RESOLUCIÓN DEL JUEZ CORREA

Fallo explosivo: procesaron a Alday por 9 hechos delictivos

Afirman que lucró con las maniobras de su ex socio Graffigna, quien junto a la ex jueza Marún y a tres peritos, también sumaron nuevos procesamientos. A 5 años de la denuncia, es la primera vez que procesan al abogado Alday. Por Gustavo Martínez Puga
viernes, 11 de diciembre de 2015 · 20:00

En marzo de 2013 le habían imputado ser el jefe de una asociación ilícita junto al otro abogado del mega escándalo, Santiago Graffigna. Se fue a la clandestinidad durante 10 meses para no caer preso, como su socio. Logró que un tribunal le revisara esa imputación y le bajara la calificación a integrante de una asociación ilícita. Como ese es un delito excarcelable, apareció y se presentó a la Justicia. Hasta la apuró para que le resolvieran su situación legal. Ahora recibió un duro revés: el abogado Horacio Raúl Alday (56) fue procesado, sin prisión preventiva, por 9 hechos delictivos en el escándalo de las expropiaciones, la principal causa de la historia judicial sanjuanina.

Así consta en el auto de procesamiento de una explosiva resolución que dictó el juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción.

De los nueve involucrados en la causa que investigó ese juez de primera instancia, tres fueron sobreseídos y los otros seis fueron procesados por los delitos de fraude y por integrar una asociación ilícita que inflaba causas de expropiaciones para saquear las arcas del Estado mediante fallos judiciales ilegales.

Entre los seis procesados están el abogado Santiago Graffigna (al único que se lo dictó con prisión preventiva), la jubilada jueza Rosalba Marún y tres ingenieros que Graffigna usó sistemáticamente como peritos para sus causas.

Si bien el fallo es con prisión para Graffigna, en marzo próximo al abogado se le cumplirán tres años de prisión preventiva sin sentencia, por lo que deberán levantarle la prisión domiciliaria.

En un fallo de 135 páginas, el juez Correa detalló minuciosamente el rol de cada uno en las causas de expropiaciones que el Gobierno Provincial denunció, en octubre de 2010.

Y allí está detallado el rol que el juez Correa le atribuyó al abogado Alday para procesarlo y así pedir que sea juzgado por nueve hechos en tres tipos de delitos. Estos son:

-Integrante de una asociación ilícita.

-Partícipe necesario de estafa en cinco hechos: las causas Margarita Esquivel; Luna Manuel; Luna Ricardo Benito (dos expedientes); Ruiz Guillermo y Guajardo Viterbo.

-Tentativa de fraude en dos hechos: las causas Sinforoso y Ramos de Manríque.

-Defraudación por ocultamiento o sustracción de expedientes, en un hecho: causa Juan Luis Carbajal.

Sobre el rol en el escándalo judicial, el juez Correa falló que "Alday, conjuntamente con el imputado Graffigna (socio), ha participado en la tramitación de las causas de expropiaciones que tuvieron como resultado la consumación de fraudes en perjuicio del Estado Provincial, en algunas de las causas, y en otras quedaron en grado de tentativa".

Para el juez Correa no hay dudas que aquella sociedad jurídica que Alday decía haber disuelto con Graffigna, argumentado así no tener nada que ver con las causas de expropiaciones, es una mentira: "Si bien Graffigna tramitaba las actuaciones, era controlado por Alday, y por consiguiente este también se beneficiaba con los cobros de las indemnizaciones obtenidas en forma fraudulenta en los procesos expropiatorios".

Tras una extensa investigación, el juez Correa determinó en el fallo cuál fue el rol de cada uno de los seis procesados: "Graffigna ocupaba la posición de organizador del plan tendiente a defraudar al Estado, la ex jueza Marún de Sobelvio, Baistrocchi (abogado de Fiscalía de Estado), y los peritos Videla, Bustos y Quiroga, desde el rol que cada uno tenía asignado en la planificación, efectuaron aportes en la construcción de procesos con apariencia de legalidad, pues en los mismos se arrasaba con principios fundamentales del derecho Civil y Procesal Civil, construyendo procesos minados de irregularidades y vicios, que concluían con sentencias arbitrarias".

MEMORIA INCREÍBLE

Sólo para demostrar la arbitrariedad y la impunidad con la que se manejaron los sospechosos, el juez Correa citó en su fallo el increíble rol de uno de los peritos, quien lejos de ser un auxiliar de la Justicia la llevó a cometer errores: "Videla fue poli-funcional en la causa Basañez, pues por una parte prestó testimonio como testigo ofrecido por Graffigna, declarando sobre hechos que fueron percibidos cuando contaba con la edad de 7 años, sumado a ello al momento de relatar sobre estos hechos habían transcurrido 48 o 57 años, aproximadamente, según se trate del ensanche o de la apertura de las calles que han generado la expropiación, demostrando de esta forma un grado de compromiso hacia Graffigna".

Además de "recordar" detalles de las calles sanjuaninas de cuando tenía solo 7 años, Videla también hizo de perito. Es decir que, en una misma causa, fue testigo y perito en favor de Graffigna.

