La diversión que no fue

Conocé el testimonio de uno de los padres que dejó a sus hijas en el matinée

Marcos Montiel es el papá de dos nenas que fueron al matinée Funtastic. Conocé qué fue lo que pasó.
lunes, 21 de mayo de 2012 · 12:51

Una tarde de diversión se transformó en un muy mal día. Durante la siesta, las chicas ya estaban preparándose para salir a bailar a una matinée, el primero en su lista de salidas. Con toda la expectativa, Dana y Dalma Montiel, de 12 y 14 años, partieron de su casa rumbo al Hotel Alkazar para disfrutar de música en compañía de sus amigas. Sin embargo, la fiesta no fue lo que esperaban.

“Cuando las chicas llegaron al hotel, tipo 20.15, no las dejaron entrar porque la capacidad del salón ya estaba sobrepasada. Ante la negativa decidieron irse a comer una pizza a un salón comercial de la vuelta y esperar un rato más para ver si las dejaban entrar. Pasaron un rato en la casa de comidas y sintieron el sonido de la sirena de muchas ambulancias. Ahí Dana y Dalma salieron corriendo a la puerta del hotel a ver qué pasaba y se encontraron con chicos corriendo por todos lados y médicos sacando adolescentes desmayados de adentro. Fue horrible”, comentó el padre de las nenas a TIEMPO DE SAN JUAN, Marcos Montiel.

¿Cómo llegaron las entradas a manos de las chicas? Montiel contó que sus hijas le dijeron que se trataba de un matinée, “Funtastic”, que promocionaban algunos amiguitos de ellas. La organización les entregaba pulseras a los líderes y ellos eran los encargados aparentemente de repartir las tarjetas con las que se permitía el ingreso. En caso de abonar en la puerta del hotel, se pagaba $20.

Un salón alquilado, una fiesta sin autorización y capacidad excedida, todos elementos que formaron un combo explosivo, que terminó sin consecuencias graves, pero sí para lamentar.

 

 

 

 

 

 


Comentarios