ADMINISTRACIÓN FRAUDULENTA

El negocio del escándalo Naranjo-Fornasari recibió $ 30 millones de préstamo

Se trata de Cerdos San Juan, la cual se dedica a la cría y gestación de cerdos de calidad. La empresa que recibió la suma millonaria de la Nación aún no tiene escriturado a su nombre la propiedad por una causa judicial penal ajena que frenó la operación. Por Gustavo Martínez Puga.
viernes, 06 de noviembre de 2015 · 06:51
Por Gustavo Martínez Puga

En Tribunales el anuncio sorprendió a propios y extraños. En el área de Producción del Ejecutivo provincial no tuvo nada de particular. Lo concreto es que el negocio que dio origen al cinematográfico escándalo policial que involucró a los empresarios Hugo Naranjo y Eduardo Fornasari recibió un millonario préstamo de 30 millones de pesos por parte del Gobierno Nacional. El dato objetivamente curioso: la multinacional de capitales ingleses que recibió el crédito aún no tiene escriturado a su nombre la empresa por la que recibió el beneficio.

Esa empresa tiene el nombre comercial de Cerdos San Juan. Está ubicada en el departamento 9 de Julio y se dedica a la cría y la gestación de cerdos de alta calidad. Esa propiedad está dividida en tres grandes lotes. Y la firma Cerdos San Juan sólo pudo escriturar a su nombre uno de ellos, el principal (donde está la mayor inversión), debido a que los otros dos lotes fueron embargados por la Justicia en una causa judicial por administración fraudulenta abierta a quién le vendió ese emprendimiento a los capitales ingleses, el empresario Hugo Naranjo.

CLAVES DEL LÍO

Hay tres episodios que son claves para entender por qué llamó la atención en Tribunales que recibiera esos 30 millones de pesos por parte del Estado Nacional ese negocio que dio origen al escándalo Naranjo-Fornasari.

1-En marzo de 2006, en la firma Escobar SACIFI descubrieron que Hugo Naranjo los habría damnificado millonariamente en el diferimiento impositivo Campo Fértil, tal como nació el criadero de cerdos. Naranjo era un gerente con poder de decisión. Fornasari era uno de los principales socios de esa firma, en la cual siempre se tuvo como referente al ex gobernador Jorge Escobar. Fornasari descubrió una escritura en la cual Naranjo se auto vendía el emprendimiento porcino por la suma de 8 millones de pesos. 

2-En febrero de 2009, Fornasari denunció penalmente por estafa a Naranjo.

3-El 27 de mayo de 2009, el empresario Hugo Naranjo sufrió un espectacular atentado en una fría noche de invierno. Cuando estaba en su oficina, entraron, lo rociaron con un bidón con nafta, le pegaron cinco tiros en la cabeza y le prendieron fuego. Nadie se explica cómo, pero sobrevivió. Y, para colmo, envuelto en llamas y ensangrentado, salió a la calle a pedir ayuda y fue filmado por un camarógrafo que pasaba por el lugar.

Por ese atentado, Fornasari estuvo preso como el ideólogo del atentado mafioso. Pero la Corte de Justicia lo desvinculó definitivamente de ese escándalo. Quien sí fue condenado fue su jefe de seguridad, el ex comisario Alejandro Pereyra, a quien condenaron a 17 años de reclusión.

Luego de todo ese proceso judicial por el atentado, la causa judicial que había iniciado Fornasari contra Naranjo evolucionó. Y en el Quinto Juzgado de Instrucción lo terminaron procesando por una modalidad de la estafa, la administración fraudulenta, porque entendieron que era cierto que se había auto vendido el emprendimiento: siendo gerente de la firma Escobar SACIFI se lo vendió a otra firma en la que también era socio propietario.

Y esa otra firma es la que le vendió el criadero de cerdos a la firma de capitales ingleses llamada Cerdos San Juan.

TRABA JUDICIAL

Cuando esa operación se estaba terminando de concretar, en el Quinto Juzgado de Instrucción le trabaron un embargo de 5 millones de pesos a Naranjo y, además, impidieron que se terminara de pasar la propiedad de Naranjo a Cerdos San Juan. Por eso es que ésta última empresa sólo tiene escriturado a su nombre una de las tres fracciones de la propiedad.

Incluso, en septiembre último el juez Benedicto Correa (ahora titular del Quinto Juzgado de Instrucción) elevó de 5 a 20 millones de pesos el embargo contra Naranjo. Lo hizo a pedido del querellante, Fornasari, porque planteó que había quedado defasado en el tiempo.

A pesar de ese obstáculo judicial, la empresa Cerdos San Juan recibió el préstamo de 30 millones de pesos.

"El Gobierno de la Provincia hizo un acompañamiento para el otorgamiento del crédito porque la mejora tecnológico que hicieron es muy interesante. De todas maneras, la Provincia no tuvo que ver en el otorgamiento del crédito. El análisis financiero lo hizo una comisión integrada por funcionarios de los ministerios de la Producción, de Industria y de la Jefatura de Gabinete de la Nación. El crédito lo otorgó el Banco de la Nación Argentina”, explicó Leonardo Gioja, secretario de Política Económicas del Ministerio de la Producción del Gobierno Provincial.

Respecto de la causa judicial, Gioja dijo que era algo ajeno a la gestión hecha por el Gobierno Provincial y aseguró que esa es una explicación que debía dar la empresa.

Tiempo de San Juan intentó tener la palabra de la empresa. Fuentes vinculadas a la multinacional admitieron que recibieron el préstamo sin que aún la propiedad esté totalmente escriturada a su nombre, pero minimizaron el hecho al sostener que "legalmente la operación está cerrada y lo de la escrituración es una cuestión que se va a solucionar”.

Galería de fotos

Comentarios