Otros testigos claves que el juez Correa citó para fundamentar su fallo son los relatos de Héctor Rollán (actualmente juez del Primero Civil) y de Bustos, una prosecretaria, quienes relataron cómo Graffigna tenía el "privilegio" de ser recibido siempre y a cualquier hora por la ex jueza Marún. Rollán y Bustos contaron cómo el abogado metía y sacaba expedientes en el juzgado y recordaron el día que la ex jueza Marún retó a Rollán delante de Graffigna porque no le había librado un pago de 200.000 pesos que, encima, no eran del abogado, sino de su cliente.

La ex jueza Marún se enojó porque Graffigna tenía que irse a Chile y los empleados no le habían querido autorizar irregularmente el dinero de una causa, lo que la jueza hizo hacer inmediatamente.

TESTAFERROS

Y uno de los hechos más contundentes que dio por probado el juez Correa fue lo que todo el mundo siempre creyó que ocurría: Graffigna usó a sus "amigos" para hacerlos figurar en las causas y así él no aparecer.

"Graffigna utilizaba testaferros para evitar llamar la atención en todos estos juicios de expropiación donde, como jefe, dirigía una asociación ilícita con el fin de defraudar al Estado, como lo hizo en Basañes, Ruiz Guillermo, Yanzón de Graffigna y ahora también con Suraty", dice el fallo de Correa.

SURATY

El juez Correa también determinó que Graffigna no era honesto con sus "amigos", ya que les devolvía sumas ínfimas de dinero por lo que habían puesto para hacerlos aparecer como titular de los juicios, siendo que él sabía que en el corto plazo cobraba sumas exponencialmente superiores.

La causa Suraty es un espejo de ello. Dice el fallo: "En esta causa se recepcionó el testimonio de María Celina Infante, hermana de Carlos Infante, socio del Dr. Mulet, quien había adquirido el 35 % de los derechos indemnizatorios de esta causa n° 95708. Esta cesión la hizo en su favor Mónica Almeida, secretaria del estudio jurídico de Mulet - Infante, pagando $ 5.000 por la adquisición del 35 % de los derechos indemnizatorios con sentencia firme, siendo que conforme a la planilla de liquidación a la fecha 30/09/02 la suma ascendía a $ 1.013.849,74".

 

 

 

Hoja de ruta

 

*El abogado

Santiago Graffigna ahora está procesado por 15 hechos.

El 10 de diciembre de 2015 el juez Benedicto Correa lo procesó por tres delitos: jefe de una asociación ilícita; tentativa de estafa (causa Basañes) y estafa (causa Suraty). Lo embargó por 5 millones de pesos.

El 1 de diciembre de 2014 el juez Benito Ortiz lo procesó por un delito: tentativa de estafa (causa Herrería). Le embargó por 35 millones de pesos.

El 13 de agosto de 2013 la jueza María Ines Rosselot lo procesó por 11 delitos contra la Administración Pública.

 

*La ex jueza

A Rosalba Marún de Sobelvio, jubilada como jueza del Primero Civil, ahora le pesan 13 delitos.

El 10 de diciembre de 2015 el juez Correa la procesó por siete hechos: estafa (dos hechos, las cusas Benito Luna, Manuel Luna), tentativa de estafa (cuatro hechos, por las causas Carbajal, Sinforoso, Basañes, Suraty), e integrante de una asociación ilícita. Le trabó embargo por 5 millones de pesos.

El 15 de octubre de 2013 la jueza María Ines Rosselot la procesó por seis delitos: estafa (dos hechos), tentativa de estafa (dos hechos), falta a los deberes de funcionario público e integrante de una asociación ilícita. En apelación, la Sala II le dejó todos los delitos en suspenso con una falta de mérito y le confirmó sólo la falta a los deberes como funcionaria pública.

 

*Los peritos

Fernando Videla, Juan Pablo Quiroga y Víctor Hugo Bustos son los peritos que usaba Graffigna.

El 10 de diciembre de 2015 el juez Correa procesó a Bustos por tres hechos: estafa (dos hechos, por las causas Luna Manuel y Luna Benito) e integrante de una asociación ilícita.

AVidela lo procesó por tentativa de estafa (causa Basañez) e integrante de una asociación ilícita. Y a Quiroga lo procesó por tentativa de estafa (causa Carbajal), estafa (causa Sinforoso) e integrante de una asociación ilícita. A cada uno le trabó un embargo de 3 millones de pesos.

El 1 de diciembre de 2014 el juez Ortiz había procesado por estafa e integrante de asociación ilícita a Videla y a Bustos. Y a Quiroga por tentativa de estafa y asociación ilícita. Y les trabó un embargo de 5 millones de pesos cada uno.

 

*Los funcionarios

Aldo Molina, ex ministro de Hacienda; su ex asesor, Carlos Sánchez Bustos y Alfredo Jordán, Tesorero General de la Provincia, habían sido citados a una declaración informativa por pedido del ex Fiscal de Estado, Mario Díaz, quien está procesado.

El juez Correa resolvió que "ninguno de ellos ha realizado actos o conductas disvaliosas, que resulten o sean comisivas de delito alguno, por el contrario la manifestaciones efectuadas por cada uno de ellos, no hacen más que confirmar que sus actuaciones en el trámite de pago, estaban debidamente autorizadas y dispuestas en la Ley de Contabilidad Provincial".

2
1

Comentarios