un sanjuanino, con moria y a cosquín

Nacho Silva: “Soy un chico de suerte”

Cantante, pasó por “Operación Triunfo” en 2009. Moria Casán lo invitó a su espectáculo “La Revista de Buenos Aires”. Fusiona folclore y rock y le gusta la estética andrógina. Mirá la interpretación en video de un tema clásico del folclore nacional.
martes, 03 de enero de 2012 · 12:31


Aires nuevos para el folclore. Nuevos, maquillados y vestidos como para despistar al más atento. Con esa intención llega Nacho Silva al género. El chico ya se hizo notar cuando pasó por Operación Triunfo en 2009. Aunque entonces quedó en séptimo lugar en el programa que buscaba talentos musicales, no se desalentó. Antes de llegar al reality, ya había transitado escenarios cantando. Y es lo que sigue haciendo desde entonces. Su expresividad y su estética tan personal llamaron la atención de Moria Casán. Tanto que la diva lo convocó para que interpretara algunas de sus canciones en el espectáculo La Revista de Buenos Aires que ella encabeza en Mar del Plata. El estuvo allí el viernes y fue por más. También se animó a hacer una breve imitación de Moria.

“Casi me muero cuando me enteré de que ella me había invitado a su show. Me la había cruzado antes y me había dicho que le gustaba lo que yo hacía. Fueron unos nervios terribles, sobre todo por la imitación, pero lo hice con admiración y respeto. Fue un verdadero placer”, dice Nacho.

Incansable, a los 20 años ya está preparando su segundo disco, con temas de su autoría y también con versiones propias de canciones clásicas del folclore. “Con la música ya recorrí todo el país. Actué en casinos, en festivales, en peñas, en discotecas. Donde me llaman, voy”, avisa.

Lo de él es la fusión: desde lo musical y también desde lo visual. “Me gusta agregarle guitarras electrónicas y batería a las tradicionales guitarras criollas y bombos. Pero eso no es algo que haya buscado, se dio así, surgió naturalmente. Yo estudio folclore desde los siete años, es lo primero que escuché en mi vida. Y después descubrí el rock, que también me gusta. Y fue saliendo lo que hago ahora”.

El paso por la televisión en Operación Triunfo lo siente como un trampolín, como un envión para su carrera. “Me abrió muchas puertas y fue un paso más en mi crecimiento. Mi objetivo no era ganar, sino tener la posibilidad de hacerme más conocido para seguir cantando. Y, por suerte, pude lograrlo”, asegura.

Nacho dice que, de chiquito, era tan inquieto que lo mandaban a estudiar de todo: música, danza, comedia musical, teatro. Y le sirvió para encontrar su vocación. “Además de cantar, amo bailar y actuar. Me encantaría hacer una telenovela, un personaje cómico o de malo”, dice. Mientras, despliega el histrionismo en el escenario, acentuando ese look andrógino que lo caracteriza.

Su imagen, también atípica para el mundo del folclore, igualmente responde a sus gustos variados. “Cuando bailaba estaba todo bien con el traje de gaucho. Pero cantar en un escenario vestido así me resultaba incómodo. Y por eso decidí ponerme la ropa que me gusta: tachas, cadenas. Y usar maquillaje, como siempre, que también me encanta”.

Muchas veces, esa estética ambigua despierta prejuicios y lo miran raro. “Pero una vez que estoy en el escenario y me expreso, se olvidan y está todo bien. Soy conciente de que puede confundir un poco. Pero siempre me tratan con respeto, como lo hago yo con los demás. Al principio puede causar sorpresa, pero los que me conocen saben que soy así siempre”.

El muchacho que se crió en el barrio de La Boca, cada tanto se anima a un tango. Pero las vacaciones familiares en San Juan, en su niñez, le hicieron descubrir las guitarreadas en los asados y las peñas.

“Siento que soy un chico de suerte. Me preparé para esto y puedo trabajar de lo que me gusta. Nunca paré un segundo. Las cosas se van dando cuando uno las va buscando. Y estoy contento con seguir creciendo cada vez más”.

Con su primer disco estuvo de gira en 2010 por Francia, España y México. Y espera que el segundo le siga abriendo puertas.

Se viene Cosquín

Despacio, recorriendo peñas en cada rincón de la Argentina, Nacho Silva estuvo varias veces participando en el Pre Cosquín. Pero este año, va a entrar por la puerta grande al mayor festival folclórico argentino y el 26 actuará en uno de sus escenarios. Será una prueba más en el largo camino del artista.

Otras Noticias