Se la llevó

¡Atajate este penal!

La rubia se fue con el arquero buscando el calor de las playas europeas
martes, 07 de febrero de 2012 · 11:03

Desde hace un mes, Melina está viviendo en España, en Gran Canaria. Llegó para acompañar a su novio, Fabían Assmann, prestado por Independiente a Las Palmas.

-El matrimonio de futbolistas con modelos a ellos los potencia mediáticamente, pero futbolísticamente los destruye. ¿Lo hablan?

-Aunque no lo creas sí. No sé qué pasa en otras parejas pero nosotros lo hablamos desde el principio. Al principio, nos ocultamos. Pero después él se la rejugó por la relación. Ahora yo me la juego por él.

-¿Vas mucho a la playa?

-No, ahora no tanto. Pero aprovecho la pile del hotel hasta que nos den el departamento y nos mudemos.

-¿Te pensás quedar allá?

-Nooo. Tengo un montón de laburo en Buenos Aires. Por suerte Lean (NdR.: Leandro Rud, hoy el Midas de las modelos) me arregló todo para que me pueda quedar acá hasta noviembre. Además tengo que ir para allá para ir viendo lo del casamiento.

-¡Ah!, ¿se casan? ¿Para cuándo la fiesta?

-Entre diciembre y enero.

-¿Y no vas a extrañar salir de caravana?

-No. Vos tenés una imagen mía equivocada (se ríe). Yo siempre fui tranquila. A vos te llegaban mal los rumores. Yo siempre fui de estar de novia mucho tiempo. Con Esteban estuvo como dos años. Y antes venía de otro romance largo. Es más, soy la típica que cuando se pelea o está sola vuelve con algún ex.

-Vos sabías que dicen que para que el jugador no se quede sin piernas, lo recomendable es que sea la mujer la que va arriba, ¿no?

-No, no sabía. Pero tiene su lógica. Ahora que me decís Fabi a veces se queja de que le quedan doliendo los muslos. Jajaja.

-¿Vos ya habías salido antes con un futbolista?

-Nunca. Les escapaba. Mis amigas todo el tiempo querían presentarme a alguno, o aparecían por Facebook.

-Te lo preguntaba para saber si un aquero tenía alguna habilidad distinta a otro tipo de jugador. En la cama, claro..

-No sé, no te puedo decir. Pero él todo lo que hace lo hace bien.

-¿Y qué hacen?

-Lo normal: lo ato, le pego con un látigo. Jajaja. No, es joda. Nada, lo mismo que todas las parejas.

-La mayoría de las parejas lo hacen una vez por semana, según algo que leí últimamente. Ustedes están dale que dale hace un mes. El menú tiene que variar…

-Todo el tiempo. A mi no me gusta siempre lo mismo.

-¿Quién lleva el control?

-A mí en la cama medio que me gusta sentirme amarrada, que me inmovilicen y me den. Me gusta pedir que me hagan cosas. Pero no siempre. A veces soy yo la que toma la iniciativa. Igual no hacemos nada que no hayas visto. Yo siempre tuve una vida sexual muy tranquila.

Comentarios