LA NIÑA DEL MILAGRO DE BROCHERO

Tiempo de descuento a jueces por la brutal golpiza a Camila

El juez Ortiz cerró la investigación. Ahora la Cámara Penal tiene que hacer el juicio en menos de 11 meses. De lo contrario, sale libre el padrastro Oris. Con la madre de la niña víctima tienen un poco más de aire.
domingo, 8 de noviembre de 2015 · 09:31

Por Gustavo Martínez Puga

Con un ojo puesto en el calendario, el caso de la niña del milagro del cura Brochero ya está en la Cámara Penal. Ahora es el tiempo el que apremia: si los jueces no hacen el juicio y dictan una sentencia en menos de 11 meses, los dos principales sospechosos podrían quedar libres, principalmente Pedro Oris, ya que la madre de la menor, la docente Alejandra Ríos, fue detenida con posterioridad.

En los últimos días el juez Benito Ortiz, del Primer Juzgado de Instrucción, clausuró la etapa de investigación y elevó la causa de Camila Brusotti (10) a la Cámara Penal. El paso que sigue es que allí se realicen todos los trámites para finalmente poner una fecha para hacer el juicio y dictar una sentencia.

Sólo ése acto procesal interrumpe el máximo de la prisión preventiva: 3 años. De lo contrario, los imputados deberían ser puestos en libertad.

Y, aunque suene a mucho, 11 meses en los tribunales sanjuaninos no una gran cantidad de tiempo, debido al cúmulo de juicios y otros actos procesales que deben hacer en la Cámara Penal, donde también hay escasez de empleados.

A eso debe agregarse la burocracia judicial. Sin ir más lejos, el miércoles de la semana pasada debió ser liberado un ex obrero minero que está procesado por abusar sexualmente de sus tres hijos biológicos, debido a que cumplió 3 años con prisión preventiva y no le pudieron hacer un juicio y dictarle una sentencia.

Esos 11 meses son los que faltan para llegar al último día de octubre de 2016, cuando se cumplirán los 3 años de prisión preventiva para Pedro Oris.

Si bien faltan 12 meses para esa fecha, hay que tener en cuenta que en el mes de enero el Poder Judicial de San Juan se paraliza por completo por la feria judicial o vacaciones de verano. También hay que descontar las dos semanas de feria de invierno.

El último viernes 30 de octubre, el juez Benito Ortiz prorrogó la prisión preventiva por un año más a Pedro Oris.

Ése hombre es el padrastro de Camila Brusotti y está procesado por "homicidio en grado de tentativa, agravado por la violencia de género”. Y el juez Ortiz también le imputó "lesiones graves reiteradas”, porque dio por probado que, además de intentar matar a la niña, le dio golpizas.

Mientras que la madre biológica de la menor, Alejandra Ríos, fue procesada por "intento de homicidio agravado por el vínculo”. Es porque intentó matarla y el hecho está agravado por ser su propia madre. Además, el juez Ortiz también procesó a Alejandra Ríos por "lesiones agravadas y reiteradas”.

Como Alejandra Ríos fue detenida en la noche del lunes 5 de mayo de 2014, siete meses después de la última golpiza que recibió Camila, su prisión preventiva vencerá más tarde que la de Oris: en mayo de 2017.

Hasta ahora Ríos está con privada de su libertad en la Brigada Femenina de la Policía de San Juan, a pocas cuadras de su casa materna, debido a que tuvo un bebe recién nacido, hijo de Pedro Oris.

Por los golpes que le dieron, Camila estuvo mucho tiempo en terapia intensa con daños cerebrales irreversibles, además de lesiones corporales viejas y nuevas. Los médicos determinaron que esas lesiones no eran producto de una caída de un caballo, tal como dijeron Oris y Alejandra Ríos.

Tiempo después, vino el milagro que atribuyen al mítico cura Brochero de Córdoba, el cual fue tenido en cuenta como el segundo episodio inexplicable para la ciencia que se le atribuye a ese cura gaucho.

Galería de fotos

Comentarios