada que ver con ningún evento o convocatoria”. Además agregó que "es imposible que podamos estar al tanto de lo que hacen los jóvenes en las redes sociales que escapan a la situación del municipio”. 
Lo cierto es que ese 20 de julio, a pesar de los controles,  ingresaron una gran cantidad de bebidas alcohólicas al camping y la situación con los menores se descontroló. 
De hecho no es la primera vez que en la provincia se dan episodios de descontrol entre adolescentes que terminan mal y la violación de la menor recuerda a otra adolescente que fue vejada en una fiesta privada en Santa Lucía, hace un año atrás. 
Mientras la investigación judicial avanza, el intendente Monla aseguró que después del incidente decidió reforzar la seguridad en el camping y dijo que a pesar de que ese día había gente del municipio custodiando "no vieron lo que pasó con la menor porque estaba adentro de una carpa”.
"El operativo que se realiza es con los patrulleros comunales y por supuesto personal del municipio que hace las recorridas dentro del camping, nosotros no podemos requisar ni una sola carpa” detalló el intendente a este semanario. 
Una vez más una fiesta privada de menores se salió de control y la violación de la menor se suma a la muerte de Darío Torres, el adolescente que fue asesinado de un puntazo al salir de otra de estas fiestas organizadas a través de las redes. 
Sin embargo esta no es la primera vez que el camping Dique Lateral se coloca en el ojo de la tormenta, un año atrás el descontrol llegaba para un 21 de septiembre en un evento organizado por el municipio para el Día del Estudiante. 
"Para el 21 de septiembre fue otra situación, hubo un espectáculo en el cual hubo servicio de adicionales y seguridad privada. Además trabamos con la seccional 14 y el jefe de la Regional Oeste” explicó Monla. Pero la creatividad de los adolescentes para poder hacer pasar una botella de alcohol al complejo fue insólita y a pesar de que la policía secuestró 201 botellas de cerveza, vodka y champagne, los pibes igual se las ingeniaron para violar los controles. 
En esa oportunidad, el camping recibió cerca de 5 mil adolescentes, mucho más de lo que estaba preparado para afrontar y varios vecinos de Villa Tacú, decidieron contratar seguridad privada para evitar los destrozos. 
El domingo 20 el descontrol y la violencia se cobraron una nueva víctima, una vez más fueron los menores los perjudicados y las redes sociales y el alcohol siguen siendo los protagonistas. 

Comentarios